Super de Pensiones por las inversiones de AFP UNO ante los cambios masivos de afiliados: “Estamos muy preocupados y hemos tomado medidas”

El regulador confirmó que se espera que sean cerca de 50.000 personas las que migren a AFP UNO tras el llamado de Felices y Forrados. Estos afiliados traspasarían unos US$1.500 millones en abril, monto cinco veces superior al que hoy maneja la administradora. El regulador dijo que lo que más les preocupa es la diversificación de portafolio que tendrá que hacer la AFP en los multifondos. “Vamos a clarificar muy bien cómo invertir sus recursos para que el portafolio no se les descuadre”, detalló.




Fue el martes 2 de marzo cuando el Congreso despachó el proyecto que establece nuevas exigencias de transparencia y reforzamiento de responsabilidades de los agentes de los mercados.

Minutos después de ese hecho, el fundador de Felices y Forrados (FyF), Gino Lorenzini, salió a anunciar que cerraría todas sus empresas, y mediante la cuenta de Twitter de Felices y Forrados comunicaron que “el servicio de sugerencias de FyF funcionaría hasta el 31 de mayo de 2021, o a más tardar 31 de agosto de 2021″.

Allí también Lorenzini dijo que se cambiaría a AFP UNO. En días posteriores, mediante las redes sociales de FyF hicieron una serie de publicaciones donde, entre otras cosas, mostraban el paso a paso para cambiarse a UNO, aunque dijeron que el cambio de AFP era una decisión libre de cada persona.

Es así como inició la avalancha de solicitudes de traspasos, y pese a que cualquiera podría pensar que tener más afiliados es beneficioso para una AFP, también ha sido un dolor de cabeza para UNO. Incluso la Superintendencia de Pensiones tuvo que intervenir.

El tema de fondo es que a febrero AFP UNO administraba US$305,35 millones en los multifondos, de los 297.797 afiliados que tenía a enero (esto es el 2,7% de los afiliados del sistema).

Pero este miércoles el superintendencia de Pensiones, Osvaldo Macías, confirmó que calculan que tras este llamado, como lo calificó, en abril la administradora recibirá 50.000 afiliados nuevos y US$1.500 millones adicionales, según dijo en un webinar de Tanner Investments.

“Nosotros calculamos que se puede multiplicar por cinco o seis veces el monto que administra UNO”, enfatizó el superintendente. Y el día clave será el 1 de abril, ya que considerando los plazos normativos, las personas que solicitaron traspasarse a UNO en la primera quincena de marzo, tendrán que concretar su cambio en esa fecha.

Para tener una referencia sobre el número de traspasos que hasta ahora ha experimentado UNO en cuentas individuales por cotizaciones obligatorias, en enero la administradora tuvo 492 incorporaciones y 75 retiros, por lo que en el neto fueron 417.

Esto ocurre porque, hasta ahora, la mayor cantidad de afiliados que recibe UNO mes a mes se da principalmente por la incorporación de nuevos cotizantes al sistema de AFP, ya que fue la administradora que se ganó la última licitación de afiliados, iniciando operaciones en octubre de 2019 con la comisión más baja del sistema. De ahí también que los montos que administra son bajos en comparación a la cantidad de afilados que tiene actualmente, pues son personas que han cotizado poco tiempo.

“Impone desafíos en varios frentes, en todos ellos estamos preocupados”, dijo el regulador ayer. Asimismo, el superintendente puntualizó que son tres frentes donde hoy están monitoreando en profundidad. El primero tiene que ver con la diversificación de la cartera de AFP UNO, el segundo frente es sobre los temas operacionales relacionados al traspaso, y un tercer frente tiene que ver con la solvencia de la administradora. “Los tres temas están siendo vistos simultáneamente”, sostuvo Macías.

Los tres frentes

Sobre los aspectos operacionales de la administradora, lo que explicó Macías es que UNO “va a recibir en forma intempestiva una cantidad muy importante para la cantidad de afiliados que tiene (...) Ahí no hay ningún problema operacional, están todos los sistemas en condiciones de operar normalmente, lo estamos fiscalizando, y estamos coordinados con todas las administradoras y en especial con AFP UNO”.

El segundo tema tiene que ver con la diversificación de su cartera de inversiones, y eso “sí que nos preocupa, mucho, porque los afiliados de AFP UNO son afiliados nuevos (...) y tienen un saldo muy bajo, sumado con los dos retiros que ha habido. En ese contexto, la cartera de inversiones de AFP UNO se va a multiplicar (...) Eso sí que nos preocupa, porque implica que la diversificación de AFP UNO va a ser muy compleja de mantener, porque le llega de sopetón una cantidad enorme de recursos, que tiene que administrar y volver a reportfoliarse. Eso es complejo. Por eso estamos muy preocupados de aquello, y hemos tomado medidas”.

Sobre este punto, puntualizó que este canje se produce el 1 de abril, pero por el proceso y calendario que hay establecido desde hace años, las AFP saben con anterioridad cuánto es el dinero que van a traspasar en esa fecha, por lo que AFP UNO va a saber con varios días de anticipación cuánto dinero va a recibir.

“Dado eso, vamos a clarificar muy bien cómo invertir sus recursos para que el portafolio no se les descuadre, de tal manera de poder mantener la rentabilidad y seguridad objetivo que están buscando. Eso se está monitoreando con nuestra unidad financiera, y estamos tomando todas las medidas para que AFP UNO pueda ordenar adecuadamente sus inversiones”, enfatizó Macías.

