Cinco atributos para la jefatura del Ministerio de Hacienda de Boric

Exautoridades de Hacienda y economistas creen que es clave que el nuevo titular de las finanzas públicas tenga un gran respaldo político de parte del Presidente, solidez técnica y gran credibilidad en el mercado, y altos grados de flexibilidad y capacidad negociadora para un complejo periodo de gobierno que se avecina. Además, consideran importante que el nuevo ministro arme un buen equipo de trabajo y tenga una correcta performance comunicacional.




A menos de dos semanas de que el presidente electo Gabriel Boric nombre a su gabinete y a su clave nuevo ministro de Hacienda, en el mundo económico creen que el nuevo titular de las finanzas públicas debe poseer y cultivar un mínimo de características que le permitan enfrentar el duro escenario que se avecina.

La coalición de Apruebo Dignidad deberá lidiar durante los próximos cuatro años con un complejo menú de factores políticos y económicos que significarán una dura tarea para el nuevo timonel de Hacienda.

En medio de la tensión política que significará llevar adelante las reformas estructurales en materia tributaria y de pensiones contenidas en el programa de gobierno, el Banco Central proyecta que los próximos dos años estarán marcados por un bajo crecimiento y niveles de inflación mayores a los acostumbrados.

Es por ello que ex altas autoridades de Hacienda y economistas creen que el nuevo jefe de la clave cartera deberá rendir duras pruebas durante su ejercicio en el poder y describen cinco cualidades y destrezas que deberá fortalecer en su estadía en Teatinos 120.

Felipe-Larrain
Exministro de Hacienda, Felipe Larraín.

1.- Afinidad con el Presidente y capital político

Dada la alta probabilidad de que el próximo ministro o ministra de Hacienda llegue desde fuera del actual conglomerado de gobierno, será clave que logre una estrecha relación con el Presidente, de modo de fortalecer su capital político a la hora de lidiar con los desafíos del cargo.

“Debe tener cierta complicidad con el Presidente, especialmente si viene desde fuera de la coalición (...) Aunque se nombre a la persona más dura en términos de gasto fiscal, eso no será relevante. Si no tiene ningún peso político ni apoyo del Presidente, no podría hacer absolutamente nada”, afirma el exsubsecretario de Hacienda de la segunda administración de Michelle Bachelet, Alejandro Micco. Enfatiza que tiene que haber una relación “cercana y horizontal” como la que tuvo en su momento el exministro Andrés Velasco con la expresidenta Bachelet.

En la misma línea, el exministro de Hacienda Manuel Marfán dice que es clave que el nuevo titular de la cartera construya “complicidades” con los encargados de la lógica política y especialmente con el Presidente. “Idealmente, debe armar una sociedad de lealtad recíproca con la cabeza política del gabinete. Los buenos gobiernos son los capaces de conciliar la lógica política y la lógica económica. Cuando una de estas lógicas le pasa la aplanadora a la otra, esta última se tomará revancha más temprano que tarde”, explica el que fuera subsecretario de Hacienda durante la última etapa del gobierno de Eduardo Frei.

Un exministro de Hacienda, que prefirió no indentificarse, añade que es importante tender redes en el Congreso con actores relevantes y compatibilizar una mirada técnica y política en el ejercicio del poder. La misma fuente recuerda, asimismo, el alto precio que tuvo que pagar el exministro de Hacienda Rodrigo Valdés por la distante relación que tenía con la entonces Presidenta Bachelet. Valdés renunció antes del término de dicha administración.

Exsubsecretario de Hacienda, Alejandro Micco.

2.- Solidez técnica y credibilidad en el mercado

Se trata de una de las características más mencionadas por aquellos que conocen los pasillos del piso 12 de Teatinos 120. “El primer elemento que debe tener es la solvencia técnica, porque hay temas muy áridos en Hacienda. Tiene que ser capaz de comprender bien los distintos temas y eso requiere una profundidad técnica importante”, afirma el exministro de Hacienda del actual gobierno Felipe Larraín.

