El protagonismo de la Facultad de Economía de la U. de Chile en las candidaturas presidenciales

Fachada de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile

Tres asesores económicos de primera línea de candidatos de centroizquierda y de izquierda son académicos de la FEN, y varios más de distintas tendencias también están participando. ¿Por qué está facultad y no otra? Es un sello de sus profesores de economía, señalan, aunque de 37 solo unos 10 están involucrados.




Todas las verdades se tocan en la Universidad de Chile, decía su fundador, Andrés Bello. Y en la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la casa de estudios ese espíritu parece estar hoy más vivo que nunca.

La FEN por estos días ha estado en la primera línea de la discusión económica-política, ya que cuenta en sus filas con tres académicos que están a cargo de los programas económicos de candidatos presidenciales de centroizquierda e izquierda. A saber: Daniel Hojman con Paula Narváez; Ramón López con Daniel Jadue, y Roberto Álvarez con Carlos Maldonado. Aestos se suman Nicolás Grau, que es parte de uno de los equipos de Gabriel Boric, Dante Contreras también en la candidatura de Narváez, así como Fabián Duarte en la de Maldonado, y algunos profesores que están en las campañas de los candidatos de Chile Vamos, como Jorge Hermann (Joaquín Lavín), Guillermo Le Fort y Alejandro Alarcón (Sebastián Sichel), entre otros.

¿Por qué la FENestá nutriendo de tantos asesores a las candidaturas en relación a otras facultades de Economía? La respuesta que más se repite al conversar, en off y en on con académicos de distintas sensibilidades al interior de la institución, es que es parte del perfil que han tenido siempre sus profesores. “Se genera un match entre académicos muy destacados a los que les interesan mucho las políticas públicas y ser parte de las discusiones, y una facultad que también le gusta que sus profesores tengan esta visión”, dice un profesor.

En una línea similar, el actual director de la Escuela de Economía y Administración, Roberto Álvarez, quien está trabajando en las propuestas de Carlos Maldonado, indica que “tenemos un sesgo en el que nos preocupan las políticas públicas. Son temas de interés y conectados más con la realidad, aunque todos publicamos y venimos del mundo académico”.

Nicolás Grau también apoya esa visión, pero resalta que “hay mucha gente que está súper lejos de esto, la mayoría (de los académicos) no está metido en nada”.

De hecho, el Departamento de Economía tiene actualmente 37 profesores y, entre primera y segunda línea de apoyo a candidaturas, se puede contar unos 10 académicos con distintas jornadas, desde profesores titulares a otros que van a realizar ramos puntuales.

“Hay algunos que están metidos en políticas públicas de manera más intensa. Me gusta que eso conviva con gente que tiene un trabajo más ‘neutro’ en términos políticos, de académico puro”, complementa Grau.

A pesar de que en estos días las candidaturas con académicos más visibles, por estar en primera línea, son de izquierda o centroizquierda, al interior de la facultad descartan que eso muestre una imagen de lo que es la institución.

El director del Departamento de Economía, Jaime Ruíz Tagle, asegura que “la universidad promueve la pluralidad y la excelencia, y las distintas visiones y puntos de vista. Para nosotros siempre va a ser motivo de orgullo que puedan ser influyentes en temas de economía y políticas públicas, y representar la diversidad de opiniones”. Además, la participación que tienen siempre es fuera de su horario y de sus responsabilidades académicas, subraya.

Remarca que en esta coyuntura ha tocado que los principales asesores han sido de candidatos de centroizquierda e izquierda, pero que en distintas campañas ha habido de todas las corrientes políticas.

Varios académicos recuerdan, además de los ya nombrados que están en las actuales campañas de ChileVamos, la primera campaña de Sebastián Piñera, donde estuvo muy involucrado el exdecano FelipeMorandé, o en las de Eduardo Frei en 2009 y Michelle Bachelet en 2013, con nombres como Andrés Gómez-Lobo, Óscar Landerretche, Aldo González, Alberto Arenas, Alejandro Micco, entre otros.

Otro profesor de todas formas reconoce que, en general, quienes más han participado en la FEN en temas más políticos han sido personas ligadas a la centroizquierda. “Se han hecho los esfuerzos por tener más profesores con visiones más de derecha, para aumentar la diversidad, pero la competencia es difícil, hay facultades con mayor presupuesto”, refuerza un miembro de la facultad.

Con respecto a la convivencia al interior de la institución, todos señalan que no se ve afectada por las decisiones políticas de cada uno. La duda por cómo está la interna de la facultad tomó un nuevo vuelo esta semana, tras un duro comentario del académico Ramón López hacia su par Daniel Hojman, por redes sociales, sobre la valía de su opinión por tener menos publicaciones en journals económicos.

Si bien, cuentan, hubo un repudio general a la situación, al mismo tiempo los profesores señalan que fue un hecho puntual y que de ninguna manera refleja el comportamiento de los académicos.

“Nosotros somos educadores, somos un modelo a seguir. El mensaje a los estudiantes es que uno puede discrepar, pero siempre con respeto”, señala un profesor.

De hecho, esa misma diversidad e involucramiento en temas de políticas públicas no se ve como “un problema que pueda lesionar la imagen de la FEN, sino que todo lo contrario”, agrega.

“Alos alumnos les ofrecemos una educación de excelencia y que confronten ideas”, dice otro académico.

“Es parte de la riqueza de la facultad, es una virtud y a los alumnos les hace bien”, ratifica Ruiz Tagle.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.