Frank Ha, CEO de Tianqi: “Algunas propuestas sobre el desarrollo del litio y la minería en general nos han suscitado cierta preocupación”

11 Noviembre 2021 Entrevista a Frank Ha, Presidente de Tianqi. Foto: Andres Perez11 Noviembre 2021 Entrevista a Frank Ha, Presidente de Tianqi. Foto: Andres Perez

El máximo ejecutivo de Tianqi, dueña del 23,75% de SQM, está por primera vez en Chile para conocer la empresa y reafirmar su compromiso de largo plazo con una inversión que tuvo un 2020 malo, pero que hoy está en récord de valorización. Frank Ha cree que es importante que los derechos de SQM sobre el Salar de Atacama se renueven y manifiesta aquí su inquietud por las críticas a la industria del litio. “Se han instalado varios conceptos erróneos sobre SQM”, asegura.




Frank Ha asumió el mando de Tianqi Lithium en febrero de este año y hasta ahora, por la pandemia, no conocía la empresa en la que la firma china tiene su mayor apuesta fuera de sus extensas fronteras: SQM. Esta semana y la próxima, el CEO de Tianqi está en Chile, viajó unos días al salar de Atacama y se reunirá con la administración y sus socios chilenos, el grupo Pampa Calichera, que controla Julio Ponce Lerou. Ha tiene un MBA en la Escuela de Negocios de la Universidad China de Hong Kong y cursó dos máster en Australia y Austria. Antes de Tianqi, trabajó en el grupo italiano de calzado OLIP, en el fabricante de herramientas Swarovski y en Steyr Motors GmbH, estas últimas en Austria.

Ha dirige una empresa que vale más de US$ 23 mil millones y que en 2018 realizó una apuesta ambiciosa: gastó más de US$ 4 mil millones en comprar el 25,86% de SQM a la canadiense Nutrien. Tianqi, dirigida entonces por Vivian Wu, tuvo años malos tras la compra, en parte por la baja de esa inversión: si en 2018 pagó US$ 65 por cada acción, en marzo de 2020 los ADR de SQM descendieron al sótano de los US$ 15. Aquella baja dañó las finanzas de Tianqi, pero según Ha, los momentos malos ya pasaron. “Sabíamos que iba a ser una situación de corto aliento”, dice el ejecutivo. La participación de Tianqi bajó al 23,75% tras un reciente aumento de capital al que la china no concurrió.

La visita de Ha a Chile coincide con una recuperación espectacular. El precio de SQM ha subido a un récord de US$ 66 por acción y su capitalización bursátil supera los US$ 17 mil millones. Esa reanimación ha estado impulsada por el alza del precio del litio, un recurso que es vital para SQM y que su socio chino, Tianqi, pretende que siga en sus manos cuando venza el contrato de arrendamiento del salar de Atacama, en 2030. “Es muy importante para SQM que esos derechos se renueven, pero también diría que lo es más aún para el propio Chile”, dice Ha en su primera entrevista, realizada por escrito, con un medio chileno.

Frank Ha también pone el acento en la sospecha que recae sobre la industria, donde algunos candidatos presidenciales, como Yasna Provoste y Gabriel Boric, han propuesto crear empresas estatales de litio y han cuestionado su falta de valor agregado. “Lo que nos ha preocupado en los últimos meses tiene que ver con algunas opiniones sobre la industria del litio en Chile, el papel del sector privado en general y de SQM en particular”, opina.

-Tianqi invirtió US$ 4.300 millones por el 25,86% de SQM. ¿Ha sido rentable su inversión en SQM? ¿Están satisfechos con esa inversión? Vivian Wu definía a Tianqi como un “inversionista financiero” en SQM.

-Valoramos enormemente nuestra inversión en SQM, dados nuestros planes de poder estar invertidos en activos de litio de clase mundial en diferentes regiones como es el caso del salar de Atacama. Estamos muy contentos con nuestra posición de accionista relevante en SQM. Desde que invertimos por primera vez en SQM, hemos visto muchos progresos en la compañía. No solo ha tenido éxito en aumentar su producción de litio en Chile, sino que también ha comenzado a construir un nuevo proyecto en Australia. Además, SQM ha implementado un exigente plan de sostenibilidad para mantener su posición líder en producción de litio con valor agregado. Estamos orgullosos de sus avances hasta ahora y creemos que SQM tiene un futuro brillante que le permitirá a Chile mantener su buena posición como actor clave para el futuro de la energía limpia a través de la electromovilidad.

