Subsidio al empleo femenino: gobierno busca agilizar apertura de salas cuna y jardines infantiles

Inaguracion de Sala Cuna y Jardin Infantil

El subsidio al empleo con un mayor monto para incentivar la contratación de las mujeres fue bien recibido por los expertos, aunque sus reparos se enfocaron en la necesidad de abrir las salas cunas y jardines infantiles, ya que eso es clave para fomentar el trabajo femenino. Desde el gobierno afirman que se está asesorando para que estos establecimientos puedan abrir de manera segura.




El gobierno presentó su plan de subsidio al empleo con foco en la contratación femenina. Esto, porque las mujeres han sido las más afectadas por la crisis económica.

Por ello, el énfasis está puesto en su recuperación. En concreto, el programa del gobierno para la contratación considera un subsidio del 60% de la remuneración bruta mensual con tope de $270 mil si la persona contratada es mujer (50% si es hombre). Si bien este punto fue valorado por los distintos expertos, había coincidencia en que si no se hacía algo para que los jardines infantiles o salas cuna comenzaran a abrir, el subsidio podría no ser utilizado.

David Bravo, director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la UC, afirma que coincide “en que en el caso de las mujeres, aun siendo mayor que el de los hombres, pueda no ser suficiente si es que siguen sin funcionar salas cuna, jardines infantiles y establecimientos educacionales, debido a la carga desigual que recae sobre las mujeres en relación con el cuidado de niños y adolescentes, así como en el acompañamiento del proceso escolar, sumado a las otras tareas domésticas, como se ha dimensionado recientemente por nuestra encuesta”.

Esto, porque según datos del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC, se mencionó que el 57% de los hombres dedicó cero horas al cuidado de los niños o niñas durante la última semana de julio versus 27,6% de las mujeres. Y Cadem dice que las mujeres dedican en promedio 8 horas al cuidado de niños o niñas, mientras que los hombres 4 horas.

Según datos de trabajando.com, la mayoría de las mujeres durante la pandemia está a cargo del cuidado, educación, y crianza de sus hijos. “Mientras no se solucione prontamente el tema del retorno seguro de los niños a los establecimientos educacionales, difícilmente tendremos impactos positivos. Como también es importante incentivar su participación laboral por medio de trabajos con horarios y modalidades flexibles”, sostiene el gerente general del portal de empleo, Ramón Rodríguez.

Desde ComunidadMujer, la directora ejecutiva, Alejandra Sepúlveda, reafirma que mientras las escuelas, jardines infantiles y salas cuna no estén disponibles es difícil que el 88% de las que perdieron sus empleos y salieron de la fuerza laboral vuelvan a buscar trabajo y reinsertarse.

Marcela Perticará, académica de la Universidad Alberto Hurtado dice que “estamos viendo tasas de participación bajísimas en las últimas encuestas, que prácticamente nos colocan en los niveles de participación de hace 10 años atrás. Ahora bien, parte de esta baja son mujeres con empleos informales que ante las medidas de restricción en el movimiento y caída en el nivel de actividad, no salen a trabajar. O sea, la pandemia pone en evidencia que el nivel de actividad era alto para este grupo, pero de mala calidad. Pero claro, hay muchas mujeres que, aunque quisieran buscar, no buscan porque saben que aún si encontraran algún empleo no podrían trabajar porque no hay quién cuide a los niños”.

El plan del gobierno

Desde el Ejecutivo, la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, dijo a Radio Duna: “Debemos buscar que las salas cuna, los jardines infantiles y los colegios puedan reabrir, tomando todas las medidas de prevención (...) tenemos que aprender a vivir con el virus”.

Conscientes de este problema, en el Ministerio de Educación comenzaron a trabajar en el retorno seguro para que los jardines infantiles y salas cunas puedan volver a abrir y con ello facilitar el regreso de las mujeres al mercado laboral.

La subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, explica que se tiene diseñado el plan para el regreso y que el protocolo está listo y dispuesto para que sea implementado por los distintos establecimientos. “Está disponible para que todos los sostenedores lo conozcan y puedan adaptar sus espacios, rutinas y procesos para generar espacios de confianzas y así poder recibir a los niños en sus salas cuna y jardines infantiles”. También menciona que el plan “paso a paso” muestra que los establecimientos que estén en comunas que estén fase 3 ya pueden pedir autorización al seremi de Educación y Salud para poder iniciar proceso de apertura. Si ya está la fase 4 o 5 solo debe ser presentado ante el seremi de Educación.

Castro agrega que el ministerio dispuso de una página (sigamosaprendiendo.mineduc.cl) para asesorar a los sostenedores a implementar los protocolos. “Estamos trabajando con cada uno de los sostenedores, apoyando uno a uno para que puedan presentar sus propuestas de cómo van a abrir su jardín adaptados a lo que exigen los protocolos, con el objetivo de que pueda volver a funcionar”.

Agrega que “la apertura la estamos implementando con flexibilidad, gradualidad, con dinamismo: un jardín se puede abrir y volver a cerrar si las condiciones sanitarias así lo requieren. Es un regreso seguro”. Actualmente, en el país se han solicitado cerca de 160 aperturas de establecimientos educacionales, más de 100 corresponde a educación parvularia.

El economista de la UC, Juan Bravo, aborda otro punto que a su juicio es necesario analizar: la situación financiera de estos recintos. “Diversos establecimientos educacionales enfocados en la atención de los niños de menor edad han señalado dificultades financieras para continuar operando y que eventualmente tendrán que cerrar, por lo que es necesario evaluar sin pérdida de tiempo medidas de apoyo para evitarlo”.

Las claves del plan

1 Subsidio al regreso: Este beneficio está dirigido a empresas con trabajadores suspendidos bajo el alero de la Ley de Protección al Empleo y lo que hace es otorgar durante seis meses un aporte por $160 mil correspondiente a cada trabajador que se reintegre.

2 Las empresas elegibles para este subsidio deben o haber experimentado una caída en sus ventas o ingresos brutos de al menos el 20% en el cuatrimestre abril-julio de 2020, respecto del mismo periodo del 2019. Mientras que los trabajadores deben haber regresado de una suspensión laboral por acto de autoridad (entre el 28 de agosto y el 28 de septiembre de 2020) o suspensión pactada, vigente al 28 de septiembre de 2020. Su renta mensual bruta no puede exceder de $961.500 (equivalente a tres ingresos mínimos mensuales).

3 Subsidio a la contratación: Es un aporte mensual equivalente al 50% de la remuneración mensual bruta del trabajador por el cual se postula la empresa. El tope será de hasta $250 mil por seis meses y en el caso de las mujeres, jóvenes de 18 a 23 años o discapacitados, el monto del subsidio se incrementará hasta un 60% de la remuneración y su tope máximo será de hasta $270 mil.

4 El proceso de postulación comenzó el 28 de septiembre en el caso del subsidio de regreso y desde hoy martes 29 al subsidio de nuevas contrataciones. Las solicitudes podrán hacerse por la página www.subsidioalempleo.cl y cerrarán el 31 de marzo de 2021. Si la empresa cumple con los requisitos el pago se hará efectivo más tardar 30 días después de haber sido otorgado el beneficio.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.