¿Qué son los imageboards, los foros como nido.org que dan rienda suelta a los ataques misóginos y sádicos?

Teclado

A diferencia de otros espacios digitales, se usan con con el propósito de alojar contenido abusivo y violento, con las mujeres como blanco. Se realizan publicaciones y amenazas con el fin de hostigarlas, divulgando fotografías íntimas.




Hace años que se tenían antecedentes de foros en internet con un claro comportamiento agresivo y enfoque sexualizado. Pero fue con Nido.org, en que explotó la controversia y notoriedad de los llamados imageboard o tableros de imágenes. En ellos se pueden publicar fotografías de distintos tipos. Se trata de una especie de gran galería, pero con la "ventaja" del anonimato de quienes las suben.

A diferencia de otros espacios digitales, los imageboard se usan con con el propósito de alojar contenido abusivo y violento, con las mujeres como blanco. Se realizan publicaciones y amenazas con el fin de hostigarlas, divulgando fotografías íntimas. Es la característica por ejemplo, de uno de tableros de imágenes más populares de Estados Unidos, 4chan.org, en que se habría inspirado la versión chilena bajo el nombre de 6chan, que sería de los mismos creadores de Nido.org.

En el caso específico de Nido.org, el comisario de la Policía de Investigaciones, Mauricio Araya, explica que el fin va por el lado de general un pánico a la sociedad, pero dirigido hacia las mujeres. "En el análisis de la información se ve que hay un trasfondo misógino y sádico, son personas que se jactan de torturar a otro ser humano, con una falta de empatía tremenda. No es la primera vez que lo vemos, cuando se protegen con el anonimato se dan estos tipos de relatos".

Karen Vergara, vocera de Fundación Datos Protegidos, resalta que las amenazas y agresiones a mujeres través los imageboard se dan con frecuencia. Y las víctimas siempre han estado desamparadas, indica. "Lo más importante es que al fin se está haciendo un tema público, está dejando de ser tabú, es algo que pasa en la actualidad. Hay un componente de género que busca sentir a la mujer de una manera inferior y en peligro constante, es una forma de terror".

Intimidad y violencia

¿Cómo llegan las fotografías íntimas a esos foros? Elizabeth Muñoz, abogada del equipo de coordinación del caso Nido.org, que lleva la agrupación de Abogadas Feministas, Abofem, señala que las mujeres que ocupan las redes sociales para publicar fotografías saben que, según las mismas políticas de privacidad de cada espacio, no se pueden subir imágenes de contenido explícito o desnudos. "En estos casos son usuarias que han publicado, por ejemplo, fotos en bikini, pero que trasladadas a esos foros se han logrado llegar a fotografías íntimas que compartieron con personas de confianza, todas se han obtenido en formas de hackeo o de la provisión de ex gente de confianza", aclara.

En 2018 la Fundación Datos Protegidos, con la colaboración del Departamento de Derecho Penal de la Universidad Alberto Hurtado y la ONG Amaranta, elaboró el primer informe de Violencia de Género en internet en Chile, documento que establece que 60% de las mujeres víctimas sabía quién era su atacante. "No es que sean tipos desconocidos, ellas o fueron sus amigas o ex pololas, hay un vínculo, de la misma manera en que en las mayorías de las violaciones son gente cercana a la persona, acá ocurre lo mismo", dice Vergara.

Protección

Pese a que no existe la tipificación de ciberacoso como tal en el Código Penal, la producción de material que se aprecia en este tipo de sitios, sí puede ser sancionado. El comisario de la PDI explica que dependiendo del caso, hay varias figuras.

Por ejemplo, dice Araya, si se filtra una fotografía de carácter privado de una persona adulta, representa una infracción al artículo 161-A y B del Código Penal, que hace referencia a la vida privada. "Pero si están amenazando, por ejemplo, dicen que van hacer algo en contra de la persona, y ponen una fotografía de ella en que incitan a atacarla y ponen su dirección, ahí hay un delito de amenazas contra la persona, un tercero o propiedad. También si las fotos que se difunden son de menores de edad, corresponde a distribución de pornografía infantil".

Para denunciar, el anonimato no es un impedimento. En internet si bien varios sitios prometen el anonimato, Araya explica que en caso de los tableros de imágenes, cada mensaje tiene un identificador, un número que indica cómo se publica cada mensaje, para que el sitio tenga un cierto orden. Ese identificador, pese a no especificar el nombre de quién lo escribe, sí permite determinar de dónde se subido. "En internet todo deja un tipo de rastro, por eso ante amenazas de este tipo se debe sacar el pantallazo con el identificador numérico del mensaje que tiene al lado el texto", aclara el comisario.

El derecho informático recién se está abriendo paso a este tema. Lentitud, que la abogada de Abofem explica se debe a que no existe un reconocimiento al ciberespacio como un espacio publico, que debe ser regulado. "Mientras eso no ocurra, siempre la normativa estará retrasada. Las noticias nos exhortan con urgencia a legislar, a poner los temas en la palestra pública y debatirlos. Pero en principio, se debe comprender que el ciberespacio es un espacio público que debe ser regulado, todavía sigue siendo más bien tierra de nadie, está regulado en términos de comercio electrónico, pero no en relación a interacciones entre particulares".

Miguel Arias, psicólogo y presidente de la Fundación SerDigital.cl, explica que frente a este tipo de agresiones en línea existen grupos más sensibles de una sociedad que siempre sufren más: los niños, las mujeres y tercera edad. "Las mujeres están enfrentando un tema importante que hay que responder", destaca.

Es importante, sostiene el comisario de la PDI, que se investigue qué clase de personas se vincula con estos foros y qué son capaces de hacer. "Por sus características y contenido sádico, sabemos atenta contra las mujeres. Pero tanto hombres como mujeres comparten fotografías con gente que no conocen, tanto hombres como mujeres tienen conductas de riesgo en internet y podrían ser víctimas", agrega. Es algo que se indica con insistencia, dice Araya, pero es fundamental tener cuidado con la información que se sube a redes sociales.

En ese sentido, la vocera de Fundación Datos Protegidos resalta que la víctima, es víctima siempre: "Que esas fotos de difundan y las usen para hostigarlas, jamás es culpa de la víctima y jamás se lo merece".

Comenta