Fidocs: un cable a tierra en medio de la contingencia

Imagen-3_-HARLEY-QUEEN Nota fidocs

El Festival de Documentales de Santiago parte el lunes con Nos défaites, elogiada cinta sobre la juventud francesa e incorpora filmaciones de las movilizaciones de las últimas seis semanas.


Afines de enero de 2019 el tradicional Festival de Documentales de Santiago (Fidocs) sufrió un nocaut que amenazaba con dejarlo fuera de combate. Después de 22 años de realización ininterrumpida, sus organizadores se habían quedado sin fondos al no obtener financiamiento en el concurso audiovisual anual. Se precipitó incluso la renuncia de su director Carlos Flores del Pino y muchos asumían que este año ya no habría Fidocs.

Poco antes del estallido social del viernes 18 de octubre, sin embargo, el encuentro logró finalmente los esquivos dineros del Fondo de Fomento Audiovisual y la nueva directora Antonia Girardi (1987) echó a andar contra reloj la edición 23. A pulso y enfrentando las cortapisas de la contingencia nacional, la muestra se realizará este año desde el próximo lunes 2 de diciembre hasta el miércoles 11. Tendrá una duración de una semana, pero sólo en el Cine Arte Normandie.

"Así como muchos cineastas sintieron la necesidad de registrar la calle durante estos días, nosotros sentimos el deber de ir con Fidocs de cualquier manera", comenta Girardi. "Si ellos tenían registros de lo que está pasando, Fidocs tenía que ser sede de la reflexión del momento y al mismo tiempo debía mostrar todo ese material", agrega.

Las obras a las que se refiere Girardi le darán cuerpo a la sección Archivo en Proceso, destinada a películas entre 1 y 15 minutos filmadas entre el 18 de octubre y el 23 de noviembre recién pasados. En total llegaron cerca de 300 propuestas de las que se hará una selección que a su vez será exhibida en dos bloques de 70 u 80 minutos.

"Hay micro documentales, registros en proceso, obras más experimentales", explica Antonia Girardi. "El criterio es tener la mayor cantidad de puntos de vista, mostrar visiones, temas o mundos que no se han visto en los medios tradicionales", adelanta sobre producciones que han sido en general filmadas por colectivos de cineastas. Aunque la selección aún está en proceso de desarrollo, se puede informar que entre quienes enviaron sus propuestas están grupos como MAFI, Registro Callejero, Ojocine, Escuela de Cine Popular o Ceis 8.

En grupos como MAFI o Registro Callejero hay militancia de cineastas conocidos a nivel nacional (entre ellos Christopher Murray, Maite Alberdi, Alejandro Fernández Almendras, Alicia Scherson, Dominga Sotomayor), pero la directora de Fidocs quiere enfatiza que Archivo en Proceso no es un crisol de famosos, sino que un espacio de criterios amplios.

En el mismo eje de calles de Alameda hacia el sur, Fidocs contará con el Centro de Extensión del Instituto Nacional como una sede para talleres de crítica de cine, escritura de guión y charlas. En coherencia con esta apertura a los estudiantes, habrá un jurado juvenil integrado por alumnos del colegio y de carreras de cine para elegir a las mejores películas del festival.

Juventud, cine, calle

El Fidocs del año 2019 propone una vinculación con los jóvenes y la contingencia no sólo al incorporar al colegio emblemático de calle Arturo Prat, sino que desde la misma película de la noche de apertura el lunes 2 de diciembre: se trata de Nos défaites, del francés Jean-Gabriel Périot.

Ganadora del premio C.I.C.A.E. en el Festival de Berlín 2019, Nos défaites (traducible por Nuestras derrotas) es el seguimiento de diez muchachos de una escuela de secundaria en las afueras de París. Lejos de los estereotipos de los jóvenes comprometidos de Mayo del 68, los muchachos que entrevista Périot toman conciencia a su modo de la política en nuestros tiempos. También se rebelan a su manera: durante una manifestación secundaria del 2018, son obligados a arrodillarse por la policía francesa.

Ya en la Competencia Internacional hay ocho películas estrenadas en algunos de los festivales más importantes del año y las temáticas se deslizan desde el inquietante proceso de exámenes orales en las universidades argentinas (Las facultades, de Eloísa Solaas, exhibida en Bafici 2019) hasta la provocativa e incómoda historia de los animales utilizados por los soviéticos en su carrera espacial (Space dogs, de Elsa Kremser y Levin Peter).

Si este último largometraje cosechó premios en el último Festival de Locarno, filmes chilenos premiados en encuentros locales también podrán verse otra vez en Fidocs. Un caso es Harley Quinn , la película de la dupla formada por José Luis Sepúlveda y Carolina Adriazola que se fue con el galardón a Mejor director en el último Sanfic. Los autores de El pejesapo registran acá la historia de una mujer puentealtina de Bajos de Mena, conocida como la población más grande de Chile, que concilia su vida de madre joven y su obsesión con la anti-heroína de cómic Harley Quinn. El largometraje es parte de la Competencia Nacional con seis películas, entre ellas Nunca subí el Provincia, de Ignacio Agüero o El viaje espacial, estreno de Carlos Araya que reconstruye la geografía humana de Chile a través de diversos personajes, situaciones, comedias y tragedias en los paraderos de micro.

Comenta