La casa de la familia Aylwin que se convirtió en Sobras

Las dependencias que albergaron a la productora del cineasta chileno, Nicolás López, pertenecían a la familia del ex Presidente Patricio Aylwin. Entre los vecinos también está el actor Ariel Levy.


Fue el 21 de mayo del 2012 cuando la familia Aylwin vendió una antigua casa que tenía en la calle Teresa Salas, en Providencia, a la inmobiliaria Asturcon Limitada.

La empresa fue creada ese mismo año por Miguel Asencio, esposo de la nieta del expresidente Patricio Aylwin, Paz Bascuñán, junto a su socio, el ingeniero industrial Eugenio Colás.

La venta se concretó en 14.741 UF, que por entonces equivalía a más de $ 333 millones que fueron repartidos entre sus antiguos dueños: el matrimonio conformado por Carlos Bascuñán y la exmilitante DC Mariana Aylwin, sus tres hijos (entre ellos Paz), Miguel Aylwin y su tío, Tomás Aylwin Azócar.

Durante el siguiente año y medio, la inmobiliaria refaccionó por completo el viejo inmueble y lo convirtió en un edificio de lujo con siete departamentos, que aunque son de destino habitacional, funcionarían también como oficina.

Todos fueron vendidos entre septiembre de 2013 y abril de 2015, configurándose entre los nuevos compradores -conocidos entre sí- una especie de comunidad cinematográfica: fue ahí que en 2013 se instaló la productora de Nicolás López, Producciones Sobras.

El reconocido director de cine que hoy enfrenta una investigación judicial por diversas denuncias de acoso sexual en su contra compró ahí dos departamentos: el N° 101, que se adjudicó a nombre de su productora a fines de 2013 por más de $ 171 millones, y el N° 301, que adquirió como persona natural en unos $ 163 millones.

Los registros del Conservador de Bienes Raíces muestran que entre sus vecinos está el actor Ariel Levy, que figura como dueño del departamento N° 203, y la propia Paz Bascuñán, protagonista de varias de sus películas, quien es propietaria de dos departamentos. Los otros dos son propiedad de Colás.

La comunidad, en todo caso, se fracturó tras hacerse públicas las acusaciones contra López. Sobras cerró sus operaciones a comienzos de julio y ahora los inmuebles que poseían López y su empresa son ofrecidos por una corredora de propiedades para arriendo y venta. Uno de ellos se ofrece a $397 millones.

Seguir leyendo