Grandes empresarios hacen un llamado a condenar la violencia “sin ambigüedades” y dicen que la inseguridad incidió en la baja de la clasificación de riesgo

Creen que un retorno de la violencia sería "letal" para el país.




Ad portas de cumplirse un año del estallido de la crisis social, y faltando apenas 10 días para iniciarse el proceso constituyente, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, hizo un llamado a condenar la violencia “sin ambigüedades”.

Esto lo dijo en el marco de una actividad en la denominada “Zona Cero” a la también asistieron los alcaldes de Santiago, Felipe Alessandri; y Providencia Evelyn Matthei y su par empresarial, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Manuel Melero.

Así, Sutil se mostró enfático en decir que “aquí hay que condenar la violencia sin ninguna hipocresía”, dado que, a su juicio, esto no tiene nada que ver con las demandas sociales de fondo, ni con colores políticos o la libertad de expresión, sino que “tiene que ver con delincuencia, y por eso yo creo que sin ninguna hipocresía tenemos que condenarla”.

“Tiene que ser sin ambigüedades, directo y claro”, remarcó Sutil, quien agregó que es justo esto “lo que no nos permite construir sociedad y tener un país en armonía”.

Las declaraciones del máximo líder del empresariado se suman a las que poco antes hizo el líder de la CNC, quien reiteró que los hechos que detonaron el pasado 18 de octubre pusieron en juego el sustento de muchas pequeñas empresas y debilitaron profundamente al sector comercio, que además ya veía golpeado de antes.

“Si volviera la violencia, el efecto sería letal para los pocos que han podido retomar parcialmente sus actividades. Eso sí sería un camino sin retorno por eso hay que condenarla sin ambigüedades", dijo Melero.

Baja en la clasificación

La baja en la clasificación de riesgo que hizo más temprano Fitch, sigue levantando reacciones. Sutil atribuyó esta rebaja a la “inseguridad” que se tiene sobre el país y explicó que “un punto de clasificación se traduce en cientos de millones de dólares que el Estado tiene que asumir en pago de intereses y cientos de millones que tenemos que asumir todos los ciudadanos por el costo de la deuda".

En esta misma línea, Melero, dijo que estos hechos violentos han afectado la imagen país, y que esto se ha traducido en esta baja de clasificación, lo que a su vez, “hace que veamos reducida la inversión en Chile".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.