La "derecha social", según Ossandón

Por primera vez el senador RN intenta sistematizar el concepto que ha acuñado desde 2013, y que pretende sea el sello de su liderazgo en la derecha: la promoción de derechos sociales, un "Estado solidario" y un sistema económico "más humano".


Cumplía tres períodos como alcalde de Puente Alto cuando una nueva idea comenzó a deambular por la mente de Manuel José Ossandón. Tras 12 años a cargo de uno de los municipios más poblados de la Región Metropolitana, el militante RN decidió dar un salto en su carrera política y se aventuró en un ambicioso proyecto: postular a senador por la circunscripción Santiago Oriente.

La tarea era compleja. Ossandón sabía que uno de sus principales desafíos sería dar con un relato propio que conceptualizara su labor de 12 años como alcalde.

Y entonces la frase salió. "Necesitamos una derecha que pelee por la igualdad, una derecha social de verdad". Era jueves 25 de julio de 2013 y, en plena campaña senatorial, el exalcalde acuñó por primera vez el concepto que lo acompaña hasta hoy.

La expresión -en todo caso- no era del todo nueva. Ya en 2011 el líder UDI Pablo Longueira defendió con fuerza la necesidad de generar una agenda centrada en lo social. Dos años después, cuando emprendió una carrera presidencial, Longueira se impuso en la primaria de su sector, precisamente, enarbolando el "centro social", por una "centroderecha con una profunda convicción social".

Pero Ossandón quiso apropiarse del concepto y la "derecha social" no solamente se convirtió en el foco de su precandidatura presidencial del 2016, sino que, por primera vez, materializará su esfuerzo por dar contenido al término y lanzará el libro ¡Ganamos, la derecha social!

No está solo. En mayo de este año, cuatro diputados de RN, Paulina Núñez, Diego Schalper, Sofía Cid y Gonzalo Fuenzalida, quisieron aventurarse en el proyecto y junto a él estructuraron un texto que será repartido a los militantes del partido durante una gira nacional que partirá el próximo 9 de agosto en la Región de Valparaíso y que continuará el 16 de ese mismo mes en la Región del Biobío.

Cada parlamentario se refirió a un tema en específico bajo la premisa de una derecha social: derechos sociales, crecimiento, seguridad y migración.

La arremetida genera suspicacias en el oficialismo. Diferentes miembros de Chile Vamos ya han cuestionado el despliegue de Ossandón por el país y 12 diputados de la UDI enviaron una carta al gobierno cuestionando las visitas que dos veces a la semana está realizando el senador a distintas partes del país para capacitar comunicacionalmente a intendentes, gobernadores, seremis y jefes de servicios. Todo, dicen, con fines presidenciales.

El nuevo libro y la gira no calman los ánimos y algunos oficialistas ven en el texto otra oportunidad para que Ossandón recorra Chile, ahora, explicando el fondo que pretende dar sustento a su carrera política.

No a la derecha económica

"Esta vez no ganó la derecha tradicional económica, sino que una derecha renovada en las ideas, más social, más humana". Se lee en el texto al que Reportajes tuvo acceso y que será lanzado dentro de los próximos días. En el prólogo, escrito por Ossandón, se justifica el triunfo del Presidente Sebastián Piñera en 2017 debido a que se apropió del discurso de la derecha social y condiciona la permanencia en el gobierno en los próximos años a la capacidad de mantener este lema, centrado en "soluciones reales a problemas reales".

"Nada de discusiones de si más o menos mercado, de si el Estado tiene o no que intervenir, finalmente pudimos abrirnos y hablar de los temas tabú para nuestro sector, sin vetos ni límites ideológicos: gratuidad en la educación, Ley de Pesca, previsión, etc.", prosigue el texto, que finalmente establece como gran punto diferenciador de la derecha tradicional que "la derecha social tiene una forma distinta de mirar el sistema económico. Tiene que ser más inclusivo, más humano, más solidario, que busque repartir las riquezas en forma mucho más equitativa, pero sin frenar el desarrollo. En otras palabras, el crecimiento económico es importante, pero tiene que llegar a todos los sectores. Para eso es fundamental que todos se sientan parte de un mismo proyecto, uno que no tenga espacio para los abusos".

Ossandón llama a "superar el rechazo ideológico que en sectores de derecha despierta el concepto de derechos sociales" y asegura que "la igualdad de oportunidades es un elemento constitutivo de la equidad social (...). Esta lógica de oportunidades se contrapone con la lógica meritocrática de la derecha liberal, que cree que alguien solo apoyado en su propio esfuerzo puede hacer lo que quiera, desconociendo que las condiciones estructurales son relevantes y limitando el apoyo únicamente en la infancia".

Los derechos sociales

Recién electo diputado por el distrito N° 15, Diego Schalper redactó el capítulo "Seguridad, solidaridad y derechos sociales, un discurso de centroderecha".

