¿Subirías una montaña rusa a pie? En estos lugares puedes hacerlo

¿Subirías una montaña rusa a pie? Foto: Thomas Mayer.

Los arquitectos alemanes Heike Mutter y Ulrich Genth destacan por construir atracciones que los visitantes pueden recorrer caminando a su propio ritmo. Conoce acá dónde encontrar sus obras más destacadas alrededor del mundo, las cuales tienen un carácter gratuito y abierto a la ciudadanía.


Con el paso de los años, las montañas rusas se han convertido en una de las atracciones más populares en los parques de entretenciones.

Aquella sensación adrenalínica de transitar a toda velocidad dentro de una cabina que da vueltas, desde distintos ángulos y perspectivas, con una visión desde las alturas, también ha llamado la atención de numerosos arquitectos alrededor del mundo, quienes se han dedicado específicamente a construir nuevas estructuras.

Dos de ellos son los alemanes Heike Mutter y Ulrich Genth, quienes a diferencia de la mayoría de sus colegas, quisieron llevar estas atracciones hacia otro nivel, uno en donde los visitantes se desabrochan los cinturones y se paran de sus asientos, para así hacer la totalidad del recorrido a su propio ritmo.

Sí, hablamos de montañas rusas que puedes transitar a pie, las cuales han ganado una popularidad creciente en las ciudades en las que se encuentran.

Foto: Thomas Mayer / Arch Daily.

En una entrevista con El País, Genth explicó que el objetivo del dúo es “crear una experiencia positiva y, al mismo tiempo, transformar este símbolo de diversión y velocidad en algo más”.

A ello se le suma que estas tienen un carácter gratuito y son abiertas a la ciudadanía. Pero, ¿dónde puedes encontrarlas?

Una montaña mágica

La primera de las atracciones que estrenaron Mutter y Genth está ubicada en la ciudad industrial de Duisburgo, Alemania.

Esta obra arquitectónica bautizada como “Tiger and Turtle - Magic Mountain” en 2011, está construída en acero y se encuentra en la cima de una montaña de las afueras de la urbe, por lo que los 21 metros de altura que posee generan un efecto de aún más elevación.

La estructura cuenta con 349 escalones y 800 luces que alumbran el camino cuando es de noche, mientras que también recibe visitantes durante las 24 horas.

Foto: Thomas Mayer / Arch Daily.

“Al recorrer la pista, uno experimenta cambios en la perspectiva simultáneamente con el propio movimiento (...) la forma de la escultura en sí es difícil de entender, pues parece modificarse mientras uno camina”, explicó el segundo de los arquitectos a El País.

Y junto con ello, comentó al citado medio que sus obras tienen un significado más profundo que la mera innovación, ya que las diseñaron “tratando el tema de desacelerar y al mismo tiempo crear calidad de vida”.

En este sentido, destacó que las perspectivas visuales que se pueden ver al subir la montaña “animan a las personas a involucrarse con su propia región”.

El camino aéreo de Pohang

Pero el trabajo de Mutter y Genth no solo se reduce al continente europeo, ya que también estrenaron la segunda de sus obras el año pasado en el territorio asiático.

Foto: Heike Mutter and Ulrich Genth / My Modern Met.

Esta fue bautizada con el nombre de Space Walk Hwanho Park y se encuentra en la ciudad de Pohang, Corea del Sur, en donde luce sus 70 metros de altura sostenidos por una cinta metálica de 333 metros de extensión, la cual da vueltas en distintas direcciones.

Aquella atracción se ha ganado el interés tanto de la ciudadanía local como de los turistas que visitan la urbe, quienes tienden a subir videos a redes sociales para mostrar la experiencia de cómo es caminar por esta imponente montaña rusa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.