Cyber Monday cierra con ventas por US$ 233 millones y foco se traslada a despachos

El evento superó las expectativas de la CCS, reflejando un nuevo récord para el comercio electrónico. Ahora el desafío para las marcas se centra en cumplir con los tiempos de entrega prometidos en la compra.


La versión 2018 del Cyber Monday superó las expectativas de sus organizadores, anotando US$ 233 millones en ventas, un 23% sobre lo recaudado en el mismo evento de 2017 y US$3 millones sobre la estimación hecha por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) a principios de octubre, detalló la Secretaria Ejecutiva del Centro de Economía Digital de la CCS, Yerka Yukich.

Un tema de análisis fue el cambio de fecha del evento, que se adelantó un mes respecto de su versión anterior. En el caso de Ripley.com “a pesar del cambio de fecha y de la lejanía con Navidad, observamos el interés y la elección por parte de los clientes. Esto lo vemos porque es mucho más alto el flujo que registramos, tanto en ventas y visitas”, indicó Carlos Honorato, gerente de Ripley.com.

La nueva fecha benefició también a los viajes. En Despegar.com, el 88% de quienes compraron boletos optaron por destinos internacionales, “esto porque gran parte de los viajes serán durante vacaciones y los precios están muy convenientes para el extranjero”, dijo Dirk Zandee, Country Manager Despegar.com Chile – Perú.

Despachos

Tras el fervor de los tres días de compra, ahora el foco está en las entregas.

Sebastián Ojeda, CEO de Beetrack, explicó que las empresas han trabajado con mucha anticipación en la planificación de las capacidades de despacho diario, en el abastecimiento de las tiendas, así como en las entregas en 24 horas de la compra.

“No obstante, a medida que la demanda aumenta, se va aplazando la fecha de compromiso con un límite de dos semanas, que es el período en que se deben haber despachado todas las compras de este evento”.

Matías Quiroga, gerente comercial de APL Logistics, destaca que este año la inversión para el desarrollo del Cyber Monday ha aumentado más de un 50%. Dentro de ese porcentaje, donde más se ha invertido es en Transporte estratégico y en aspectos de Bodegaje y Tecnología. Sin embargo, sobre los tiempos de despacho Quiroga precisa que “debido a la gran escala de compras, estos pueden incluso aumentar al doble. Necesariamente son tiempos que se alargan, y la estrategia de las empresas va en búsqueda de satisfacer de mejor manera al cliente”.

Esas estrategias buscan aumentar las opciones y puntos de retiro en tienda, permitiendo descomprimir los despachos, además de habilitar nuevos espacios en lugares de fácil acceso.

Esto último es lo que está haciendo Chilexpress, que para este evento sumó el servicio de Pick Up, que consiste en tiendas o almacenes de barrio, que en convenio con la empresa, pemiten el envío o retiro de productos.

“Este nuevo formato busca entregar mayores alternativas para ir a retirar o despachar pedidos, y en horarios más flexibles y extendidos”, lo que se suma al incremento de la capacidad de transporte a regiones, las rutas de entrega a domicilio, entre otros aspectos, detalló Juan Pablo Sepúlveda, gerente comercial de Chilexpress.

En tanto Correos de Chile se autoimpuso la meta de entregar los envíos al cliente final entre uno y dos días después de recibidos por los comercios, dependiendo del destino, indicó Marcela Soto Gerente Comercial de la compañía.

“Nos hemos propuesto acortar los plazos de entrega, y mejorar nuestra trazabilidad, para satisfacer tanto las necesidades de los comercios como la de los clientes finales”, por ello la compañía está invirtiendo en tecnología y automatización, “para hacer más eficientes nuestros procesos”.

Seguir leyendo