Tianqi quiere intervenir más en SQM

La empresa china, dueña del 23% de SQM, no puede designar a sus ejecutivos en el directorio de la chilena, un veto que concluye en 2022, pero que es renovable por otros dos años. El grupo pretende pedir a la Fiscalía Nacional Económica levantar esa y otras restricciones, y para ello cambió de abogados, contrató a la empresa de Enrique Correa y busca economistas para un estudio que fundamente sus peticiones.




Hace unas semanas, una comitiva de ejecutivos chinos de Tianqi Lithium Corporation estuvo en Chile y sostuvo una serie de reuniones con autoridades de gobierno. Los encuentros fueron gestionados por Imaginaccion, empresa fundada en 1996 por Enrique Correa, exministro secretario general de Gobierno de Patricio Aylwin, que se dedica a las comunicaciones estratégicas y al diálogo con actores públicos.

La primera de las reuniones ocurrió el 10 de mayo, con la directora de InvestChile, Karla Flores. Ahí el grupo estuvo encabezado por el subdirector de Administración y Asuntos Públicos de Tianqi, Lei Wang; el vicepresidente, Guo Li, y la directora legal, Yi Wan. Los tres tienen nombres occidentalizados, dominan el inglés a la perfección y se presentaron como Francisco Wang; Frank Lee y Eve Wan, respectivamente. La reunión era para solicitar información sobre las nuevas políticas de Chile relacionadas al desarrollo de la industria de litio.

Posteriormente, se reunieron con los ministros de Ciencia y Tecnología, Flavio Salazar, y Hacienda, Mario Marcel. Pero seis días después, los ejecutivos chinos volvieron a ir al centro de Santiago, esta vez a calle Huérfanos 670, donde se ubican las oficinas de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), agencia encargada de defender la libre competencia en todos los mercados o sectores productivos de la economía.

La reunión con el fiscal nacional Económico, Ricardo Riesco, guarda especial relevancia para Tianqi, firma considerada una de las cinco mayores productoras de litio a nivel mundial, mineral altamente demandado por la industria automotriz para la fabricación de baterías de larga duración.

En el encuentro, los ejecutivos chinos le comunicaron al fiscal que la compañía analizará si existen antecedentes para pedir el alzamiento de las restricciones que la FNE impuso en su ingreso a la propiedad de SQM, firma donde comparten propiedad con Julio Ponce. Tianqi compró en 2018 el 25,86% de la minera no metálica en US$ 4.300 millones, pero la operación fue luego condicionada por la FNE a una serie de restricciones. En la cita también estuvo el jefe de la División de Fiscalización de Cumplimiento de la FNE, Manfred Zink.

El mensaje de las memorias

A la fecha, Tianqi está sujeta a 11 medidas que le impiden ejercer en plenitud su posición como accionista. Según el acuerdo firmado con la FNE, la china no puede elegir directores, ejecutivos ni empleados de su empresa para integrar el directorio de SQM ni tampoco puede solicitar acceso a información comercialmente sensible de SQM, como inversiones, costos y proyectos futuros. Además, cualquier acuerdo con SQM debe ser informado antes a la FNE. Según trascendió, la empresa china considera ese acuerdo, “gravoso” para sus intereses.

Las restricciones duran cuatro años, renovables por otros dos años. Pero Tianqi tiene una ventana. Según el artículo 56 del acuerdo aprobado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) el 4 de octubre de 2018, Tianqi tiene la opción de “solicitar, luego de transcurridos los primeros cuatro años de vigencia de las medidas, una revisión y/o eliminación de una o más de las medidas pactadas, si las condiciones de su inversión en SQM o bien las del mercado del litio en Chile o en el mundo han variado de manera tal que no se justifiquen las restricciones y limitaciones”.

En entrevista con Pulso, Frank Ha, el nuevo CEO de Tianqi, anticipó que harían una revisión a las restricciones pactadas con la FNE. “Una vez concluyan estos cuatro años, lo natural es hacer un nuevo balance de la industria global del litio en 2022 versus lo que había en 2018. Si luego de esta evaluación creemos que las condiciones del mercado han cambiado de manera tal que las restricciones contenidas en el acuerdo con la FNE ya no tienen mayor justificación, podríamos eventualmente discutir el asunto con la FNE”, dijo.

En 2018, al acuerdo entre Tianqi y la FNE se opuso Julio Ponce. Al menos tres abogados participaron en la controversia: uno representaba al propio Ponce, otro a Pampa Calichera -holding con el que participa en la minera- y otro que actuó a nombre de SQM. Los tres decían que cualquier medida que se fijara no sería suficiente por los riesgos a la libre competencia y pidieron que el acuerdo entre Tianqi y la FNE fuese rechazado. Más aún, también se opusieron al ingreso de Tianqi a la empresa, acusando su condición de competidora.

