Raphael Bergoeing y los datos para la política pública: "Hay que avanzar hacia un INE autónomo"

Imagen-Raphalel-Borgoeing8-ok

El presidente de la Comisión Nacional de Productividad estima que la estructura tributaria y el mercado laboral son fundamentales para que una economía funcione bien.




El Informe de Productividad 2018 estimó un salto en la productividad agregada de 1,3%, el nivel más alto en a lo menos una década. El presidente de la comisión sobre el tema, Raphael Bergoeing, aborda los desafíos.

¿Cómo se podría calificar el resultado obtenido en materia de productividad en 2018?

-Es un buen resultado: representa una aceleración relevante en comparación con los últimos años de la productividad y porque las cifras sugieren que es bastante transversal en los sectores.

¿Es sostenible?

-Ha habido una expansión relevante de la inversión después de un estancamiento o caída entre 2014-2017. Por supuesto, un escenario en que la productividad se mantenga o crezca de forma sostenida, va a depender de que la economía chilena siga mejorando.

¿De qué depende?

-Se necesita que el mercado y el Estado funcionen bien. Hay una tendencia en Chile en agregar regulaciones sin tener certeza de que conversen con las que ya existían, o si tienen el efecto que se esperaba. No podemos seguir esperando para modernizar el Estado o ser complacientes para exigir que los mercados funcionen bien. El mundo privado también tiene que dejar de ser soberbio: hay muchas cosas que las empresas no hacen diferente por ninguna otra razón más que su propia decisión. Por eso estamos trabajando en dos informes, uno de coherencia regulatoria y otro sobre el flujo de las nuevas regulaciones. La idea es generar una metodología que colabore a mejorar el proceso de la política pública.

¿Sostener el avance de la productividad depende también de reformas como la tributaria y la laboral?

-La estructura tributaria y el mercado laboral son fundamentales para que una economía funcione bien y se debe asumir el desafío de que sean las más adecuadas posibles. Participé en la mesa técnica que hizo recomendaciones al proyecto de Reforma Laboral y me llamó la atención el acuerdo entre abogados y economistas respecto de muchos temas.

¿Cómo cuáles?

-Que la relación entre trabajadores y empresas sea la más simétrica posible, la incorporación de la mujer al mercado laboral y los cambios tecnológicos. Por ejemplo, con un sistema de indemnizaciones que no está cumpliendo su función: hay que avanzar a un sistema de indemnización a todo evento. El desafío de Chile no es más ni menos regulación: es mejor regulación.

La deuda pendiente

Un desafío que enfrentaron en el Informe 2018 tuvo que ver con los datos, en particular en el tema migratorio, donde falta información. ¿Cómo abordan el tema?

-Estamos en un nivel de desarrollo que es necesario abordar la institucionalidad con otros ojos. Existe hoy información que en Chile no es pública y debería serlo. Y no sólo no es pública para que los que tienen que tomar decisiones de política pública, sino que tampoco está disponible entre instituciones de la administración pública. Ahí hay un enorme desafío.

¿Influye en mejorar la productividad?

-Si algo caracteriza a la política pública chilena es que no está sujeta a un proceso formal que garantice que esté permanentemente mejorando: sumamos regulaciones sin preguntarnos por la coherencia y evaluamos poco el stock. Si deseamos hacer un cambio relevante en la políticas públicas tenemos que cambiar la manera en cómo está diseñado el proceso de intercambio de información por lo menos dentro del Estado.

¿A través del INE?

-El INE, que es una entidad respetada, y se debe construir desde el INE, que es donde tiene que estar alojada la información, con la tecnología que permita que esto vaya alimentándose casi en línea y que desde el mundo administrativo vayamos reemplazando los censos, resguardando lo que se tenga que resguardar.

¿Con un INE autónomo?

-En esto hay que ser y parecer: hay que avanzar hacia un INE autónomo y fortalecerlo, no porque funcione mal, sino porque debemos tener acceso a los datos de manera distinta a la que tenemos hoy: los datos son necesarios para que el país avance.

Comenta