El parlamentario reafirma que el triunfo de Piñera se debe a que se logró "entrar en la disputa de los conceptos contra la (aparente) hegemonía cultural de la izquierda en asuntos sociales", apoyando materias como la gratuidad en la educación superior y reformas profundas al sistema de salud y previsional. Bajo esta premisa, Schalper afirma que se logró sumar votos que tradicionalmente eran de la centroizquierda, convirtiendo los planteamientos sociales en una clave para la permanencia de Chile Vamos.

"He ahí la importancia de desafiar esta idea de que los temas 'valóricos' relevantes en Chile serían los sexuales, asunto que no encuentra respaldo ni en las preocupaciones principales de los chilenos ni en los últimos resultados electorales. El debate 'valórico' prioritario para el gobierno y Chile Vamos tiene que ver con asuntos de justicia social y de solidaridad", afirma Schalper, señalando que los tres conceptos claves para construir un discurso sólido son: seguridad, solidaridad y derechos sociales, todo aferrado a la idea de que "es preciso hablar de un 'Estado solidario'".

El crecimiento

"Es necesario recuperar el sentido ético de la economía libre, poniendo el acento en las personas, en la superación de la pobreza y en la movilidad social de las futuras generaciones que han nacido en familias vulnerables".

Sofía Cid, diputada por Copiapó, participó del libro con un foco económico y asegura que "el país requiere una verdadera reforma laboral, una que ponga como eje de la discusión la generación de empleo y los desafíos que enfrentan los trabajadores producto de las nuevas tecnologías, pensando en el empleo de los grupos más afectados con la destrucción de puestos de trabajos formales".

Con un fuerte cuestionamiento al gobierno de Michelle Bachelet, Cid establece como prioridades la generación de empleos y el emprendimiento, ambos factores clave para la movilidad social.

La seguridad

Acusa una rigidez en las instituciones responsables de resguardar la seguridad, asegura que "ocultar el carácter de terrorismo de los actos violentos en La Araucanía solo hace más ineficaz la contención penal de los mismos", y afirma que "en la zona central del país se mantiene latente la actividad terrorista asociada a movimientos anarquistas radicalizados, no descartándose nuevos atentados con bombas o ataques selectivos contra blancos de interés insurreccional, incluyendo autoridades".

Ese es parte del diagnóstico que redactó el diputado Gonzalo Fuenzalida, quien en este capítulo asegura que ha faltado "voluntad política" para avanzar en la materia.

El parlamentario acuña el concepto de "criminalizar la pobreza" y afirma que buena parte de la delincuencia se genera debido a las precarias condiciones en que viven distintos jóvenes. Por eso, pide un trabajo conjunto entre el Estado, las organizaciones de la sociedad civil y la voluntad de los chilenos.

"El sistema de prevención social existente en Chile es insuficiente", se lee, y agrega que existe "una proporción muy menor de los recursos otorgados a Gendarmería que se utilizan en rehabilitación. La evidencia está de nuestro favor cuando a personas privadas de libertad se les da la posibilidad de trabajar y estudiar, todos ganamos".

Fuenzalida aboga por más construcción de cárceles y concesión de las mismas, con un especial énfasis en la reincorporación de los delincuentes.

Migración

La diputada Paulina Núñez, representante de Antofagasta, una de las zonas que más se han visto intervenidas por la llegada de inmigrantes, fue quien escribió respecto del proceso migratorio y la derecha social.

"La migración llegó para quedarse", es el título de la parlamentaria para su texto. En él señala que "la derecha tradicional entendió que teníamos que cambiar paradigmas y en migración no es la excepción".

Y si bien dice que los migrantes son bienvenidos, "también creemos que debemos pedirles un acto de responsabilidad con nuestro país", pues reconoce: "No podemos pretender que no nos afecta".

Núñez asegura que la migración "nunca es totalmente libre". "Las naciones, en tanto comunidades, tienen la innegable potestad para decidir las condiciones bajo las cuales un extranjero puede incorporarse a ella", defendiendo la necesidad de que exista una migración controlada y desafía al gobierno para que demuestre su compromiso por una mejor y más segura migración, la que, en su juicio, debe ser promovida por todos los órganos del Estado, con un especial foco en las municipalidades, que tienen que promover política de integración en materias de educación, salud, prestaciones sociales, defensa jurídica y derechos culturales.

La próxima semana el libro estará ya impreso, no será vendido y se tomará como material que servirá de sustento para los militantes de Chile Vamos.

Mientras, quienes conocen a Ossandón no dudan en que una nueva idea deambula por la mente del senador: la de ser nuevamente candidato presidencial.

¡Ganamos, la derecha social! sería la base para un eventual programa de gobierno.R

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.