Nuestro ingreso a SQM siempre ha sido sobre la base de una mirada de largo plazo y estamos contentos de haber podido contribuir en estos años a desarrollar acciones de gobierno corporativo que han ido en directo apoyo de la compañía gracias al trabajo de los tres miembros que hemos nominado en su directorio.

-El ingreso de Tianqi a SQM fue su mayor inversión histórica y asumió, por ello, una abultada carga financiera. ¿Esos problemas quedaron atrás ya? ¿Cuánto les afectó la baja en el valor de SQM después de 2018, antes del despegue del último año?

-Nunca dudamos de los beneficios que la gran inversión que hicimos en SQM traería a nuestra empresa. Es cierto que nuestra situación financiera no fue la mejor el año pasado cuando, durante la pandemia, los precios del litio experimentaron una fuerte caída debido a la repentina interrupción de la demanda por vehículos eléctricos. Sin embargo, sabíamos que iba a ser una situación de corto aliento, con los precios ahora recuperándose con fuerza y con una confianza creciente en las perspectivas de largo plazo para el sector. De hecho, recientemente repagamos una parte significativa de nuestra deuda y, por lo tanto, estamos confiados del futuro de nuestra compañía.

La decisión de Tianqi de invertir en Chile y en SQM en particular es una decisión, como le digo, pensada en el largo plazo y en la que seguimos confiando ante todo evento. En ningún momento hemos considerado desprendernos de nuestra participación de las acciones serie A de SQM.

-En un año el precio de SQM casi se ha duplicado y está en uno de los mayores valores de su historia. ¿A qué lo atribuyen?

-Creo que los mercados, al igual que nosotros, están muy entusiasmados con el futuro de la industria del litio y las perspectivas de SQM, y el reciente aumento del precio en las acciones que usted menciona ciertamente concuerda con esta noción. También hay que decir que este aumento refleja que existe una gran fe en los planes de inversión de la empresa. Por nuestra parte, apoyamos las iniciativas de crecimiento anunciadas por la compañía y los planes para diversificar su portafolio en Australia, y también apoyamos con fuerza todo el progreso que la compañía ha estado haciendo para agregar valor a la producción de litio, alcanzando diferentes grados de pureza y estándares técnicos. Además, también vemos con aprobación todos los avances que la compañía ha venido haciendo en materia de sostenibilidad y en su trabajo de construcción de relaciones con la comunidad en torno al salar de Atacama.

-Tienen un porcentaje que les permite elegir 3 directores. ¿Les gustaría aumentar más su participación en la empresa si existiera esa oportunidad?

Estamos muy contentos con nuestra posición actual en la empresa.

-¿Qué evaluación hacen de los tres directores electos por Tianqi en SQM, Robert J. Zatta, Francisco Ugarte y Georges de Bourguignon? ¿Renovarán esos nombres o los cambiarán en la próxima elección de directorio?

Creemos que los directores independientes que hemos nominado para el directorio de SQM han hecho un gran trabajo. Han participado en todas las decisiones recientes en SQM que, nosotros como accionistas, hemos visto muy favorablemente, como las que ya hemos comentado. Pero, sobre todo, nuestros directores han sido una contribución a la mejora del gobierno corporativo de la compañía, que ahora cuenta con cinco miembros independientes en su mesa. Nos alegra que este esquema también haya contribuido a enfrentar con éxito los desafíos históricos de SQM.

-Por el acuerdo extrajudicial con la Fiscalía Nacional Económica, Tianqi ha elegido directores independientes y se ha abstenido de acceder a información sobre el negocio del litio. ¿Cómo evalúan esa restricción? Tianqi ha invertido mucho dinero sin poder controlar directamente su inversión.

Acordamos ingresar a SQM con estas condiciones y seguimos respetando los mismos términos de nuestro acuerdo alcanzado con la FNE.

-Las restricciones del acuerdo con la FNE duran cuatro años, que se cumplen en 2022. Aunque podrían prorrogarse otros dos años, Tianqi podría pedir la revisión de esas restricciones en 2022. ¿Pretenden hacerlo?

Una vez concluyan estos cuatro años, lo natural es hacer un nuevo balance de la industria global del litio en 2022 versus lo que había en 2018. Si luego de esta evaluación creemos que las condiciones del mercado han cambiado de manera tal que las restricciones contenidas en el acuerdo con la FNE ya no tienen mayor justificación, podríamos eventualmente discutir el asunto con la FNE.

-¿Les parece que ha funcionado bien el gobierno corporativo de SQM?

