Black Holes and Revelations: el álbum que trajo a Muse a Sudamérica

Black holes and revelations Muse portada

Esta semana el disco del trío británico cumplió 13 años de su lanzamiento. Aquella producción, que mezcló sus singles más poperos con riffs duros y elaboradas secuencias en arpegiadores, sirvió de transición para todo lo que vendría después. Acá repasamos su historia y la gira al sur del mundo.



La historia inicialmente nos lleva 15 años atrás. En pleno 2003, la banda británica Muse lanzaba Absolution, su tercer álbum de estudio, con "Hysteria", "Time is running out" y "Stockholm syndrome" como sus canciones más destacadas.

Al año siguiente la promoción fue exigente. Por ello, la banda realizó más de 130 shows en vivo, destacando su aparición como cabeza de cartel en el festival de Glastonbury, en probablemente una de sus mejores presentaciones a lo largo de su carrera. Ahí mismo lucieron algunas de las señales de lo que vendría a futuro.

https://www.youtube.com/watch?v=UaOLGSf6GIY

Al concluir "Citizen erased" en dicho concierto, el cantante y líder Matthew Bellamy tocó una sección instrumental en el piano eléctrico. El público mantuvo silencio y escuchó esa parte tranquilamente, como si fuera un juego del también guitarrista, quien suele añadir extractos de otros temas a los propios mientras están en vivo.

Aquella pieza, sin embargo, se transformaría en la introducción de algo más elaborado más adelante. Incluso, iría más allá: sería la puerta de entrada del próximo trabajo de estudio que remotamente estaban preparando.

https://youtu.be/QC2F-2H2Piw?t=456

Meses previos al nuevo experimento

Tras Glastonbury, varios elementos comenzaron a aparecer en el camino. El primero de ellos y más relevante es la inclusión de Morgan Nicholls, multi instrumentista que suplió en agosto de 2004 al bajista Chris Wolstenholme, esto tras una fractura de muñeca. De ahí en adelante, Nicholls se convirtió en una especie de "cuarto Muse", acompañando en cada show al trío de Teignmouth.

https://www.youtube.com/watch?v=Oh6ufN1wl00

Sumado a ello, nuevas canciones comenzaron a ser incluidas en los repertorios. La primera fue "Glorious", que debutó el 22 de octubre de 2004 en un show en Italia, mientras en diciembre del mismo año, en el Earls Court de Londres, "Crying shame" era mostrada por la banda a sus seguidores (la que con el paso del tiempo sufrió cambios sustanciales, aumentando su tempo y re arreglando la batería).

https://www.youtube.com/watch?v=4SCteqbWphw

Eso sí, eso era lo que se veía para afuera. Para adentro, la banda tenía muchas más composiciones en desarrollo, incluso algunas de ellas se intentaron grabar en Absolution. Y había una ventaja: no tenían presión alguna por cumplir con plazos de entrega. Eso les permitió llevar su música más allá de los estándares del pop y rock.

Black holes and revelations

Los estudios Miraval, Avatar y Electric Lady fueron los centros de operaciones para que Muse materializara su nuevo plan maestro.

De acuerdo al portal de fans Musewiki, se escribieron muchas canciones, algunas de ellas ni siquiera vieron la luz en álbumes posteriores (salvo "Soaked", que se filtró). La idea de la banda era enfocarse en una lista de temas y no salirse de esa línea.

El resultado final contempló once canciones y salió al mercado el 3 de julio de 2006 bajo el nombre de Black holes and revelations. Su edición japonesa incluyó una canción adicional, "Glorious", que también fue lado B del single "Invincible". "Crying shame", en tanto, fue ocupada como tema adicional del sencillo "Supermassive Black Hole". El álbum tiene, hasta el día de hoy, 56 versiones -de acuerdo al portal especializado Discogs-.

[caption id="attachment_89810" align="alignnone" width="900"]

Muse en 2006. Imagen: Musewiki.[/caption]

Cabe destacar que aquella sección tras "Citizen erased" en Glastonbury se volvió canción en este disco. "Take a bow" llevó por nombre, con una fuerte carga política, y se usó como primer track.