Manuel Marfán va más allá y dice que independientemente de la profesión, el elegido debe entender muy bien la lógica económica. “Como cabeza del equipo económico, no debe tener debilidades en ese respecto. Este es el principal tema que le permitirá validarse públicamente”, sostiene.

Con todo, el economista jefe para el Cono Sur de JPMorgan, Diego Pereira, agrega otra virtud relevante para el cargo: conocimiento profundo y experiencia en mercados financieros. “Chile va a necesitar buena comunicación para con los agentes financieros locales y los externos, dado que el endeudamiento del sector público ha vuelto a niveles no vistos desde principios de los 90, y seguramente seguirá creciendo dado el sesgo de la agenda reformista”, sostiene Pereira, quien precisa que el nuevo jefe de Hacienda deberá hacer comprender al resto del gobierno el riesgo que significaría una política fiscal sin restricciones.

Manuel Marfan
Exministro de Hacienda, Manuel Marfán

3.- Habilidad negociadora

A propósito de las grandes reformas estructurales que ha anunciado el nuevo conglomerado en el poder, para los expertos serán importante el liderazgo y la capacidad de negociación de la jefatura de las finanzas públicas con los distintos actores económicos y políticos. “Deberá tener la capacidad de escuchar, construir opciones alternativas viables y tener las prioridades claras para dedicar el foco del esfuerzo a las pocas cosas que importan más”, afirma la exsubsecretaria de Hacienda durante la primera administración Bachelet, María Olivia Recart. Coincide el exministro Felipe Larraín, quien añade como cualidad la experiencia en políticas públicas.

Desde Nueva York, el economista Diego Pereira reconoce que el liderazgo y la negociación serán claves en esta administración. “Convencer a los pares del gabinete sobre lo que es factible en cuanto a las reformas deseadas y comunicar correctamente los costos de algunas de las reformas en discusión, ayudando a definir prioridades. A su vez, ser el articulador en las negociaciones con la oposición para que reformas de mínimos puedan salir adelante. Experiencia previa en un cargo ejecutivo luce indispensable”, precisa Pereira.

En este sentido, el expresidente del Banco Central Vittorio Corbo, cree que el nuevo titular de Hacienda debe entender las restricciones macroeconómicas que enfrenta el país. “Debe ser una persona que tenga ascendencia sobre los otros ministerios”, dijo la semana pasada a Radio Infinita.

4.- Capacidad para armar un buen equipo

Independientemente de las capacidades técnicas y habilidad política del nuevo ministro, el equipo que lo acompañe será vital para poder manejar todos los flancos que se abrirán para la nueva administración, coinciden los expertos.

“Debe ser capaz de armar un buen equipo en el Ministerio, partiendo por el director de Presupuesto. El recurso más escaso en un gobierno es la inteligencia. El equipo de Hacienda debe contar con personas inteligentes, aunque al principio no sea muy claro su rol (...) debe contar con la perspicacia, fortaleza y la sabiduría para resistir presiones. Más de la mitad de la pega es atajar goles, sostiene Marfán.

El exsubsecretario Micco estima que ante la posibilidad de que el nuevo ministro sea externo a la coalición, resulta clave que el equipo de Hacienda que conforme el nuevo ministro sea capaz de entablar diálogos políticos fluidos con miembros del conglomerado. “Tendrá que suplir ese posible déficit con asesores que sí tengan esa complicidad con gente de la coalición”, explica Alejandro Micco.

5.- Cercano y buen comunicador

Pero una cualidad “blanda” que gana terreno en las habilidades que debe mostrar un ministro de Hacienda, en el marco de una sociedad chilena que exige autoridades más cercanas y empáticas, es la capacidad de transmitir y comunicar a la mayor parte de la población las transformaciones que busca la nueva coalición.

Mientras el exministro Felipe Larraín reconoce que una buena comunicación “ayuda mucho” al desempeño de la autoridad de Hacienda, un exjefe de las finanzas públicas asegura que es vital transmitir correctamente los mensajes importantes a la población.

“El ministro de Hacienda tiene que ser un vocero del gobierno en lo económico. Debe explicar en simple y no desde las alturas”, concluye un exministro que pidió reserva sobre su identidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.