Plan de ayuda al pago de servicios básicos beneficiará al 40% de la población vulnerable

27/03/2020 PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, SEBASTIÁN PIÑERA, ENTREGA ANUNCIOS POR CORONAVIRUS Mario Tellez/La Tercera

Esto estará dirigido al pago de cuentas de luz, agua y telecomunicaciones y se prolongará mientras que dure el Estado de Catástrofe. Cada sector trabajará de manera particular con sus autoridades los mecanismos para materializar el plan.




Intensas 48 horas duraron las negociaciones entre el gobierno y las empresas de servicios básicos para lograr un acuerdo en torno a los beneficios para el pago de las cuentas de luz, agua y telecomunicaciones.

Esto, teniendo en cuenta las peticiones, tanto en redes sociales como en el mundo político, de suspensiones o reducciones de la cuenta de servicios básicos mientras dure la emergencia sanitaria.

Hasta que este viernes se llegó finalmente a un acuerdo, el que se tradujo en el anuncio de un plan nacional para este efecto, que beneficiará al 40% más vulnerable del país. Las conversaciones estuvieron lideradas por el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.

“El gobierno ha logrado acuerdos con empresas prestadoras de servicios de utilidad pública para dar beneficios y facilidades de pago a sus usuarios que pertenecen al 40% de los hogares más vulnerables, según el Registro Social de Hogares”, dijo el viernes el Presidente de la República, Sebastián Piñera.

En materia energética se acordó que durante la vigencia de Estado de Catástrofe se suspenderá el corte del servicio de electricidad por atrasos en el pago de cuentas. Adicionalmente, los saldos impagos que se originen durante la vigencia del Estado de Catástrofe serán prorrateados en las cuentas siguientes durante un período de 12 meses, a partir de fin del Estado de Catástrofe, sin multas ni intereses y los clientes con deudas acumuladas menores a 10 UF hasta antes de la vigencia del Estado de Catástrofe, también podrán prorratear sus deudas, durante los 12 meses posteriores al término del Estado de Catástrofe. Estas iniciativas beneficiarán a 3 millones de familias y 7 millones de personas (pertenecientes al 40% de hogares más vulnerable) y también a otras personas en casos de vulnerabilidad o imposibilidad de pago debido a la emergencia sanitaria, como adultos mayores o personas que hayan perdido sus empleos.

“Lo importante es que todos están con voluntad para lograr una solución que equilibre la ayuda a la gente con asegurar la cadena de pagos de la industria”, señaló al respecto el ministro Jobet. Agregó que el costo financiero de esta medida se repartirá entre todos los segmentos del sector y no solamente en distribución.

Además, dijo que están hablando con las cooperativas para ver si, en ese caso, el gobierno puede ayudar con líneas de financiamiento, dado que estas empresas son las que tienen menos caja.

La negociación fue ardua, pues no todas las empresas querían que el apoyo fuera al 40% más vulnerable sino que algunas pujaban por un porcentaje menor.

Megas gratis

En la industria de telecomunicaciones se implementará un “Plan Solidario de Conectividad” gratis durante 60 días para clientes actuales pertenecientes al 40% de los hogares más vulnerables. Este, permitirá a las familias beneficiadas, en forma totalmente gratuita, navegar por internet, usar redes sociales, revisar el e-mail y acceder a los sitios oficiales de educación y relacionados con el Coronavirus. Según trascendió, una propuesta similar hizo la autoridad la semana pasada, pero fue cuestionada por algunos actores. Finalmente, las integrantes de Atelmo -Entel, Movistar, Claro, Gtd y VTR- firmaron el acuerdo.

“Llamo también a las empresas de telecomunicaciones que no estén en Atelmo que puedan sumarse a entregar medidas. Es un momento delicado y se necesita conectividad”, sostuvo la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, en referencia entre otros a Wom, que no está en el gremio.

Por último, en la industria sanitaria, los clientes domiciliarios pertenecientes al 40% más vulnerable y que registren un consumo mensual inferior a 10 metros cúbicos, podrán optar a postergar el pago de sus cuentas de agua potable y alcantarillado, durante toda la duración del Estado de Catástrofe.

El beneficio también se extenderá a los adultos mayores de 60 años con dificultades de pago y a las personas que pierdan sus empleos en el período de Emergencia. Estos costos serán prorrateados en las cuentas de los 12 meses siguientes, sin multas ni intereses de mora. Esta medida beneficiará a 1,5 millón de familias y a otras que lo necesiten y acuerden con las empresas.


Comenta