La decisiva colaboración de la U. de Concepción en el proyecto

Autor: Carlos Montes

Neil Nagar y  Venkatessh Ramakrishnan, ambos doctores del Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, forman parte de un equipo de 200 científicos.


Es el gran tema astronómico de los últimos años: por primera vez en la historia se dio a conocer una imagen real de un agujero negro. Para conseguir tal objetivo, durante más de diez años, más de 200 especialistas trabajó a diario para conseguir esta proeza científica. Dos de ellos, doctores del Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, los únicos de centros de estudio latinoamericanos del proyecto.

Neil Nagar, también investigador Cata y doctor en Astronomía por la Universidad de Maryland, de Estado Unidos, ha dedicado su investigación a galaxias activas, agujeros negros súpermasivos y rayos cósmicos. Mientras que Venkatessh Ramakrishnan, doctor de Ciencia y Tecnología del Espacio por Aalto University, Finlandia, se ha basado en galaxias activas y su variabilidad y cinemática.

Nagar señala que la Teoría de Relatividad General, que hoy tiene casi 100 años, pasó por muchas pruebas, pero nunca tuvo una tan fuerte como la de hoy. “En un agujero negro, cualquier desviación es magnificada por la fuerza de gravedad que tiene. En ese sentido, se llevó a cabo una prueba muy fuerte de relatividad general. Tenemos en el centro de la imagen una falta de luz. Antes con las ondas gravitacionales, tuvimos pruebas de la existencia de agujeros negros de masa diez veces mayor al Sol, pero no tuvimos pruebas de algo súpermasivo”.

Nagar (el tercero de izquierda a derecha), forma parte importante del proyecto.

El astrónomo dice que “el apoyo de Chile se divide en dos partes: primero, los observatorios internacionales en el país, Alma y Apex. Fue posible debido a un gran trabajo de los equipos de estos observatorios. Segundo, la participación de universidades o institutos chilenos, donde en nuestro caso, la Universidad de Concepción, es el único caso de estudio chileno involucrada en el proyecto. Nosotros empezamos hace diez años, hicimos contribuciones a la fase de instrumentación. Primero en la parte de adaptar Alma de un telescopio de 80 metros para incluirlo en el Telescopio de Horizonte de Eventos y también apoyamos al telescopio Apex, por la instalación de su equipo y el proceso de marcha en blanco. Nosotros fuimos muy activos en calibración y análisis de error de datos. Hay un equipo muy grande”.

Nagar tiene un vínculo importante con Chile. “Mi origen es de India, luego estudié astronomía en Estados Unidos, también trabajé en Europa. Visité Chile varias veces para observar en telescopios, cerca de La Serena y Antofagasta, como Cerro Tololo. Siempre lo pasé muy bien en Chile, y era obvio, que hay muchas oportunidades aquí para personas en universidades chilenas. Hace 14 años encontré un puesto en la Universidad de Concepción y me quiero quedar por mi carrera”.



Seguir leyendo