Más de 40 millones de chinos confinados en 13 ciudades por epidemia del nuevo coronavirus

coronavirus

En total, 13 municipalidades tomaron medidas de confinamiento en la región de Wuhan (centro), la metrópolis de 11 millones donde se detectó el virus en diciembre.




Mas de 40 millones de chinos han sido confinados hoy viernes en sus ciudades después de que se impusieran restricciones de transporte en otras cuatro localidades para evitar la propagación del coronavirus, que ya mató a 26 personas y contaminó a otras 800 en el gigante asiático.

En total, 13 municipalidades tomaron medidas de confinamiento en la región de Wuhan (centro), la metrópolis de 11 millones donde se detectó el virus en diciembre.

Autoridades de las ciudades de Xianning, Xiaogan, Enshi y Zhijiang, todas situadas en la provincia central de Hubei, epicentro del virus, anunciaron que los servicios de transporte público, tanto de autobuses como estaciones de trenes están suspendidos.

Estas ciudades son las últimas en Hubei en imponer restricciones a los viajes en las últimas 24 horas en un intento de prevenir la propagación del nuevo coronavirus de la familia del SRAS (Síndrome Respiratorio Severo Agudo).

Las autoridades de Hubei también anunciaron la suspensión de eventos culturales y públicos.

Los servicios de taxi también quedan restringidos y las agencias de viajes de la provincia han suspendido sus actividades y han dejado de organizar viajes organizados, anunciaron las autoridades el viernes.

Esta nueva cepa del coronavirus se identificó por primera vez en un mercado de mariscos y animales vivos en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei.

Su similitud con el SRAS, que mató a cerca de 650 personas en China y Hong Kong entre 2002 y 2003, ha causado alarma.

Ciudades como Zhijiang, de 550.000 habitantes, han cerrado todos los comercios, con excepción de las farmacias, mientras Enshi, de 800.000 habitantes, cerró todos los centros de ocio y diversión.

El jueves, se suspendieron todos los vuelos, trenes, autobuses y barcos de pasajeros procedentes de Wuhan, dejando a esta metrópolis prácticamente aislada.

El propagación del virus ha sorprendido a China en medio de las festividades del Nuevo Año chino, una época en la que decenas de millones de ciudadanos regresan a sus lugares de origen para pasar las fiestas en familia y de multitud de celebraciones públicas.

Comenta