El bioquímico que creó un respirador con materiales caseros para proteger al personal de la salud

Raúl Mera, bioquímico, doctor en química y académico de la Facultad de Química y Biología, de la Universidad de Santiago. Foto: Universidad de Santiago.

Protección fue elaborada por académico de la Universidad de Santiago, Raúl Mera, y posee un sello al rostro que tiene el potencial de entregar una buena protección respiratoria. Para confeccionarla, solo se necesitan bolsas, cintas, botellas y tapas.




El mensaje desde hace más de un mes ha sido quedarse en casa. El objetivo es que con ese aislamiento físico evitar que los casos no detectados de coronavirus aceleren la transmisión. Sin embargo, hay muchas personas que no pueden dejar de trabajar, principalmente el personal de la salud. Junto con ellos, muchos cajeros o trabajadores de negocios críticos, etc. Todos se exponen a un mayor riesgo de exposición al contagio.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó que 720 trabajadores en la red de salud se encuentran contagiados con coronavirus. Es decir, que la cifra se duplicó en los últimos 15 días.

El cómo protegerlos, además en un escenario en que escasean los insumos de protección, fue la motivación del bioquímico, doctor en química y académico de la Facultad de Química y Biología, de la Universidad de Santiago, Raúl Mera, que desarrolló una mascarilla respirador con materiales caseros para proteger al personal de la salud.

Nació originalmente como un proyecto para presentarlo en el concurso del Ministerio de Ciencia y Corfo de innovación científica para proteger el personal de salud, que Mera finalmente no presentó, pero al tener un enfoque de que cualquier persona pueda realizarlo, dice, “espero que sea una contribución”.

El ideal es que ellos pudieran usar las mascarillas certificadas, “pero no siempre tiene acceso a ese tipo de protección", indica. Por eso Mera dejó al alcance de los usuarios de internet las instrucciones de una mascarilla que logra “un sello al rostro correcto, por lo que tiene el potencial de entregar una muy buena protección respiratoria”, aseguró. Para confeccionarla, se necesitan bolsas, cintas, botellas y tapas, entre otras cosas.

Materiales caseros

RA-04 es el nombre del cuarto prototipo creado con materiales caseros por el licenciado en bioquímica, doctor en química e investigador en química teórica de superficies y bioquímica teórica de metales de transición.

“He logrado lo que parece ser un sello al rostro correcto, por lo que el respirador tiene el potencial de entregar una muy buena protección respiratoria”, detallo Mera.

RA-04 es el nombre del cuarto prototipo creado con materiales caseros.

Mera indica que está intentando hacer muchos respiradores, pero que su verdadero objetivo es que las propias personas puedan seguir las instrucciones y confeccionarlos. “La fabricación es más o menos laboriosa, pero no difícil. Yo nunca he sido bueno en este tipo de cosas y lo pude hacer”, comenta.

Cualquier persona puede hacer uno. Tiene las ventajas de las mascarillas artesanales, dice, más algunas de las ventajas de un respirador más sofisticado. “Me gustaría que se conociera, porque para que sirva, la gente necesita saber que existe y que lo puede hacer”.

Para el respirador, se necesitan una bolsa resellable, una cinta de ductos o ‘cinta americana’, cinta de teflón, cinta aislante, silicona líquida, cinta de montar y tapas de botella.

Para el filtro, una botella de medio litro, cinta de ductos, silicona líquida y el material filtrante que la persona elija, dependiendo de la disponibilidad.

“Mis pruebas preliminares indican que logro un buen sello entre el prototipo y mi cara. Sin un buen sello, el aire puede entrar por los costados y no pasar por el filtro, lo que sí ocurre con las mascarillas quirúrgicas y artesanales”, afirma. La eficacia del respirador completo va a depender de si tiene filtraciones de aire y el material filtrante usado para el filtro.

A su juicio, los mejores materiales filtrantes son los que tienen certificación P100. Sin embargo, a pesar de que “estos están probados y entregan una excelente protección (mejor que N95), no están muy disponibles”, reconoció. Por eso, propone usar el mismo material de una mascarilla quirúrgica.

El respirador disminuye el humedecimiento del filtro, por lo que hace que el material dure más. Con todo, el especialista señala que también se pueden usar otros materiales, como paños de secar platos o bolsas de aspiradora.

Interior del respirador. El respirador disminuye el humedecimiento del filtro, por lo que hace que el material dure más.

“La idea es aprovechar que la confección de RA-04 no requiere materiales especiales, ni de habilidades especiales. Si es que no se cuenta con respiradores N95 o con otra certificación similar, creo que es importante que existan alternativas”, concluye Mera.

Comenta