Durante cuatro años, SQM ha alertado en sus memorias sobre los riesgos de mantener como accionista a Tianqi, lo que genera malestar a esta última. “La presencia de un accionista que sea, a la vez, competidor nuestro y el derecho de este competidor a elegir miembros del directorio podrían generar riesgos a la libre competencia e incrementar los riesgos de una investigación relacionada con la libre competencia en nuestra contra, ya sea en Chile o en otros países”, consignó en los escenarios de riesgo de sus reportes anuales de 2018, 2019, 2020 y 2021.

Por lo mismo, una vez que solicite el alzamiento de las medidas que acordó con la FNE, es probable que uno de los primeros en oponerse sea SQM.

En paralelo a sus gestiones frente a las autoridades, Tianqi encargará un estudio económico que fundamente el cambio en las condiciones del mercado del litio con las que aceptó las exigencias de la FNE. Para ello, los ejecutivos han consultado con una decena de economistas, entre los que están Joaquín Poblete, Rolando Bruna, Jorge Fantuzzi, Fernando Coloma, Alexander Galetovic, Andrea Butelmann, Alberto Montero, Francisco Saavedra y Andrés Gómez Lobos. Algunos ya han declinado esa invitación.

Tianqi intentará activar lo antes posible la petición a la FNE y para ello pretende tener, en un par de meses, el estudio económico que fundamentará su petición. Entre otras cosas, porque el fiscal nacional económico, Ricardo Riesco, cumple su periodo al mando de la institución el 10 de diciembre y Tianqi prefiere que sea él, que conoce el caso, quien revise la petición.

Las razones

Para Tianqi existe un nuevo contexto en la industria del litio que haría que las condiciones que impuso la autoridad regulatoria le resulten gravosas. Entre los argumentos con lo que buscan convencer a la FNE está la existencia de un mayor número de actores e interesados en ingresar a ese mercado. Por ejemplo, dos empresas, un inversionista chino y una empresa del grupo Errázuriz, ganaron nuevos derechos en Chile, en una licitación que, sin embargo, fue anulada hace dos semanas por la Corte Suprema.

Gente que ha estudiado la industria aluden que existen informes económicos que dan cuenta que la demanda por litio al 2050 subirá, pero la oferta no será suficiente para cubrir la demanda. A ello se suma que el gobierno hoy cuenta con un plan para desarrollar una empresa estatal para la explotación de litio. En Tianqi , dicen, han visto frustrados sus deseos de traspasar sus conocimientos en el mercado del litio a SQM.

En los últimos cuatro años, SQM ha aumentado su presencia en la industria. Si en 2018 produjo 45 mil toneladas métricas de litio y tuvo una participación de mercado mundial del 17%, en 2021 cerraron con más del doble: 101 mil toneladas y una cuota un poco superior, del 19%. Su principal competidor, describe en su último reporte anual, es Albemarle, otro competidor con presencia en el salar de Atacama, con una participación mundial del 19% también. Pero según SQM, Albemarle tenía el 28% en 2018. Tianqi es socio de Albemarle en la australiana Talison Lithium Pty Ltd.: los chinos tienen el 51%, y Albemarle, el 49%. Y la cuota de mercado de Talison es del 14% a nivel global. Así, esa triada tiene el 52% del mercado global, lo que hace a algunos especialistas difícil suponer que la FNE esté dispuesta a revisar las restricciones. Además, si las retira, estará siempre la figura del interlocking, que impide a un competidor tener directores en una empresa del mismo rubro, lo que haría inoficioso el fin de las restricciones.

Para revisar las medidas impuestas por la autoridad en 2018, Tianqi contactó a Luis Alberto Aninat y Cristián Reyes, socio y senior counsel de Aninat Abogados. Ambos acompañaron a la comitiva a la reunión con el fiscal. Con ello, Tianqi cambió de asesores. Hasta ahora era asesorada por el mayor bufete local, Carey y Cía. quienes negociaron con la FNE hace cuatro años el pacto que ahora Tianqi quiere revisar. Uno de sus socios, Francisco Ugarte, fue incluso director de SQM desde 2018 hasta marzo de 2022, cuando la minera renovó su mesa. Impedido de elegir ejecutivos de su conglomerado, Tianqi había elegido a Ugarte, el socio de Asset Chile, Georges Bourguignon y el estadounidense Robert J. Zatta. En abril de 2022 cambiaron a los tres y pusieron, en una mesa de ocho integrantes, al australiano Ashley Ozols, exejecutivo de Tianqi; Dang Qi, licenciada en literatura en español y culturas hispanohablantes y exreportera jefa de la agencia de noticias Xinhua en Beijing; y al chileno Antonio Schneider, director de empresas. En cuatro años, Tianqi se ha beneficiado, además, del alza de la acción de SQM, cuya tendencia alcista ha seguido el mismo camino. A marzo, Tianqi tenía el 23,02% de SQM -dos puntos menos que hace cuatro años-, pero de una compañía que ya supera los US$ 30 mil millones y que es la estrella del mercado del litio y de la bolsa local.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso