Acciones de redes sociales y tecnológicas anotan fuerte caída tras mensajes violentos

La decisión de Twitter fue tomada dos días después del ataque contra el Capitolio.

Los gigantes de este rubro están tratando de distanciarse de las acusaciones que dicen que ellos ayudaron a alimentar la violencia durante el asalto al Capitolio en Washington.




Las empresas de tecnología intentaron contener una creciente reacción contra sus sitios de redes sociales, con acciones de Twitter Inc. y Facebook Inc. cayendo en las primeras operaciones y la plataforma rival Parler obligada a desconectarse por Amazon.com Inc.

Twitter cayó un 6,4%, después de que prohibió permanentemente al presidente Donald Trump, declarando que no querían arriesgarse a incitar la violencia, citando publicaciones que se referían a disturbios en la capital de Estados Unidos la semana pasada, eliminando una de las cuentas más grandes de esa red social. Las acciones de Facebook cayeron un 4%.

El círculo de Trump pelea contra Twitter en esa red social
Acciones de Twitter se van al suelo tras suspensión de cuenta de Trump

Parler, la red centrada en la libertad de expresión, dirigida por el director ejecutivo John Matze, fue eliminada de la red el lunes temprano después de que Amazon Web Services cerró el acceso a sus servidores, dejándolo sin un espacio en línea. Tanto Google como Apple Inc. sacaron a Parler de sus tiendas de aplicaciones, lo que hizo casi imposible descargar la aplicación.

Los gigantes de la tecnología están tratando de distanciarse de las acusaciones que dicen que ellos ayudaron a alimentar la violencia durante el asalto al Capitolio en Washington, el 6 de enero, por una turba alentada por Trump. Hasta el momento, Parler no ha podido encontrar otros servicios de alojamiento web dispuestos a intervenir debido a la publicidad negativa derivada de la violencia, organizada en parte dentro de su propia plataforma.

Facebook bloqueó las cuentas de Donald Trump en todas sus plataformas.

“Esto no se debe a restricciones de software, tenemos nuestro software y los datos de todos listos para usar”, dijo Matze. “Más bien, es que las declaraciones de Amazon, Google y Apple a la prensa sobre la eliminación de nuestro acceso han provocado que la mayoría de nuestros otros proveedores también retiren su apoyo”.

Incluso los sitios de comercio electrónico o de pagos online están reevaluando hacer negocios con empresas vinculadas a Trump. Por ejemplo, Stripe Inc. dejará de procesar pagos para el sitio web de la campaña del republicano, según una persona familiarizada con la decisión. Shopify Inc. también cerró las tiendas de comercio electrónico afiliadas al actual presidente de los Estados Unidos.

Antes de la violencia de la semana pasada, los legisladores y defensores de los derechos civiles llevaban mucho tiempo presionando a las plataformas de redes sociales para que tomaran medidas enérgicas contra las publicaciones que fomentaban la violencia o el odio. Si bien en Europa se han aprobado leyes que multan a las empresas que no actúan sobre la incitación al odio, Estados Unidos ha dejado, en gran medida, la regulación a las empresas. Twitter primero puso etiquetas de advertencia en los tuits de Trump que apoyaban a los alborotadores del Capitolio, luego los ocultó, para después suspender la cuenta.

A pesar de su éxito en Twitter y Facebook, Trump ha estado entre los que piden reformas en las plataformas de redes sociales. El presidente ha exigido durante mucho tiempo que el Congreso revoque la Sección 230, una exención de responsabilidad de la que dependen las empresas de redes sociales para permitir un discurso relativamente sin restricciones en sus plataformas.

Donald Trump podría quedarse sin redes sociales: Facebook e Instagram lo bloquean por “tiempo indefinido”
Apple anuncia que suspende de su app store a Parler, la red social asociada a seguidores de Trump

Durante su última semana en el cargo, Trump puede buscar impulsar cambios en la Sección 230. También ha preparado varias órdenes ejecutivas relacionadas con las grandes empresas de tecnología, pero no está claro si se emitirá alguna, informó Bloomberg.

“Estoy más decidida que nunca a quitar las protecciones que la Sección 230 le otorga a las grandes empresas de tecnología (Twitter) y que les permiten ser inmunes a las demandas”, tuiteó la senadora Lindsey Graham, republicana de Carolina del Sur.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.