La masterización del álbum corrió por cuenta de Vlado Meller y Howie Weinberg, este último conocido por realizar la misma labor en Nevermind de Nirvana (1991), Significant Other de Limp Bizkit (1999), Awake (2005) de L'Arc~en~Ciel y Ahí vamos (2006) de Gustavo Cerati, además de trabajar anteriormente en Absolution.

"Con este álbum pensamos que era hora de un cambio. Queremos abrir algunas puertas nuevas", aseguró Matthew Bellamy al Sunday Mail un mes tras la salida de Black holes and revelations.

[caption id="attachment_89812" align="alignnone" width="900"]

Portada de Black holes and revelations.[/caption]

Los sencillos

"Supermassive black hole": el primer single se lanzó un mes antes que Black holes and revelations. "Era lo contrario a todo lo que hicimos antes, pero queríamos crear un revuelo", aseguró Bellamy, añadiendo que su elección fue una "estrategia deliberada de shock".

https://www.youtube.com/watch?v=Xsp3_a-PMTw

"Starlight": pese a que el bajista Chris Wolstenholme dijo que no sería lanzada como sencillo promocional, finalmente fue ocupada para este fin. Sus versiones físicas incluyeron como lados B "Easily" y "Supermassive Black Hole (Phones Control Voltage Remix)" (esta última en vinilo y descarga digital).

https://www.youtube.com/watch?v=Pgum6OT_VH8

"Knights of Cydonia": "Cuando la escribimos estábamos escuchando mucho a Morricone y cosas con el estilo surf tipo Dick Dale. Sabíamos que queríamos hacer algo distinto", contó el bajista Christopher Wolstenholme a MTV. La historia de la canción la puedes revisar en Culto.

https://www.youtube.com/watch?v=G_sBOsh-vyI

"Invincible": una de las canciones más pop de la banda, siguiendo una línea temática tipo "Starlight", que destaca por su solo de guitarra, el cual mezcla tapping y uso del Whammy. Su particularidad fue que se comercializó en bolsas y no en cajas de discos.

https://www.youtube.com/watch?v=D_5V8We3hgg

"Map of the problematique": el último single de Black holes and revelations tuvo lanzamiento digital (las ediciones físicas solo fueron promocionales de radios) y, a diferencia del resto, no contó con videoclip. Fue publicado para los recitales de Wembley en junio de 2007.

https://www.youtube.com/watch?v=T1qzYsESDhc

H.A.A.R.P.

Pese a que el álbum fue lanzado en julio de 2006, Muse partió en mayo a realizar sus presentaciones con los temas de Black holes and revelations. Así, en Escocia debutaron "Supermassive black hole", "Starlight" y "Knights of Cydonia".

Y así se embarcaron en una titánica travesía durante 2006 y un 2007, con más de 100 shows en cada año. Dentro de ellos, la banda aprovechó de marcar nuevos hitos. Así como Glastonbury significó un punto de inflexión en su carrera, en julio de 2007 programaron dos jornadas en el Estadio de Wembley. Aquellos shows contaron con The Streets, Dirty Pretty Things, Biffy Clyro y My Chemical Romance como teloneros.

[caption id="attachment_89809" align="alignnone" width="900"]

Muse realizando su entrada al escenario en uno de los conciertos en el Estadio de Wembley. Imagen: Musewiki.[/caption]

Ambos conciertos contaron con gran asistencia de público y la banda luciendo no solo un nivel técnico admirable, sino también situándose por encima de muchos otros al realizar espectáculos "a lo grande".

https://www.youtube.com/watch?v=2jKa_0xnTfU

Cabe destacar que los recitales de esos días tuvieron un lanzamiento en DVD y CD de audio (como H.A.A.R.P., en 2008), aunque quitaron algunas canciones del repertorio original: "City of delusion", "Citizen erased", "Sunburn" y "Man of mystery" fueron las que no tuvieron registro oficial. "Sing for absolution", por su parte, apareció en los créditos de la versión en DVD y "Micro cuts" solo estuvo en la edición en CD, aunque hay un video en YouTube con esta última capturada con las cámaras profesionales.

https://www.youtube.com/watch?v=n5OjiILDatI

Muse y el debut en Sudamérica

Tras un 2006 y un 2007 activos, llegó un 2008 bastante más reposado, pero que sirvió para que Muse se abriera paso en un nuevo lugar: Sudamérica. Además de México, donde debutó al año anterior en el Palacio de los Deportes, el trío agendó presentaciones en Colombia, Argentina, Brasil y Chile, instancia que servía también para promocionar H.A.A.R.P..

