Preocupado por la formación y la calidad de los médicos especialistas: el doctor Vicente Valdivieso es el nuevo Premio Nacional de Medicina

Vicente Valdivieso, al centro, mientras era estudiante de medicina de la Universidad Católica.

El galardón fue recibido por el gastroenterólogo que por más de 45 años se ha dedicado a la docencia, la investigación y la acreditación de los especialistas.




Cuando se graduó en 1959 fue el mejor alumno de su promoción. Desde entonces ha participado en la formación de cientos médicos en el país, como ex presidente de la Conacem y también como académico e investigador. Se trata del doctor Vicente Valdivieso (85), médico internista de la Pontificia Universidad Católica y especializado en Gastroenterología de la Universidad de California (UCLA), que hoy recibió el premio más importante que se entrega a los médicos en el país, el Premio Nacional de Medicina 2020.

Esta es la décima versión de este galardón que se entrega cada dos años, y en esta versión, Valdivieso fue el ganador entre 12 candidatos. Reconoce que esta no fue la primera vez que lo propusieron como candidato y por sobretodo valora que se trata de un premio que otorgan los pares, los médicos de asociaciones, sus pares.

Autor de decenas de artículos científicos publicados en revistas chilenas e internacionales, su objeto de estudio ha sido el estudio de los lípidos, colesterol y secreción biliar. Además, fundó una línea de investigación sobre epidemiología y patogenia de la colelitiasis y hasta el día de hoy, esa línea ha permitido importantes hallazgos. Sus artículos y libros también se centraron en salud pública, medicina clínica y educación médica.

Con más de 45 años dedicados al desarrollo de la medicina en Chile, desde el mundo académico, el doctor Valdivieso ha sido profesor auxiliar de la Universidad Católica en el año 1968 y 10 años más tarde asumió como profesor titular. En esta casa de estudio ha ocupado los cargos de Secretario Ejecutivo de la Comisión de Investigación, Miembro del Consejo de la Dirección de Investigación, Sub-Director de la Escuela de Medicina, Director de la Escuela de Medicina, Miembro del Consejo de la Facultad, Jefe de la División de Medicina y Director del Centro de Formación de Docentes Clínicos, entre otros.

¿Siempre quiso estudiar medicina o tenía otras opciones?

“Yo tenía una especie de obligación intrauterina de ser médico. Mi bisabuelo se llamaba Vicente Izquierdo Sanfuentes y era médico. Pero primero tuvo que estudiar derecho porque entonces la medicina tenía muy mal prestigio. Cuando terminó derecho, le entregó el diploma a su mamá y se fue a estudiar a medicina a la Universidad de Chile, terminó su carrera en Alemania y se convirtió en un personaje importante de su familia. Cuando mi mamá me tenía dentro de su útero, mi abuela Adelaida Izquierdo le dijo a mi mamá, ‘este hijo es hombre, le pondremos Vicente, igual que mi papá y va a ser médico’. Podría haber estudiado otra cosa, pero marcaba esta historia. A los 12 años, mi abuela Adelaida me regalo el microscopio de mi bisabuela. Estaba marcado antes de nacer", dice riendo.

Calidad de los especialistas

Una de las preocupaciones del doctor Valdivieso el la calidad de los médicos especialistas que ejercen en Chile. Por más de 30 años fue miembro del directorio de la Corporación Nacional de Certificaciones Médicas (Conacem), entidad que también presidió por alrededor de 15 años. Además, hasta hace un par de años, fue el Secretario Ejecutivo de APICE, la agencia destinada a la acreditación de los programas universitarios de especialistas en las diferentes áreas de la medicina.

“Si tuviera que poner yo un orden a mis actividades, lo más que más me gusta es atender pacientes. Yo soy clínico. Me gusta conversar con los pacientes, conocerlos bien. Luego yo podría las actividades de investigación, especialmente lo relacionado con los cálculos de vesícula biliar. En seguida podría los esfuerzos que he puesto por mejorar la calidad del trabajo de los médicos, tanto en el pregrado como en la formación de especialistas, la trabajo que hice en la acreditación de los programas de especialistas”, recalca.

En la Academia Chilena de Medicina, el gastroenterólogo ocupa el sillón número 5, posee el el grado honorífico de Profesor Emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, ha sido presidente y actual Miembro Honorario de diversas sociedades científicas, como la Sociedad Chilena de Gastroenterología y la Sociedad Médica de Santiago (en esta última también se le distinguió como Maestro Chileno de Medicina Interna).

El premio Nacional de Medicina es un reconocimiento que se creó en el año 2001 por la Academia Chilena de Medicina, la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH), la Asociación de Sociedades Médicas de Chile (ASOCIMED) y el Colegio Médico de Chile, para reconocer la obra de aquellos médicos que han sobresalido entre sus pares por su exitosa trayectoria en el área clínica o de salud pública y que, además, han tenido un rol destacado en docencia, administración académica o investigación. Se otorgó por primera vez el 2002.

Padre seis hijos, 19 nietos y dos bisnietos, está orgulloso de uno de sus hijos y una nieta sigan sus pasos como cirujanos infantiles. Otro de sus nietos está ahora en tercer año de medicina. “Parece que mi profesión seguirá siendo representando en la familia, estoy orgulloso y contento, porque creo que de alguna manera, los he podido ayudar”, dice Valdivieso.

Este año, el jurado estuvo compuesto por el Dr. Eghon Guzmán, presidente del jurado y presidente de la Asociación de Sociedades Científicas-Médicas de Chile (ASOCIMED); el Dr. Otto Döer, Premio Nacional de Medicina 2018; el Dr. Rodolfo Armas, presidente de la Academia Chilena de Medicina; la Dra. Patricia Muñoz, presidente de la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH); la Dra. Izkia Siches, presidente del Colegio Médico de Chile; el Dr. Luis Delpiano, Presidente de la Sociedad Chilena de Infectología; y el Dr. Iván Jara Padilla, past president de la Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología. En tanto, la Dra. Gloria López, miembro de la Academia Chilena de Medicina y past president de ASOCIMED, es la coordinadora del Premio Nacional de Medicina 2020.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.