Recién nacido alerta por alta carga viral, 51.000 veces más elevada que el promedio: Expertos lo atribuyen a una nueva y desconocida variante de coronavirus

Foto: ER Productions Limited.

Bebé presentó una anormal cantidad de partículas virales y tras secuenciar su genoma, encontraron una mutación de Sars-CoV-2 que no habían visto antes.




El virus Sars-CoV-2 ya ha infectado a más de 113 millones de personas en el mundo y ha causado más de 2,5 millones muertes. No obstante, en los niños se ha reportado que esta infección se presenta de forma leve en su organismo, e incluso, sin síntomas.

Sin embargo, durante las últimas semanas, los estudios se han enfocado en este grupo etario ya que empezaron a subir drásticamente los contagios en diferentes partes del mundo.

En países como Israel, que actualmente lidera la campaña de vacunación a su población, con más del 70% de sus habitantes inoculados, han aumentado a 50.000 los casos de niños y jóvenes contagiados de coronavirus sólo en el mes de enero. Según sus autoridades, se debería por la proliferación de la variante británica del virus, que sería más infecciosa que la original.

A medida que se han aumentado los análisis al grupo pediátrico, los expertos han podido descubrir más particularidades sobre el Sars-CoV-2, cómo afecta y se manifiesta en este rango etario que todavía no puede ser vacunado.

Nueva variante y mayor carga viral

Así fue el caso de un recién nacido en Washington DC, en Estados Unidos. En el Children’s National Hospital, le realizaron exámenes a un bebé que, a diferencia de los demás, presentaba un fuerte caso de Covid-19.

Al ver los resultados, notaron que el infante no solo tenía una nueva variante del virus, sino que también presentaba una elevada carga viral, 51.418 veces más alta que el promedio.

Un padre fuera del hospital se encuentra con su bebé recién nacido con un protector facial y su esposa a través de la ventana en Satte, Prefectura de Saitama en Japón. Foto: Diario Yomiuri Shimbun.

Tras secuenciar el genoma del virus del bebé, encontraron que se trataba de la mutación N679S, variante que podría estar circulando en la región del atlántico medio del país norteamericano.

“Podría ser una completa coincidencia, pero la asociación es fuerte. Si ves a un paciente con una carga viral exponencialmente más alta y además que es por una variante completamente distinta a las registradas, probablemente estén relacionadas las dos variables”, indicó Roberta DiBiasi, jefa de enfermedades infecciosas del Children’s National Hospital a The Washington Post.

En un preprint publicado por Dibiasi y su equipo médico advierten que la ubicación de los cambios encontrados en la proteína Spike que le da al virus la capacidad de adherirse a las células de la variante vista en el recién nacido, y el hecho de que se han reportado otros casos en la región de similares características que podrían ser de la misma mutación, la jefa de enfermedades infecciosas subraya “la importancia de aumentar el monitoreo”.

Según una investigación que tomó la base de datos de los registros de personas contagiadas en Estados Unidos, ya se han encontrado con ocho casos de esta variante dentro de la misma zona geográfica.

Seguimientos del virus en infantes

De acuerdo a la Academia Americana de Pediatría (AAP), los niños tienen menos probabilidades de tener casos graves de Covid-19. Asimismo, tienen aún menos posibilidades de infectar a otras personas cuando se enferman.

Aún así, en los últimos cinco meses, el número de casos de coronavirus pediátrico ha aumentado “drásticamente” de un 2,2% a un 10% según la AAP.

Una niña se lava las manos en una guardería en Connecticut, Estados Unidos para prevenir contagiarse de coronavirus. Foto: Jessica Hill / AP.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, sus siglas en inglés), todavía indican que se deben seguir manteniendo las medidas de cuidado y prevención ya que todos, incluso niños, podrían transmitir la enfermedad.

Estados Unidos se ha quedado rezagado en la capacidad de detectar la circulación de nuevas variantes del Sars-CoV-2, y mucho más entre pacientes pediátricos y su vigilancia genómica.

Según los últimos datos de secuenciación genómica en la región del atlántico medio que contempla los estados de Delaware, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania y Washington DC, sólo el 0,36% de los genomas virales fueron secuenciados, por debajo del 5% de las muestras secuenciadas en Reino Unido, líder en el seguimiento de variantes del coronavirus.

A pesar del preocupante caso, los expertos coinciden que todavía es demasiado temprano para sacar conclusiones. Una posible hipótesis de este caso que explicaría la elevada carga viral del infante, sería que su sistema inmune estuviera tan poco desarrollado, que esto le permitió al virus replicarse descontroladamente en su tracto nasal, explicó al medio estadounidense Jeremy Lucan, virólogo de la Universidad de Massachusetts.

“Que un par de hospitales digan que han visto más casos severos en niños no significa que esto sea un problema nacional, pero hay que investigar. Con estas nuevas variantes podría ocurrir que algunos niños se estén contagiando con ellas”, sostuvo Adrienne Randolph al Washington Post, quien lidera una investigación nacional sobre niños y Sars-CoV-2.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.