Fernando Coloma y condena contra Motta por caso Cascada: “Me imagino que la Fiscalía irá tras Julio Ponce”

El superintendente que inició el caso en 2013 valoró el fallo y espera que haya más formalizados y condenados en la arista penal.


Luego de que ayer se conociera la condena de cuatro años de libertad vigilada contra Aldo Motta, en el marco de la arista penal del caso Cascada, Fernando Coloma, el superintendente de Valores y Seguros que inició el caso en 2013, valoró el fallo.

“Es una sentencia muy importante. Más allá de la discusión de si la pena es proporcional o debió ser más alta, lo relevante es que respalda la convicción que llevó a la superintendencia a formular cargos y luego emitir sanciones contra los que crearon y utilizaron el esquema para beneficiar al controlador y perjudicar a los minoritarios”, sostuvo Coloma en conversación con PULSO.

En ese sentido, agregó que la sentencia ratificó la participación que tuvo Motta dentro del esquema, lo que fue determinado en su momento por el regulador del mercado de valores.

Fernando Coloma fue el superintendente de Valores y Seguros (SVS, hoy CMF) que inició el caso Cascada tras formular cargos, en 2013, contra Julio Ponce, el dueño de las sociedades Cascada que entonces controlaban SQM, ejecutivos de las firmas, entre ellos, Aldo Motta, y otros involucrados.

Histórica sentencia: Aldo Motta es condenado a 4 años de libertad vigilada por caso Cascada

Coloma los acusó, en términos simples, de haber creado un esquema mediante el que hicieron diversas operaciones entre 2009 y 2011 para beneficiar al controlador, lo que a su vez generó perjuicios a los accionistas minoritarios, entre ellos, las AFP. Tras ello, en 2014 el regulador formuló sanciones y se abrieron diversas aristas, entre ellas, el caso penal que terminó con la condena contra Motta.

El ex titular de la SVS (hoy CMF) también espera ver más formalizados y condenados en este caso: “espero y me imagino que la Fiscalía está reuniendo antecedentes para ir contra las otras personas que participaron del esquema, entre ellas, el controlador, Julio Ponce. Eso sería lo más lógico”.

Junto con ello, Coloma cree que esta sentencia podría generar precedentes para el mercado.

“Espero que esta condena tenga un efecto disciplinador para el resto del mercado. Si bien se puede discutir si la pena pudo ser más alta, estar cuatro años con libertad vigilada es algo que nadie querría y además tiene todo un efecto reputacional importante junto con la prohibición de ocupar ciertos cargos en empresas reguladas por un lapso de tiempo, por lo que es una medida ejemplar, al igual como lo fueron las sanciones en su momento”.

Seguir leyendo