De ellos, uno de los shows más particulares se vivió en el Teatro Gran Rex (Buenos Aires, Argentina). Ahí la banda tocó canciones como "Fury" y "Space dementia", no tan frecuentes en sus repertorios.

https://www.youtube.com/watch?v=ykOZnKnorAg

En el caso chileno, Santiago estaba contemplado como la tercera parada sudamericana (tras Bogotá y Buenos Aires), en un show a realizarse el 26 de julio. ¿El lugar que recibiría a los británicos que progresivamente estaban ganando terreno? El Teatro Caupolicán, con entradas que iban desde los $16.500 a los $33.000. Eso sí, antes de ello, había una sorpresa para los amantes de su música, pactada para ese mismo día.

"A las cuatro de la mañana de ayer llegaron los primeros fanáticos de Muse al frontis de la Feria del Disco de Ahumada. Todo para asegurarse la oportunidad de participar en la firma de autógrafos del trío británico que anoche se presentaba por primera vez en el país y que comenzó a las 15 horas". Así reportó La Tercera, en su edición del domingo 27 de julio de 2008, la reunión de Muse con los seguidores chilenos. El diario cifró en más de 400 fans que llegaron al Paseo Ahumada para la ocasión.

[caption id="attachment_89781" align="alignnone" width="900"]

Muse durante la firma de autógrafos que realizó en Feria del Disco en 2008. Foto: archivo de Copesa.[/caption]

En aquel momento, la organización informó que los asistentes solo debían pedir un autógrafo. Sin embargo, los fanáticos no se quedaron en eso y llevaron gran cantidad de regalos a la banda, entre los que destacaron una ardilla de peluche, un pedal Whammy (Digitech) -parte del sonido característico de Bellamy- y una chupalla, que el compositor terminaría usando en el show del Teatro Caupolicán. Tras la firma de autógrafos, la banda saludó a sus seguidores que esperaban en el centro de Santiago.

"Muse debe ser, hoy día en el circuito mundial, la banda más reputada en vivo y, quién sabe, en el panorama del rock británico para América, es la banda más importante del rock", aseguraba Alfredo Lewin en una nota relacionada de Alfombra Roja (Canal 13).

Aquel momento fue registrado por la producción de Muse, contenido que fue compartido para quienes preordenaron su álbum The Resistance (2009) en un video titulado "On the Road in South America".

https://youtu.be/mUORO4-pf_g?t=267

"New born" fue la canción con la que Bellamy, Wolstenholme y Howard partieron su performance en el Teatro Caupolicán aquel 26 de julio de 2008, en una noche que contó con seis temas de Black holes and revelations, además de otros clásicos de sus discos anteriores, como "Hysteria", "Plug in baby" y "Citizen erased".

https://www.youtube.com/watch?v=nbQD6BCDywU

"Era un teatro muy pequeño y fue absolutamente caótico, había personas casi colgadas del techo. Nosotros salimos por la mañana y los fans nos perseguían por las calles, eran cientos. Y llegamos al lugar media hora antes del evento y había un ruido constante, casi ensordecedor, y ahí nos preguntamos: '¿qué es eso?' Y era el público que golpeaba locamente el piso", contó Chris Wolstenholme a La Tercera en 2015 sobre su debut en Chile.

"Fue uno de los públicos más salvajes y locos que he visto en mi vida (ríe). Si regresamos a Santiago, me gustaría volver a tocar en ese teatro, aunque esta vez necesitaríamos un sitio más grande", añadió el bajista.

Aquel concierto cerró con "Knights of Cydonia", misma canción con la que termina el álbum y con que la banda ha finalizado sus otros shows en Santiago (2011 y 2015).

https://www.youtube.com/watch?v=qwVXD6Ps9ng

Mientras Muse realizó gran cantidad de shows en 2007 y 2008, por otro lado venía preparando un salto mayor. En las sesiones de Black holes and revelations había fragmentos muy progresivos y sinfónicos para la línea del álbum, pero que en el futuro tomarían forma. El resultado de la mezcla de sonidos más cercanos a Queen, junto al apego de Matthew Bellamy con 1984 de George Orwell, verían la luz más adelante.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.