El tercer punto tiene que ver con la solvencia, porque “que le caigan a AFP UNO US$1.500 millones significa que tiene que poner US$15 millones más en encaje. Ahí estamos observando, nos hemos reunido con la AFP y le hemos pedido proyecciones”. Lo anterior, considerando que la ley exige que las AFP tienen que invertir de su patrimonio propio el equivalente a un 1% del total de los fondos que administran en cada multifondo. A esto se le llama encaje.

Al respecto, el regulador dijo que “la administradora tiene una buena posición de caja, de liquidez, además tiene líneas de crédito a las cuales echar mano, y también va a hacer un aumento de capital próximamente. Por lo tanto, la solvencia de la administradora está razonablemente cautelada, y nosotros estamos permanentemente monitoreando que estos tres factores se lleven a buen puerto, tenemos reuniones prácticamente diarias con la administradora en las áreas respectivas”.

A diciembre, AFP UNO registraba que su encaje era de $1.964 millones (alrededor de US$2,7 millones), y su caja (efectivo y equivalentes al efectivo) era de $6.041 millones (unos US$8 millones).

Con todo, el 10 de marzo el directorio de UNO realizó una sesión extraordinaria de directorio, donde resolvió citar a una junta extraordinaria de accionistas para el 23 de marzo. Lo anterior, con el objetivo de aprobar un “aumento de capital de la sociedad, por un monto de $10.000 millones (unos US$13,7 millones), en acciones nominativas, de una misma serie y sin valor nominal, o la cantidad que la Junta determine al efecto, al precio y condiciones que acuerde la Junta”.

Sobre un eventual impacto en mercados, el regulador dijo que “este movimiento de fondos es realmente importante solo para AFP UNO, porque tiene una cartera pequeña y va a recibir una cantidad muy grande, pero los movimientos de multifondos son mucho más grandes: este va a mover US$1.500 millones, y los traspasos que tuvimos el año pasado en multifondos mueven US$5.000 millones promedio cada vez que hay un llamado, entonces las AFP se han acostumbrado a manejar con destreza movimientos de esta naturaleza. Creemos que no va a haber impacto por ese lado, aunque no los descartamos, pero son movimientos mucho más chicos que los cambios de fondos”.

El oficio

El regulador también detalló este miércoles que “una particularidad” de este llamado de FyF, “es que se dijo que podían separarse las cuentas voluntarias de las obligatorias (a la hora de pedir el traspaso)”. Esto significa que los traspasos del ahorro voluntarios se realizan en plazos distintos (más acotados) que los del ahorro obligatorio.

Así, el pasado viernes 12 de marzo la Superintendencia envió un oficio a las AFP donde se refiere al canje de traspasos de fondos voluntarios hacia AFP UNO. Esto significa que no se incluye la cuenta individual de ahorro obligatorio, sino que más bien el oficio apunta a traspasos desde las cuentas de capitalización individual de cotizaciones voluntarias, ahorro voluntario, ahorro previsional voluntario colectivo, y depósitos convenidos.

Allí la Superintendencia señaló que por esta vez, de manera excepcional, todos los traspasos de este tipo que se iban a ejecutar a AFP UNO el lunes y jueves de esta semana, se tendrán que hacer este viernes 19 de marzo, y no antes que eso.

Lo anterior, corresponde a algunas solicitudes de traspaso de fondos voluntarios que hicieron afiliados en la primera quincena de marzo, considerando que el plazo de traspaso de estos ahorros voluntarios es de hasta 10 días hábiles desde que se hace la solicitud. Este cambio ocurriría solo por esta semana.

Este miércoles en el webinar de Tanner Investments Macías comentó que “como este llamado fue muy particular, hemos adoptado esa medida porque se están moviendo las cuentas voluntarias en forma distinta a las obligatorias (…) Todo esto finalmente con el objetivo de proteger a los afiliados (...) Nos interesa que los afiliados no vean perjudicadas sus rentabilidades ni corran más riesgos de los necesarios”.

En el oficio también se solicitó a las AFP que de ahora en adelante (no solo por esta semana), hasta que se ejecuten todos los traspasos, se le informe a AFP UNO cuál es el monto de dinero que le transferirán. Esto lo tienen que informar cuatro días hábiles antes de ejecutar el traspaso de ahorros voluntarios. Esto es algo que hasta ahora no se informaba en las AFP y también se hará de manera excepcional.

Hay que considerar que los ejecutivos encargados de operaciones en las AFP tienen un calendario de fechas de traspasos, para así no exceder los 10 días que exige el plazo normativo en ahorro voluntario. Los cambios se ejecutan los lunes y jueves.

Es por esto que cuando el viernes les llegó el oficio a las administradoras, algunas ya habían iniciado el proceso de traspaso de algunos fondos, es decir, tal como lo hacen de manera habitual, sacaron los recursos que estaban rentando en los multifondos y los depositaron en una cuenta pasiva, que no renta (como una cuenta corriente), para el lunes traspasar los recursos a primera hora a la nueva AFP.

Pero como ahora llegó la instrucción de que esto no se puede concretar hasta el viernes, fuentes de las AFP revelan que algunos de estos fondos deberán permanecer sin rentar hasta el jueves, ya que no es posible dar pie atrás.

Antes de que llegara este oficio del regulador a las AFP, desde UNO ya habían contactado a algunas administradoras pidiendo que los traspasos los efectuaran en el máximo plazo que admite la normativa, y no antes que eso, por dificultades operativas que habrían estado experimentando, según revelan fuentes de la industria.

En paralelo, la Superintendencia también ha mantenido conversaciones con las AFP por este tema, transmitiendo su preocupación por la parte operativa que viene en los próximos días, ya que si bien las AFP en general están acostumbradas a hacer cambios masivos de este tipo, no le había tocado a UNO, y tampoco había ocurrido que los montos transferidos más que dupliquen el total de recursos que administra una AFP.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.