Gonzalo Restini

Gonzalo Restini

Panelista de Información Privilegiada de Radio Duna

Pulso

Don’t Go West


Tantas veces se escuchó Go West…¡, en todos los idiomas, como la llamada de las oportunidades y la tierra prometida.

Así hizo Colón y los que lo siguieron buscando hacerse la América. Así lo hicieron los pioneros de 1849, cuando llegaron a San Francisco en busca del oro y los que después poblaron el “Lejano Oeste”.

Así mismo cantó Village People en los 70 cuando los americanos en masa se trasladaban a California, donde el cielo sí era azul. La misma canción fue reinterpretada genialmente por los Pet Shop Boys cuando, a principios de los 90, recién disipado el polvo de la caída del muro, Occidente se instalaba como la única opción.

Todos estos hechos marcaron cambios de ejes de poder definitivos. Cambios de época. Si tuviésemos que buscar el llamado que refleje estos tiempos, la orden definitivamente tendría que ser la inversa: Dése la vuelta : Go East¡. Este año el PGB de China debiese ser el 63% del de EEUU, US$12,2 trillones vs US$19,3 trillones, respectivamente. Cuando despuntaba el milenio, la economía china, el verdadero socialismo del Siglo XXI, era sólo un 11% de la americana.

Los dados están echados. Al comienzo el crecimiento fue mayormente inversión. Pero hoy hay un nuevo orden, donde el mercado de consumo más grande del mundo, con escala y poder adquisitivo, está en Oriente y no en Occidente.

El mejor testimonio del ello se dio el domingo pasado, en el reciente “Día del Soltero”, organizado por Ali Baba.

Para dar contexto, el Black Friday, el mayor evento comercial de Estados Unidos, genera ventas online por unos US$5 billones. El Cyber Monday, unos US$6,6 billones.

Pues bien, el Día del Soltero, inventado hace sólo 10 años por Daniel Zhang, actual CEO de Ali Baba, generó ventas, sólo en las propiedades de Ali Baba, por un total de US$30,8 billones en 24 horas, lo que demora el sol en dar una vuelta a la tierra. JD.com y otras se sumaron con cifras billonarias.

Originalmente, pensado en regalarse uno mismo como una forma de festejar la soltería (se celebra el 11/11), ha adquirido dimensiones copernicanas, reflejadas en sus números. Se alcanzaron ventas por US$1 billón en el espacio de 85 segundos.

En 60 minutos, se llegó a US$10 billones, casi el Cyber Monday y el Black Friday sumados. En su peak, se procesaron unas 300.000 transacciones por segundo, varias veces más que las realizadas por Visa y Mastercard combinadas a nivel mundial.

Más de 1.000 millones de paquetes fueron despachados a China y todas partes del orbe. Los servidores no se fundieron, las cadenas de distribución funcionaron, los equivalentes al Sernac no salieron a crucificar a nadie. Se creció en 27% respecto al año pasado. Todo esto, sin contar otras empresas que se han subido al carro de los solteros, como JD.com

Daniel Zhang no debe dejar de sorprenderse de cómo una idea salida de su cabeza (¿habrá sido tomando un café,manejando, en la ducha?), su anti-San Valentín, ha transformado todo de forma tan radical.

Ahora habla del nuevo retail, que aumentará sus ventas y mejorará su experiencia haciendo interactuar los mundos físicos y digitales. Habrá que mirarlo. Este muchacho sí que puede cambiar el planeta.

Seguir leyendo