Nicole Romo (Ind): “La igualdad ante la ley no implica sólo declararla en una nueva Constitución, significa reformar nuestro sistema de justicia”

Nicole Romo, trabajadora social y candidata constituyente por el distrito 9.

Sobre el actual modelo del Poder Judicial, la candidata constituyente por el distrito 9 (Recoleta-Conchalí) manifiesta que hay que hacer una revisión completa. “Un tema importante tiene que ver con la paridad de género dentro del sistema de justicia”, asegura.




Es trabajadora social especializada en gestión de las organizaciones, nacida en Conchalí y vinculada al movimiento Independientes No Neutrales. Nicole Romo buscará un escaño en la convención por el distrito 9 (Recoleta-Chonchalí) como candidata de la lista Independientes por una Nueva Constitución.

“Esto es un proceso único que estamos viviendo como país y todas las dificultades vividas creo que le ponen más condimento a esta historia. En 20 o 30 años más cuando miremos hacia atrás y contemos qué pasó, va a ser una historia bastante única”, explica Romo.

¿Qué la motivó a ser candidata por el distrito 9 y a través de una lista independiente?

Soy del distrito 9, nací en Conchalí, me crié en la población Quinta Bella de Recoleta donde nace sin duda toda mi motivación por el mundo social. No podía ser de otra manera que si llegaba a ser candidata tenía que ser en este lugar donde tengo mis raíces. Y por otro lado, desde mi experiencia laboral es que me vinculo al movimiento Independiente No Neutrales, donde se me invita a participar y donde además estuve a cargo de generar la instancia de convocatoria para que se sumaran personas y lográramos armar un movimiento de Arica a Magallanes.

Uno de sus lineamientos plantea que se debe establecer la igualdad de todas las personas, lo que está establecido en la actual Constitución como “igualdad ante la ley”. ¿Se debería replantear o incorporar algo en este derecho?

Sin duda hay que replantearlo, en el sentido de que si bien nuestra Constitución señala que las personas nacemos iguales en dignidad y derechos, la realidad es que no permanecemos en esa igualdad. Eso es porque tenemos una estructura dentro de nuestro país, desde las distintas instituciones del Estado, que lo que ha hecho es generar desigualdad e inequidad. Sin embargo, la igualdad ante la ley no implica sólo declararla en una nueva Constitución, sino que además significa reformar nuestro sistema de justicia, donde efectivamente nuestro sistema de justicia esté al servicio de la paz social y en donde se generen todas las estructuras y mecanismos, para que efectivamente todos y todas seamos iguales ante la ley.

Sobre el actual sistema de justicia, ¿realizaría algún tipo de transformación sobre el modelo, atribuciones o las funciones del actual Poder Judicial?

Hay que revisar todo el sistema judicial que tenemos en nuestro país. Hoy tenemos un sistema de justicia que no está al servicio de la paz social ni a resguardar derechos, está al servicio para mantener el orden. Efectivamente, hay que hacer una revisión de todo nuestro sistema de justicia e incorporar ciertos elementos que están ausentes. Un tema importante tiene que ver con la paridad de género dentro del sistema de justicia, con la participación ciudadana, con la rendición de cuentas que haga cada sistema de justicia con respecto a su propio desempeño, con el compromiso de defender también la Constitución.

En ese punto del Poder Judicial, explica que debe existir participación de la ciudadanía en el control y supervigilancia de la función judicial. ¿Cómo podría llevarse a la práctica ese control y que no quede en “letra muerta”?

Existen distintos mecanismos que creo que se podrían ir incorporando. Por ejemplo incorporar la justicia popular, podemos pensar en cómo otros países tienen jurados que deben ser ciudadanos, para poder definir ciertos procesos judiciales. Tenemos que también entender que la justicia lo que busca no es sólo la sanción, ese no es el fin de la justicia. El proceso es que estableces una sanción pero eso tiene que ser reparatorio para la comunidad, por lo tanto, ahí sin duda puedes incorporar la participación de la ciudadanía y también de organizaciones de la sociedad civil en este ejercicio.

También dice que se debe establecer un reconocimiento e igualdad de todos los derechos pero con incorporación de nuevos titulares. ¿Cuáles son esos titulares que se podían especificar?

Efectivamente, hay una gran deuda que tiene que ver con el reconocimiento de nuestros derechos sociales. Salud, vivienda, educación y trabajo que están prácticamente entregados al mercado, donde la calidad de ellos depende directamente de tu bolsillo. Por otro lado, también implica incorporar nuevos titulares que son grupos que internacionalmente se conocen como grupos de especial protección, que son los niños, niñas y adolescentes, personas mayores y personas con discapacidad, donde la condición de estos colectivos está estrechamente vinculada a la vulnerabilidad.

Con respecto al medio ambiente, ¿qué principios y garantías deben estar presentes para llevar a cabo una Constitución ecológica?

Lo primero que tenemos que lograr es que el Estado reconozca que estamos viviendo una crisis climática. Debemos entender que hay una crisis climática que afecta no solamente a nuestro país sino que es un fenómeno mundial y que tiene urgencia. Eso es lo primero y tenemos que incorporar ciertos principios como el de protección ambiental, de justicia ambiental intergeneracional y el buen vivir. En el fondo, tiene que ver con esta mirada integral de la convivencia y el equilibrio entre la naturaleza, el desarrollo económico y las personas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.