Diabetes: ya no es válido esperar hasta los 40 años para detectar esta enfermedad

Diabetes

Según nuevas pautas internacionales y el gran aumento de diagnósticos de diabetes tipo 2, se recomienda realizar los exámenes preventivos con mucha más anticipación.




El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF por sus siglas en inglés) actualizó sus pautas sobre cuándo es recomendable hacer exámenes para prevenir la diabetes, pidiéndole a lapoblación con sobrepeso y obesidad comenzar a hacerse las pruebas de detección a los 35 años en lugar de los 40, como ocurría hasta ahora.

El nuevo consejo se deriva de las crecientes tasas de obesidad y diabetes tipo 2, y de la investigación que muestra los beneficios para la salud de los métodos de prevención y el tratamiento temprano. Tres de cada cuatro adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, lo que aumenta sus posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

En el caso de Chile, el escenario es igual a la que se vive a nivel mundial. Una situación que “se ve preocupante, delicada, puesto que ha aumentado considerablemente la población con esta condición. En el país el 12,3% de la población, según la última encuesta nacional de salud, nos muestra que tiene diabetes dice Andrea Larrondo, enfermera Programa Diabetes de Clínica Alemana.

De hecho, la diabetes “es una pandemia que estaba antes del Covid-19 y probablemente ahora, a consecuencia del coronavirus, vamos a tener mayor cantidad de pacientes diabéticos porque la población está mucho más sedentaria”. Por eso “la idea de hacerse el examen después de los 40 ha cambiado enormemente a raíz de una población que no está sólo con mucho sobrepeso, sino que con mucha obesidad” añade el Dr. Aníbal Donoso, diabetólogo de Clínica Universidad de los Andes.

“El 90% de nuestra población es sedentaria y el 74% tiene sobrepeso y obesidad”, índices que van en desmedro de nuestra población y que hacen más posible presentar prontamente pre diabetes y diabetes, dice Larrondo.

En cuanto al examen preventivo, “en las personas sanas sin antecedentes o factores de riesgo se pueden hacer pruebas después de los 45 años” agrega.

Pero las personas mayores de 15 años que padezcan alguna de las condiciones nombradas, tengan antecedentes familiares y, toda mujer que tiene antecedentes de diabetes gestacional, debiesen realizarse exámenes preventivos por lo menos una vez al año, recomienda Donoso.

Recomendaciones

El examen para detectar si existe la diabetes “es algo tan sencillo como una glicemia en ayuno. Pero dejarlo reservado exclusivamente para los mayores de 40 años ya no corre, sobre todo con la cantidad de personas con obesidad y sobrepeso que tenemos en el país” señala el Dr. Donoso.

Por eso es muy importante pesquisarla en forma temprana cuando está recién partiendo porque tenemos muy buenos tratamientos médicos, no solamente farmacológicos, que te disminuyen la progresión de una pre a una diabetes, sino también, estimular el estilo de vida saludables, cambiar la alimentación, fomentar el deporte, tratar otras patología crónicas, y también dejar el cigarrillo en el caso que los pacientes estén fumando, añade el especialista.

Además, no debiese ser necesario llegar a la medicación (en casos de prediabetes), “sino que con actividad física tres veces a la semana, 45 minutos, dejar los hábitos tabáquicos y además tener una alimentación balanceada rica en proteínas y otros nutrientes” ayudarán a prevenir un diagnóstico de diabetes temprana dice enfermera Programa diabetes de Clínica Alemana.

En tanto, la guía del grupo de trabajo (USPSTF) dice que la evidencia muestra que la dieta y la actividad física pueden prevenir o retrasar la diabetes en adultos con prediabetes. Se ha demostrado que el medicamento para la diabetes metformina hace lo mismo, pero no ha sido aprobada para ese uso, señalan. El medicamento no está exento de riesgos y algunos médicos se oponen a su uso, señalando que dos tercios de las personas con prediabetes nunca desarrollan la enfermedad.

Un futuro con más prevención

La diabetes tipo 2 afecta la capacidad del cuerpo para utilizar la insulina para regular el azúcar en sangre, lo que conduce a niveles altos que pueden causar problemas cardíacos, daño a los órganos y ceguera. La prediabetes significa niveles de azúcar en sangre más altos de lo normal que pueden conducir a una diabetes en toda regla.

“Con el pasar de los años, lamentablemente, esta enfermedad se va a ir haciendo más común y esto no es sólo en Chile sino a nivel mundial” comenta Donoso.

Una editorial de JAMA dice que la evidencia muestra que pocos adultos estadounidenses con prediabetes son referidos a programas de prevención de la diabetes o de pérdida de peso que podrían ayudarlos a evitar la diabetes y sus complicaciones. Requiere una gama más amplia de programas de prevención eficaces que estén cubiertos por un seguro y sean accesibles para las personas que más los necesitan.

Por lo tanto, “es vital educar a la población desde la infancia para que en un futuro podamos prevenir esta nueva pandemia que se nos viene” finaliza Larrondo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.