La silenciosa rearticulación de la ex Nueva Mayoría

Los presidentes de partido del PS, PPD, PR y PC pidieron a sus centros de pensamiento instalar una coordinación para encontrar una voz común en temas de contingencia. El objetivo final: sumar a actores de la DC y el Frente Amplio.


Tras el fallido desempeño en las elecciones presidenciales de 2017 y las recriminaciones cruzadas por la derrota, los presidentes del PS, PR, PPD y el PC decidieron sumar a su habitual reunión de coordinación dos nuevas instancias de articulación.

Por una parte, para evitar aparecer públicamente con distintas opiniones frente a los temas de contingencia resolvieron pedir a sus respectivos equipos de comunicación que se mantuvieran conectados y, por otro lado, solicitaron a los directivos de sus centros de pensamiento -o fundaciones- que comenzaran a reunirse con el fin de sentar las primeras bases de conversación para alcanzar acuerdos en distintas materias que son de interés nacional.

Los centros de pensamiento cumplieron la petición y, a través del WhatsApp “Centros Nueva Mayoría”, los representantes de las entidades se han organizado para reunirse en al menos cuatro ocasiones. En las citas, los think tanks comenzaron a coordinar una serie de encuentros que buscarán generar una voz común en los partidos de la ex Nueva Mayoría.

Entre las personas que han participado de las reuniones están Clarisa Hardy, por el Instituto Igualdad, ligado al PS; René Jofré, por la Fundación por la Democracia del PPD; Marcos Espinosa, por el Centro de Estudios Pedro Aguirre Cerda, del PR, y Jeannette Jara, por el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (Ical).

Una de las citas se llevó a cabo el jueves 24 a las 13 horas, en la sede del Instituto Igualdad. En la reunión se definió el cronograma de las actividades que se realizarán en junio y se establecieron tres temas: el primero será de infancia, el segundo abordará la necesidad de modificar el sistema de pensiones y, en el tercero, se dialogará en torno a la mujer y la equidad de género.

La finalidad de los encuentros será resaltar todo lo que se ha hecho en estos últimos años, principalmente en el gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet, debatir sobre las distintas posturas en la materia y finalmente lograr llegar a una visión común.

A cada conversatorio se invitará a un alcalde, parlamentario y a actores de organizaciones sociales. Así como tampoco se descarta invitar a ciertos encuentros a la propia exmandataria o al excandidato presidencial Alejandro Guillier.

Pero la estrategia de la ex Nueva Mayoría va más allá de los conversatorios. Y, tal como lo reconocen algunos dirigentes de las colectividades, dentro del diseño está poder ir sumando a la instancia de coordinación a actores ligados a la Democracia Cristiana y el Frente Amplio.

El objetivo -dicen en los partidos- se ha tornado clave, tomando en cuenta que algunas colectividades han encargado estudios electorales donde los resultados para las próximas elecciones no son esperanzadores: de no ir a la elección municipal, unidos con la DC e incluso partidos del Frente Amplio, la ex Nueva Mayoría arriesga perder el 70% de las alcaldías y las 16 regiones en la nueva elección de gobernadores regionales.

Y si bien una de las premisas que se pusieron los partidos está que los conversatorios no tengan fines electorales, algunos partidos -como el PS- ya han comenzado a buscar puntos de acuerdo con Revolución Democrática, por ejemplo, mientras que el PR ha hecho lo propio con figuras vinculadas a la DC.

Seguir leyendo