Creo que sí. Como inversionista, veo que SQM tiene un directorio sólido e independiente compuesto por personas de diversas experiencias y que aportan nuevas miradas. También veo que el directorio ha designado un muy buen equipo administrativo y que el trabajo de la mesa está muy bien organizado en torno a varios comités que están bien pensados para el futuro desarrollo de la compañía. Un reflejo del buen gobierno corporativo existente es la constante renovación anual de nuestro acuerdo con el grupo Pampa, con el que hemos avanzado sin inconvenientes.

-¿Cómo ha sido la relación de Tianqi con su socio final, Julio Ponce Lerou?

Me alegra haber logrado construir una buena relación con el grupo Pampa durante los últimos años a la par que trabajábamos juntos para respaldar el crecimiento futuro de SQM. Tendré la oportunidad de reunirme con ellos en persona durante este viaje para consolidar aún más nuestra relación.

El CEO de Tianqi, Frank Ha, durante su visita al Salar de Atacama, donde opera SQM, en noviembre de 2021.

-¿Conoce usted a Ponce? ¿Ha podido hablar con él? ¿Qué impresión tiene de él?

-Dadas las restricciones de viajes internacionales que se han implementado, este viaje es el primero que hago a Chile para reunirme en persona con el grupo Pampa y el equipo de administración de SQM.

-La inversión de capitales chinos ha generado revuelo en Chile en el último año, por su creciente presencia en diversos sectores (electricidad, concesiones, fabricación de pasaportes). ¿Han sentido algo de esa hostilidad?

-Durante muchos años, debido a la estabilidad económica, sus reglas claras y constantes para los inversionistas extranjeros y su actitud en general abierta hacia el capital extranjero, Chile ha sido el principal destino de inversión extranjera en América Latina. Creo que era cuestión de tiempo que cada vez más empresas chinas miraran a Chile y decidieran invertir aquí. Por nuestra parte, nos hemos sentido muy a gusto en Chile y no hemos enfrentado problema alguno.

Lo que nos ha preocupado en los últimos meses tiene que ver con algunas opiniones sobre la industria del litio en Chile, el papel del sector privado en general y de SQM en particular. SQM ha desarrollado una expertise única en el mundo gracias a que ha ido adquiriendo complejos conocimientos técnicos y de procesos tecnológicos patentados que agregan un valor significativo al litio, lo que le permite exportar productos de alta pureza. Alcanzar este nivel de calidad en el producto requiere destrezas tecnológicas e innovaciones que requieren años de investigación y de prueba y error. En ese sentido, confiamos en que el Estado chileno seguirá apoyando una visión a largo plazo en investigación y desarrollo del litio, fomentando un régimen de inversión privada estable y duradero, asegurando así que Chile siga jugando un rol de líder en el mercado mundial del litio.

-¿Cómo se relaciona Tianqi con su gobierno y con el Partido Comunista chino? ¿Reciben orientaciones centrales?

-Tianqi es una empresa privada que cotiza en la Bolsa de Valores de Shenzhen y, esperamos, que pronto también cotice en la bolsa de Hong Kong. Seguimos las reglas que rigen a las empresas privadas en China, como también las seguimos en todos los mercados en los que operamos. Con el gobierno chino tenemos una buena relación de trabajo y nos sentimos muy apoyados por ellos, pero no afectan nuestras decisiones comerciales ni el día a día de la compañía.

-¿La presencia en el negocio del litio es estratégica para China o para Tianqi? Mucho se dijo alguna vez que era una decisión de China tomar posiciones en recursos naturales en Latinoamérica.

-El litio es un mineral clave para la adopción de los vehículos eléctricos, un proceso de transformación fundamental para un mundo que exige energías limpias cada vez más. Chile tiene los yacimientos de litio más grandes del mundo y ventajas económicas para su extracción, pero también es fundamental el poder contar con operadores de experiencia, que puedan sumar el valor agregado necesario que el mundo demanda hoy, exigencias técnicas que serán cada vez más sofisticadas. Hay que entender que hoy SQM forma parte del ecosistema tecnológico de la electromovilidad, es decir, es mucho más que un mero exportador de materias primas. Como tal, la inversión en SQM por parte de Tianqi es de suma importancia para nuestra empresa, al mismo nivel que nuestras inversiones en plantas de procesamiento de litio en China continental o de extracción de litio de espodumeno en Australia.

-¿Cómo ve una empresa china como Tianqi, que ha invertido tanto dinero en una empresa chilena, la incertidumbre política en Chile? ¿Han seguido la discusión constitucional y la disputa electoral en Chile?

