FaceApp, la aplicación más descargada del año: ¿Le entregarías tus fotos a una empresa rusa?

20190715152924_38445163_0_body

La aplicación permite envejecer a los usuarios, lo que ha generado un desenfrenado interés en las redes sociales. Sin embargo, expertos señalan que hay riesgos asociados.




FaceApp se ha transformado en la aplicación para celulares iOS y Android más popular del año, una app que transforma fotografías de los usuarios simulando cómo se verán en su vejez. Artistas y deportistas también se han sumado al fenómeno. Todos quieren saber cómo se verán cuando viejos a través del sistema de Inteligencia Artificial que ofrece la app.

La aplicación, que ya cuenta con su versión 3.4.5 es la n°1 actualmente en descargas, en la categoría fotografías y videos, y la mejor evaluada en 121 países. Si bien su fama es reciente, su primera versión data de noviembre de 2018.

Pero no todo es positivo, ya que su extensivo uso también ha desatado alarmas sobre la privacidad digital y los límites que se deben establecer al momento de compartir información tan personal. No todo es gratis, ya que detrás de la app, hay una compañía rusa (Laboratorio Inalámbrico de San Petersburgo) que ya cuenta con 150 millones de rostros y nombres de personas en su base de datos, y que en sus bases indica claramente que al usar al app, la persona cede todos sus derechos sobre la fotografía. Sin embargo, frente a los temores que su uso han generado, la empresa aclaró públicamente que después de 48 horas las imágenes son borradas, pero sin detallar si quedaban almacenadas en una base de datos.

"Usted le otorga a FaceApp una licencia perpetua, irrevocable, no exclusiva, sin royalties, en todo el mundo, totalmente pagada y con licencia transferible para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados, distribuir, realizar públicamente y mostrar el contenido del usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en todos los formatos de medios y canales conocidos o desarrollados posteriormente, sin compensación para usted. Cuando publica o comparte contenido de usuario en nuestros servicios, o de otro modo, comprende que su contenido de usuario y cualquier información asociada (como su nombre de usuario, ubicación o foto de perfil), serán visibles al público", establece la aplicación en sus bases.

Saúl Ortega, académico del Centro de Investigación en Ciberseguridad de la U. Mayor, señala que existen riesgos derivados del uso de la aplicación, y "van de acuerdo al uso final que se le de a esos datos. Si bien la aplicación dentro de sus políticas de seguridad expone que no hará una exposición a terceros, sí recopila una serie de metadatos como la ubicación de la imagen, el nombre o nickname del  usuario o creador de la misma, y lleva un monitoreo e interacción de los sitios visitados por éste. ¿Para qué los requiere una app que aplica un filtro de envejecimiento?".

"Todos estos datos recopilados están nutriendo un algoritmo de redes neuronales para volverlo más preciso, esto puede llevar a la detección y un reconocimiento facial más preciso. Pero con un uso inadecuado, este algoritmo puede exponer nuestra privacidad y podríamos ser identificados en cualquier lugar donde esté presente el algoritmo", establece Ortega.

José Luis Pérez, CEO de TecnoActive y experto en creación de apps, añade que es "difícil de mesurar los riesgos que tiene el uso de esta aplicación, ya que si bien son solo simples filtros que se aplican sobre una fotografía, se desconoce dónde se estarán almacenado este banco de imágenes, quiénes son los que controlan estos datos y cómo serán usado estos mismos. Estos datos podrían ser utilizados para identificación biométrica".

"La gente está dando su imagen y derechos de la misma con consentimiento a un tercero, que bien puede o no hacer un uso adecuado de ésta, nada garantiza que no pueda ser vulnerada. ¿Qué harías si una persona desconocida en la calle te pidiera tu foto? ¿Se la darías sin ninguna objeción? Eso estamos haciendo", agrega el profesional de la U. Mayor.

Ortega señala que el principal error de los usuarios "es creer que nuestra privacidad carece de un valor monetario en el mundo digital y ceder nuestros datos (una imagen) a cambio de "recompensas", como hacernos ver mayores o menores, etc. Cuando estos datos son el principal motor que vuelve más preciso algoritmos de reconocimiento en el mundo, algoritmos que pueden transformar el cómo identificamos a cada persona en el mundo".

[caption id="attachment_743592" align="alignnone" width="994"]

La aplicación ofrece diferentes opciones y filtros a los usuarios.[/caption]

FaceApp, que se ha hecho famosa por envejecer a las personas, también ofrece otras alternativas, como cambiar de género, cambiar de look, añadir tatuajes, parecer más joven, poner sonrisa a una foto de aspecto serio, agregar maquillaje, realizar selfies, añadir barba y colores y paiasjes múltiples, entre otros.

Pérez señala que "solo podemos anticipar que la tecnología de reconocimiento facial esta cada vez mas desarrollada y el tener estas grandes bases de datos de datos biométricos alimentada con millones de nuevos parámetros a los algoritmos de inteligencia artificia,l los cuales se van cada día serán más certeros gracias a estos mismos datos que entrega esta app. Existe duda sobre que uso se le puede dar a todo estos datos biométricos, ya que algunas industrias podrían solicitar esta tecnología para seguridad de sus operaciones. Esto se puede comparar a entregar una huella digital".

Comenta