Descubren temible especie de tiranosaurio: científicos creen que es un ancestro del T. Rex

Esta pintura de los cuatro especímenes de tiranosaurio descubiertos. Crédito: Dickinson Museum Center

Los tiranosáuridos, la familia de dinosaurios que incluye al T. rex, se conocen en América del Norte y Asia desde hace más de un siglo, pero muchos detalles de su historia evolutiva siguen sin estar claros.


Una nueva especie de daspletosauro ha sido excavada en rocas de edad intermedia de un yacimiento de tiranosaurios de Montana, lo que le convierte en un “eslabón pérdido” con el T. Rex.

Daspletosaurus wilsoni muestra una combinación de características encontradas en tiranosaurios más primitivos de rocas más antiguas, como un conjunto de cuernos prominentes alrededor del ojo, así como características conocidas de miembros posteriores de este grupo (incluido T. rex), como una cavidad de ojos alta y bolsas de aire expandidas en el cráneo, informa el Dickinson Museum Center.

Estos hallazgos sugieren que investigaciones previas fueron correctas al identificar varias especies de Daspletosaurus como un solo linaje evolutivo y respaldan que T. rex desciende de este grupo.

Recreación de cómo habría lucido el dinosaurio.

El nuevo estudio, publicado en Peer J. respalda la adición de tiranosaurios a una lista cada vez mayor de dinosaurios (incluidos los dinosaurios con cuernos y pico de pato) para los que se ha propuesto la anagénesis (evolución lineal). Esto parece sugerir que la evolución lineal está más extendida en los dinosaurios, siendo la evolución ramificada menos frecuente de lo que se pensaba anteriormente.

Daspletosaurus wilsoni significa “reptil temible de Wilson”, llamado así por John “Jack” P. Wilson (San Diego, California), quien descubrió el espécimen holotipo. El espécimen holotipo (BDM 107) se recolectó de exposiciones de la formación del río Judith en el condado de Valley, al noreste de Montana.

¿Qué nos dice esto sobre la evolución de los dinosaurios?

En el Cretácico superior de América del Norte, muchas familias de dinosaurios están representadas por múltiples especies estrechamente relacionadas. Anteriormente se pensaba que estos representaban la diversidad, es decir, que vivían al mismo tiempo, lo que sería evidencia de una evolución ramificada. Sin embargo, una gran cantidad de nuevos especímenes y una mejor comprensión de su ubicación en el tiempo ha cambiado lo que pensamos.

Ahora podemos ver que muchas de estas especies están muy finamente separadas unas de otras en el tiempo, formando escalones consecutivos en forma de escalera en un solo linaje evolutivo donde una especie ancestral evoluciona directamente en una especie descendiente. Esto se llama el modo de evolución de “anagénesis” y se contrasta con la “cladogénesis”, donde los eventos de ramificación sucesivos producen muchas especies que están estrechamente relacionadas y, por lo tanto, se parecen entre sí, pero representan “primos” evolutivos en lugar de ancestros y descendientes.

Actualmente, Elías Warshaw está realizando una investigación más detallada sobre el vínculo entre T. rex y Daspletosaurus.

Reconstrucción del esqueleto de un Tyrannosaurus rex en el Museo de Historia Natural Carnegie, Pittsburgh.

La nueva especie se basa en un cráneo y un esqueleto parcial (BDM 107) recuperados por el Museo de Dinosaurios de Badlands entre 2017 y 2021. El descubrimiento original fue realizado en 2017 por el miembro de la tripulación Jack Wilson, quien vio una pequeña pieza plana de hueso que sobresalía del fondo de un acantilado imponente. Este hueso plano distintivo era la parte media de la fosa nasal de un tiranosaurio. Una excavación cuidadosa alrededor del hueso reveló una premaxila completa, que es el hueso en la punta del hocico.

La espectacular mandíbula inferior del cráneo holotipo tenía la mayoría de los dientes conservados en sus alvéolos. Crédito: Dickinson Museum Center

Algunas vértebras rotas de todo el sitio mostraron que se trataba de un gran tiranosaurio, pero había ~25 pies (8 m) de roca sobre los huesos. Los equipos de campo en 2020 y 2021 usaron un martillo neumático para excavar hasta la capa de hueso y descubrieron un cráneo y un esqueleto parciales. La tarea aparentemente interminable de eliminar la sobrecarga dio lugar al apodo del espécimen “Sísifo”, en honor a la figura de la mitología griega.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.