Extranjería e INE tendrán base de datos única sobre migrantes

El objetivo de este trabajo es desarrollar un sistema de interconexión para centralizar el registro de extranjeros y tener una cifra única y de esa manera caracterizarlos mejor. El plazo para oficializar esta nueva cifra es a fines de enero. Hoy habrían más de un millón 100 mil extranjeros.


La cantidad de inmigrantes que habitan Chile sigue siendo una incógnita. Si bien la cifra oficial es lo que publica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) a través del censo, el mayor flujo migratorio que ha desarrollado el país ha ido dejando desactualizada esa cifra.

De acuerdo al Censo 2017 dicho registro llega a 746.465 personas, mientras que la Encuesta Casen 2017 mostró que la población llegaba a 777.407.

En paralelo a ello, los cálculos del Departamento de Extranjería y Migración contabilizados a través de las visas que entregan más la información de la Policía de Investigaciones (PDI) que registra los ingresos y los egresos y los que se quedan en país, que se denomina saldo migratorio, le arrojan otra información.

A junio de 2017 ya estimaban que en el país había 966.363 extranjeros y diciembre de 2017 el número subía a 1.119.267 lo que representa el 5,9% de la población.

Otra aproximación a la cifra la entregó el Banco Central en el informe “Caracterización de la Migración Reciente en Chile”, el cual describió que “el fenómeno de entrada de inmigrantes se concentró en 2016 y 2017”.

Por carril aparte transitan también las bases de datos que tiene el Registro Civil que hasta mediados de año había entregado cerca de 400 mil cédulas.

Ante esta dispersión de datos sobre inmigrantes, el Departamento de Extranjería y Migraciones junto al INE están desarrollando un sistema de interoperabilidad, para centralizar el registro de migrantes y tener una cifra única de extranjeros. La mesa de trabajo está integrada además por el Registro Civil.

De acuerdo a fuentes del gobierno, el objetivo de este trabajo en conjunto con el INE busca darle robustez metodológica al número concreto. Esto, porque la idea es ir avanzando en tener un número oficial validado por el INE y compartido con las otras instituciones. De esta manera, se busca terminar con las distintas cifras que están en dispersas hoy sobre inmigrantes.

Quienes participan de este proceso, afirman que dentro de esta nueva base de datos se buscará también caracterizar a esa población en el sentido de determinar su comuna, el trabajo que desarrolla, su sistema de salud y previsional, así como también si desempeñan un empleo formal o informal, entre otras variables.

El plazo con el que trabajan para presentar esta nueva cifra y comenzar el trabajo formal es a fines de enero. El encargado de llevar adelante este proceso sería el propio Departamento de Extranjería y Migraciones.

Este sería un primer paso para mejorar la interconexión de los datos de inmigrantes que tienen las distintas entidades públicas. Entre ellas, la información educacional, previsional y laboral.

Todo este trabajo empalmará después en el nuevo sistema integrado de registros administrativos que el INE comenzará a desarrollar el próximo año.

La mayor robustez estadísticas que se busca tener responde a que en los próximos años el flujo migratorio continuará incrementándose e incluso el Ejecutivo espera que en un plazo de 8 a 12 años la población extranjera represente el 10% del total.

Por ello, para el gobierno es clave contar con datos actualizados de extranjeros y de esa manera planificar de menor manera las políticas públicas destinadas a los extranjeros.

País receptor

Chile ya se transformó en un país receptor de extranjeros principalmente de la región. Y por ello, difícilmente ese estatus cambiará en un corto plazo, sino más se seguirá incrementando. Un ejemplo de aquello es que si en 2006 la población extranjera era de 154.643 personas, lo que equivalía a 1% de la población.

En 2015 los inmigrantes sumaron 465 mil, representando el 2,7% de los 17,5 millones de personas que habitan el país. En 2017, la cifra que reflejó el Censo se elevó considerablemente a las 746 mil, es decir, el 4,35% del total de habitantes.

La dispersión de cifras

Departamento de Extranjería y Migraciones

El Departamento de Extranjería y Migración contabiliza a través de las visas que entregan la cantidad de extranjeros que habitan el país. Además, con la información que le entrega la Policía de Investigaciones (PDI) de los saldos migratorios, le permiten estimar la población extranjera que habita Chile.

Instituto Nacional de Estadísticas

El INE es actualmente la entidad que entrega la información oficial de población. Para el caso de los inmigrantes, el Censo abreviado 2017 arrojó que los extranjeros en Chile llegan a las 746.465 personas, representando el 4,35% en 2017. De los inmigrantes censados, 66,7% declaró haber llegado a Chile entre 2010-2017.

Registro Civil

Este organismo es una de las entidades que también se relaciona directamente con los inmigrantes a través de la entrega cédulas de identidad. En 2017 se entregaron más de 360 mil. Este año participó en el proceso de regularización. Hasta mediados de año la cifra bordeaba las 400 mil.

Encuesta Casen

Según la última Encuesta de Caracterización Económica y Social (Casen 2017), el total de inmigrantes en el país es de 777.407 personas, lo que equivale a un alza de 67% en relación al sondeo de 2015. Con esto, el porcentaje de inmigrantes en el total de la población del país pasó de 2,7% a 4,4%, su mayor tasa desde que hay datos comparables (2006).

Banco Central y mercado laboral

El Banco Central desarrolló un informe sobre el mercado laboral y los inmigrantes. En ese documento, la participación de los inmigrantes en la fuerza de trabajo más que se duplicó entre 2015 y 2017, pasando desde 4,0% a 8,8% del total. En cifras absolutas, el número subió desde 343.436 a 800.311 en tres años.

Seguir leyendo