-Somos respetuosos con los procesos internos de los países en los que invertimos. Lógicamente, hemos seguido de cerca el debate político en Chile y estamos al tanto de las propuestas que se han presentado sobre el desarrollo del litio y la minería en general. Algunas de ellas nos han suscitado cierta preocupación, pero confiamos en que las propuestas a ser implementadas en la industria garantizarán el desarrollo de la industria del litio más que perjudicarla.

Por ejemplo, vemos con cierta preocupación que en algunos sectores políticos pareciera que no están al tanto de los desafíos futuros de la industria del litio, ni de cómo Chile puede posicionarse mejor dentro de la revolución de la electromovilidad que se avecina. Al mismo tiempo, he visto a políticos de todos los sectores muy preocupados por el cambio climático, como debería ser, haciendo llamados para impulsar un “país más verde”, y bueno, el trabajo de SQM justamente va en esa misma línea. SQM produce tres líneas de productos que hacen una contribución significativa a un mundo más verde: fertilizantes naturales para cultivar plantas sin impactos negativos en el suelo, litio para producir baterías para vehículos eléctricos, y sales solares que reemplazan a los combustibles fósiles en la generación de energía. Veo que se han instalado varios conceptos erróneos sobre SQM y sus importantes contribuciones a las comunidades locales, a Chile, al Estado de Chile y al mundo.

Frank Ha y Ashley Ozols, ejecutivos de Tianqi, de visita en Chile

Pero, en general, confiamos en que la visión de largo plazo que siempre ha mostrado Chile, basada en el respeto del país por las instituciones, por los contratos vinculantes (como el contrato entre SQM y Corfo), y los tratados comerciales con una larga lista de países, incluido China, se mantenga.

-Una de las cosas centrales del futuro de SQM es la renovación de sus permisos de arrendamiento del salar de Atacama en 2030. ¿Cuán estratégico es para Tianqi que SQM mantenga esos derechos sobre la explotación del litio?

Yo diría que es muy importante para SQM que esos derechos se renueven, pero también diría que los es más aún para el propio Chile. La empresa ha realizado un gran trabajo en la gestión del salar, y ha adquirido conocimientos tecnológicos complejos, muchos de ellos patentados, que se transforman en procesos que le añaden valor al litio y que les permiten exportar a todo el mundo un producto de alta pureza. Los mayores estándares de calidad que hoy demanda el mercado son extremadamente difíciles de lograr, y SQM es uno de los pocos en el mundo que los alcanzan.

Como accionista del 23,75%, le daremos a SQM todo nuestro apoyo para ofertar competitivamente la extensión del contrato de arrendamiento con Corfo cuando llegue ese momento. Creemos que una extensión del contrato de arrendamiento sería un resultado beneficioso tanto para la compañía como para el Estado chileno. La renegociación del año 2018 entre Corfo y SQM de su contrato en Atacama ha hecho posible que SQM entregue contribuciones financieras extraordinarias al Estado chileno. Por ejemplo, SQM comparte con el Estado más del 50% de sus ganancias en el litio ya sea en impuestos o como pagos incluidos en el contrato de arrendamiento, más que cualquier otra empresa minera que no sea de litio que opere en Chile.

-La demanda de litio en el mundo tiene buenas proyecciones, sobre todo por el crecimiento futuro de los autos eléctricos. ¿Cómo visualiza el futuro del litio?

-Vemos un futuro muy promisorio para el mercado mundial del litio en las próximas décadas a medida que el mundo se desplaza hacia modos de transporte, generación y almacenamiento de energía más limpios. Si bien hay numerosos pronósticos que intentan predecir el crecimiento de la industria durante los próximos 5, 10 y 20 años, una cosa en la que todos están de acuerdo es que la industria del litio será exponencialmente más grande en el futuro. Estamos muy emocionados de poder participar en este crecimiento a través de nuestra exposición a las fuentes de litio de mejor calidad y menor costo a nivel mundial, tanto en recursos de salmuera como de espodumeno.

-¿Tianqi ha explorado otras inversiones en Sudamérica en el negocio del litio, en países como Bolivia y Argentina, que cuentan con reservas importantes, igual que Chile?

Tenemos planes y una estrategia para seguir creciendo a medida que crece el mercado del litio. Estos incluyen la expansión de nuestros activos existentes y la posible compra de otros nuevos también pero, obviamente, no puedo entrar en detalles sobre esas inversiones en este momento.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.