Regulador financiero advierte que impagos y morosidad aumentarán tras la crisis social

cortez-joaquin-cmf-900x600

Una de las preocupaciones que ha generado el aumento del desempleo registrado tras la crisis social es lo que podría ocurrir con la capacidad de pago de los deudores.


En ese sentido, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), que regula a las entidades que entregan créditos, expresó su visión.

"El impago, que es atrasarse en el pago de las deudas de un día hacia adelante, con toda seguridad va a aumentar. Hubo oficinas cerradas, entonces la gente no podía pagar, incluso la que tenía capacidad de pago. La morosidad, que es de 90 días o más, también podría aumentar y se está reflejando en los datos administrativos de noviembre que publicamos recientemente", afirmó Nancy Silva, directora de Estudios de la CMF, tras presentar junto al presidente de la entidad, Joaquín Cortez, el Informe de Endeudamiento a junio de 2019.

Añadió que "los bancos están tomando medidas respecto de estos clientes. Hay varios bancos que hicieron planes de renegociación de la deuda para postergar cuotas en el caso de los clientes que no pudieron pagar durante estas fechas".

El Informe de Endeudamiento de la CMF arrojó que la deuda mediana de los deudores bancarios alcanzó los $2.088.396, mientras que la carga financiera llegó a 19,9% y el apalancamiento a 3,7 veces. Estas cifras representan una caída respecto de lo que venía ocurriendo en años anteriores.

Según detallaron Silva y Cortez, lo anterior se explica por el ingreso de las tarjetas CMR de Falabella y Presto de Walmart al sistema como sociedades de apoyo al giro bancario, las que tienen clientes con deudas de montos más bajos y plazos más cortos que el resto de las entidades.

Comenta