Un Sanfic latino: Gael García Bernal y Wagner Moura inauguran festival

Sanfic

La versión número 15 del encuentro organizado por la Fundación CorpArtes fue inaugurada ayer con un homenaje a la actriz argentina Graciela Borges.


Wagner Moura dijo que el sábado había aprovechado de ir al Museo de la Memoria, Gael García Bernal recordó que nunca terminaba de conocer Chile a pesar de haber venido cuatro veces y la actriz argentina Graciela Borges tuvo palabras para Lautaro Murúa, el actor chileno que se transformó en rostro emblemático del cine argentino. Fue una conjunción perfecta de figuras del cine latinoamericano, todas vigentes, todas presentes ayer en la noche en la inauguración del 15° Santiago Festival Interacional de Cine (Sanfic) en el Teatro CorpArtes.

En una ceremonia conducida por la actriz Mariana Loyola, el encuentro organizado por CorpArtes y producido por Storyboard Media entró a los quince años de vida. Una edad de grande, una edad crucial para cualquier festival de cine.

El primer discurso de la velada fue de Francisca Saieh, directora de la Fundación CorpArtes. "Han sido 15 años en que hemos presentado más de 1.400 películas", comenzó. "De esta manera se ha ofrecido la oportunidad única de ver en el país los mejores filmes del panorama nacional e internacional. Es muy significativo que en los últimos dos años hayamos aumentado en un 20 por ciento la asistencia de público, logrando convocar más de 250 mil espectadores", agregó Saieh, quien también tuvo palabras de recuerdo para su fallecida hermana Soledad Saieh, una de las fundadoras del encuentro fílmico junto a Carlos Núñez, su director ejecutivo.

Después vino el turno de Gael García Bernal, que presenta en Sanfic la cinta Chicuarotes, su segundo filme como director. "Le agradezco mucho a Pablo Larraín haberme dado la oportunidadde hacer la película del No, de la alegría ya viene. No me devolvió la alegría de actuar. Conocí al grupo fantástico de actores chilenos, algo único en el mundo, realmente", dijo el mexicano, que precisamente acaba de estar en Ema, su tercer filme con Larraín, próximo a estrenarse en el Festival de Venecia y donde Mariana Loyola aprovechó de decir que ella interpreta a su suegra.

Después vino Wagner Moura (Narcos, Tropa de élite), de quien ayer en la noche se dio Marighella, su debut en la dirección. "Ustedes supieron lidiar bien con la memoria, algo que nosotros no supimos en Brasil. Por eso tenemos la clase de presidente que tenemos", afirmó Moutra acerca de la cinta sobre el guerrilero brasileño Carlos Marighella, que en la inauguración de ayer en Sanfic tenía su estreno latinoamericano.

Gael en La Moneda

Antes de la ceremonia de inauguración en la Fundación CorpArtes, Gael García Bernal ya había tenido su primer encuentro con Sanfic a modo de conferencia de prensa en la Cineteca Nacional. A eso de las 17 horas, el actor de Diarios de motocicleta (2004) hizo su entrada al subterráneo del Centro Cultural La Moneda.

"Uno nunca termina de conocer un país. He venido cuatro veces a trabajar en películas a Chile, pero hasta ahora no conocía la Cineteca", afirmó García Bernal sobre el recinto, una de las seis sedes de Sanfic junto a Cinehoyts La Reina, Hoyts Parque Arauco, Hoyts Plaza Egaña, Vivo Imperio y Fundación CorpArtes.

Distendido y sonriente, el actor guadalajareño confesaba que demoró 12 años en dirigir su segundo largometraje (el primero fue Déficit en el 2009) entre otras cosas, "porque estaba muy ocupado, por ejemplo haciendo películas acá (refiriéndose a No y Neruda, los dos filmes con el director chileno Pablo Larraín)". "Y además estaba algo ocupado siendo padre. Pero, por otro lado, cuando dirijo me gusta tener tiempo para armar la película, desarrollarla con cuidado y cocinarla de alguna manera", afirmó.

Al igual que Wagner Moura, García Bernal es actor-director y su película Chicuarotes se dará mañana a las 22 horas en Conehoyts Parque Arauco y el viernes 23 a las 20 horas en Hoyts La Reina. Estrenada en Cannes 2019, cuenta la historia de dos adolescentes de Ciudad de México que buscan darle una salida a una vida rodeada de pobreza exonómica y miseria espiritual.

"A excepción de tres actores, todo el elenco de la película está formado por muchachos del pueblo de San Gregorio. Se transformaron en actores con esta película y ahora cada uno sigue su camino en el cine", sostuvo García Bernal sobre la cinta que se estrena el 29 de agosto en salas comerciales chilenas.

Comenta