"Oriflama" el millonario galeón hundido en el Maule

oriflamaWEB

El Oriflama es un mítico barco español hundido el 25 de julio de 1770 frente a la playa La Trinchera, en la Región del Maule, con un cargamento estimado en US$ 200 millones y que durante los últimos 20 años ha intentado ser rescatado por la Sociedad Oriflama S.A. Ahora, un nuevo proyecto busca construir un museo en Curepto que resguarde su legado.




La historia de "Nuestra Señora del Buen Consejo y San Leopoldo", galeón conocido popularmente como "Oriflama" y que naufragó en el océano Pacífico hace 250 años, vuelve a resurgir intentando dejar atrás una estela de pugnas entre el Estado e inversionistas privados por extraer el fastuoso tesoro que traía en sus bodegas, cuyo destino era el Virreinato del Perú y la Iglesia Católica en Ecuador.

[caption id="attachment_682499" align="alignnone" width="1280"]

El nuevo proyecto de puesta en valor patrimonial del Oriflama en Curepto.[/caption]

El barco ha sido objeto de una extenuante batalla judicial entre la empresa Oriflama S.A. y el Estado chileno. Luego de localizar la embarcación, la firma solicitó su rescate, pero tras las objeciones técnicas del Consejo de Monumentos Nacionales y la Directemar, el caso se radicó en el CDE y la Corte Suprema, que en sucesivos fallos en 2016 resolvieron negar el permiso del rescate subacuático propuesto en la orilla de la playa La Trinchera, en Huenchullami, Región del Maule.

Lejos del revés judicial, la empresa diseñó una nueva propuesta centrada ya no en el rescate de los restos del barco, sino en una puesta en valor de su legado. José Luis Rosales, gerente general de Oriflama S.A., anuncia que están impulsando acciones conjuntas con la Municipalidad de Curepto y empresas privadas, para dar vida a un museo que incluya una réplica a escala del barco basada en los planos originales, que ponga en valor la estela del "Oriflama". "Hemos optado por aportar al desarrollo del turismo local, impulsando a la comunidad a que desarrolle proyectos de hotelería y gastronomía apropiándose del nombre del barco", explica.

[caption id="attachment_682505" align="alignnone" width="720"]

En la zona, el Oriflama es protagonista.[/caption]

El alcalde de Curepto, René Concha, aplaude el proyecto. "Es un sueño que en el futuro se logre rescatar el barco, pero mientras no ocurra, apostamos por impulsar la creación de una sala temática donde se expondrá la historia del 'Oriflama'", dice, y destaca la importancia de que estas acciones impulsen el desarrollo local.

Click en la infografía para ampliar

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.