Las dudas de las pymes con respecto al regreso gradual al trabajo

04/03/2019 PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, SEBASTIÁN PIÑERA, ACOMPAÑADO POR EL MINISTRO DE HACIENDA, FELIPE LARRAÍN Y POR EL MINISTRO DE ECONOMÍA, JOSÉ RAMÓN VALENTE, VISITA UNA PYME PARA CONVERSAR SOBRE LOS BENEFICIOS DE LA MODERNIZACIÓN TRIBUTARIA PARA PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS. Foto: Mario Téllez / La Tercera

Asech y la Multigremial Nacional de Emprendedores reconocieron la importancia de que se haya normado en una ley el protocolo sanitario. Sin embargo, advierten de las consecuencias que podría traer para las pequeñas y medianas empresas el pago del seguro Covid que se exige a partir de ahora.




Uno de los gremios más golpeados por la pandemia ha sido el de las micro, pequeñas y medianas empresas, que ante la falta de presencialidad y las restricciones de índole sanitaria, han visto caer sus ventas de manera dramática, por lo que el pronto retorno a las actividades habituales resulta clave para muchas de ellas. En ese sentido, la ley de retorno seguro al trabajo ha sido vista con buenos ojos, pero con una cierta inquietud.

Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial Nacional de Emprendedores, explica que “el retorno seguro es algo que nos interesa y que venimos pidiendo hace mucho tiempo, para poder retomar la actividad económica, asegurando el tema sanitario”.

En ese sentido, Marcos Rivas, presidente de Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), recalcó que “la ley, respecto de los protocolos de apertura, nos parece positiva, sobre todo para las empresas que requieren estar en oficina, y tener equipos de trabajo sentados en un escritorio”.

Pero uno de los puntos que están considerando las pymes es el de los montos de implementación de esta ley. Específicamente sobre el seguro individual de salud asociado al COVID-19, que los empleadores deberán contratar, en caso de que tengan trabajadores desarrollando sus labores total o parcialmente de manera presencial. Obligación que perdurará hasta la fecha de término de la alerta sanitaria decretada con ocasión del Covid-19.

Con un estudio de la UC en mano, Rivas explica que los costos para las pymes son 8 veces más que para una gran empresa. “Obviamente nos parece importante el cuidado de las personas, pero nuevamente las pymes y los emprendedores están viviendo una falta de liquidez brutal”.

Específicamente lo que tiene en alerta a las pymes es el pago del seguro de cargo de los empleadores, ya que, según sus cifras, serían 3,8 millones de trabajadores los que habría que cubrir con una prima de aproximadamente 0,42 UF por cada uno, lo que sumaría un monto de más de US$200 millones.

Por su parte, Swett agrega: ¿Por qué este costo de salud no está incluido en las Isapres y Fonasa que son las leyes sociales que actualmente pagan los empleadores como seguro de salud para sus trabajadores? Es algo que no fue conversado con las pymes, no fuimos citados para saber cuál era nuestra opinión y no digo que no estemos dispuesto a pagarlo”, indicó Swett.

En esa misma línea, Marcos Rivas indicó que el seguro “independiente que tiene un costo anual que no es tan caro, para las pymes que se acogieron a la ley de protección al empleo, y que no están pagando las leyes sociales por la crisis, cualquier costo extra es dinero”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.