¿Qué hay detrás de las recientes transacciones de Julio Ponce de acciones en SQM y las cascadas?

¿Qué hay detrás de las recientes transacciones de Julio Ponce de acciones en SQM y las cascadas?

Las sociedades Cascadas decidieron activarse en el mercado bursátil y retomar sus funciones de comprar y vender acciones de SQM. Eso sí, hay varios límites que las empresas ligadas a Ponce deben tener en cuenta, entre ellos, los compromisos asumidos con Corfo.


El mismo día que Pampa Calichera, sociedad controlada por Julio Ponce, remató US$260 millones en acciones serie B de SQM, a fines de la semana pasada, la firma adquirió papeles serie A de la misma compañía minera por poco más de US$3 millones. Fue un aviso: la sociedad retomaba su rol de comprar y vender acciones de SQM, que es el objetivo estratégico número 1 de las cascadas.

De hecho, ese fue el mensaje que Pampa Calichera salió a dar al mercado el día del anuncio de la venta de las acciones serie B, negocio que fue encomendado a BTG Pactual. La venta no significaba en ningún caso una especie de retirada de SQM. Esa podría haber sido una lectura inicial, considerando el monto de la operación. Pero de inmediato salieron a clarificar que no, pues la operación respondía a dicho objetivo de comprar y vender acciones de SQM y no a hacer caja, ni menos, a desprenderse de papeles de la minera.

En ese contexto, en enero la compañía dio a conocer un documento del directorio, que preside Rafael Guilisasti, en el que formalizaba una decisión estratégica: las acciones serie A -donde cuenta con el 50% de los papeles, que a la vez son los que le dan derechos políticos- eran su activo fundamental, mientras que la serie B eran una inversión financiera y, a la vez, prescindible.

Contando ambas series, las cascadas tienen en torno al 30% de la participación accionaria de la empresa, siendo el máximo que pueden alcanzar por estatutos el 32%. Por tanto, más allá de ese espacio, no pueden crecer. A esto se suma el acuerdo alcanzado con Corfo que permitió destrabar el conflicto por el arriendo de pertenencias mineras del Salar de Atacama, donde Ponce se comprometió a no realizar pactos de accionistas que le permitieran alcanzar el control de la compañía.

Por lo tanto, los actuales movimientos responderían a las recientemente anunciadas decisiones estratégicas y a reactivarse en el mercado, aprovechando, por un lado, los buenos precios de las acciones serie B -que se han apreciado 15% en lo que va del año, alcanzando al cierre del martes los $39.799 por papel- y, por otro, aprovechar algunas oportunidades de mercado que podrían aparecer.

Este lunes, además, se anunció la apertura de un poder comprador de acciones de las sociedades cascadas por parte de SQYA -Ponce- por unos US$100 millones, el que a su vez está impulsando fuertemente a las acciones de Oro Blanco, Norte Grande y Nitratos, que subieron en torno a 12,2%, 12,3% y 20,2%, respectivamente.

Tianqi y el aumento de capital

SQM tiene dos series de acciones. La A, donde Calichera tiene el 50%, y la B, donde estaba cerca del 10% antes del remate de la semana pasada. Pero la A tiene derechos políticos en SQM, permitiendo elegir a siete de los ocho directores de la compañía productora de litio, yodo y nutrientes vegetales de especialidad.

Las acciones B, a su vez, eligen a un integrante de la mesa, pero tienen una alta liquidez que le otorgan una gran profundidad de mercado. Es en esta serie además donde se emitirán US$1.100 millones en acciones en el próximo aumento de capital que la compañía minera realizará -y que fue aprobado en enero por la junta de accionistas- y donde los accionistas están buscando posiciones para participar.

De los siete directores de la serie A, tres responden a Ponce y tres a Tianqi, el socio chino que entró a la propiedad de la minera en 2018, pagando US$4.000 millones, pero que ha estado con problemas financieros y que podría, eventualmente, reducirse en SQM para hacer caja, pudiendo abrir un espacio para una posible arremetida de Ponce, sobre todo en la serie A. Pero, como suele ocurrir en SQM, no hay nada previsible y a la vez, hay espacio para sorpresas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.