I lost my body: la película francesa que revolucionó el cine animado

i lost my body 3

I lost my body.

A través de la historia de una mano que recorre París buscando el cuerpo al que pertenecía, el director francés Jérémy Clapin crea una historia que explora el libre albedrío, el destino, las conexiones humanas y el poder del recuerdo. Un viaje de amor y búsqueda de identidad nominado al Oscar.


La historia en primera instancia puede parecer extraña, descabellada e incluso aburrida, pero esconde una verdadera magia en sí. Va más o menos así: una mano desmembrada recorre los recovecos de la agitada ciudad de París, en busca del cuerpo al que pertenecía. Al mismo tiempo Naoufel —el dueño de la mano— un joven pobre y huérfano que intenta cambiar su destino desesperadamente en el mismo París, se enamora perdidamente de Gabrielle. Ambos personajes, intentan encontrar su verdadero destino.

https://culto.latercera.com/2020/01/13/nominados-oscar-2020/

La película es animada y no es precisamente para niños. Es la meticulosa entrega del director francés Jérémy Clapin para Netflix, en la que explora el libre albedrío, el destino, las conexiones humanas, el amor y el poder del recuerdo.

https://www.youtube.com/watch?v=iblGg3Rpub8

La mano

Basada en Happy hand, una novela escrita por el guionista de la famosa película Amélie, la historia comienza con una mano cortada que recorre la ciudad. Esto puede parecer dos cosas que no son en absoluto. Primero, la mano cortada no representa un elemento de película de terror. Segundo, el mismo elemento no cuenta una historia de fantasía, por mucho que una mano cortada no pueda moverse en la vida real. Esta representa un recorrido mental y sentimental que conecta toda la historia.

El amor que tiene el director por esta sola y triste mano (que debe luchar por sobrevivir todo el largometraje) lo llevó a darle un nombre y tratarla como un personaje más: la mano Rosalie. Ella es el cable a tierra del otro personaje, Naoufel, y su única conexión con el pasado. Por eso, es de suma importancia que ambos se encuentren en algún momento, lo que crea la trama principal de la película, un viaje de autodescubrimiento.

[caption id="attachment_114079" align="alignnone" width="900"]

I lost my body.[/caption]

Tocar y grabar

¿Cómo perdió la mano Naoufel? ¿Conseguirá vivir feliz por siempre junto a su amor? ¿Tendrá una mejor suerte en el futuro? ¿Estaba todo escrito? Son preguntas que pueden tener mucha como poca importancia. Lo verdaderamente importante es cómo, a través de dos sentidos, se puede reconstruir una historia completa y con ello, revelar las dudas del pasado. Dar respuesta a las inquietudes del futuro.

Clapin narra los hechos a partir de dos sentidos primordiales: la perspectiva de la mano y su tacto, y la perspectiva del protagonista y su audición, al darle sentido a su vida luego de escuchar una vieja grabación que lo cambiará todo.

"Construí un personaje alrededor de la mano. Entonces, necesitaba tener similitudes entre la mano que descubrió el mundo, quien toca el mundo y Naoufel que descubrió el mundo al grabar el mundo. Por lo tanto, existe una relación muy similar de ellos como personajes con el mundo", explicó el director a LA Times. Las dos formas se entrelazan mientras se narra la historia, tomando una versión mucho más completa de los hechos y mucho más cruda. Al final del día, estamos hablando de una mano desmembrada.

[caption id="attachment_114084" align="alignnone" width="1200"]

Jérémy Clapin.[/caption]

Proceso vanguardista y musica accidental

Otros elementos que acompañan la buena recepción de esta película son su soundtrack y su producción audiovisual. La película naturalmente es en 2D, pero tiene un proceso más complejo. Su director quería que fuese lo más humano posible, por lo que los cuadros animados en computadora en realidad son el trabajo digital del GC con un dibujo a mano alzada encima. "Tuvimos un artista que se basó en el CG (para dibujar), trayendo vida, expresión, cosas orgánicas y haciendo que la película fuera más humana que una computadora", dijo Clapin a The Wrap. "Y debido a que el cuerpo está involucrado, en computador no proyectas de la misma manera".

Esta mezcla la selló juntando a su equipo de doblaje para que participara en conjunto. Lo que hizo fue reclutar a sus actores de voz y decirles que personificaran completamente a los personajes, grabando sus líneas todos juntos en un estudio mientras actuaban en vez de usar una cabina de audio.

Para la música, todo llegó de imprevisto. Clapin contactó a un par de músicos y compositores, y el único que finalmente contestó fue Dan Levy. Él fue específico. Le dijo por mail que no se sentía cómodo haciendo música para escenas en particular, y que, en cambio, prefería mandarle algunas canciones sin contexto a ver si le podían servir. Lo que creó fue más que espectacular, y es gran parte del rompecabezas que es I lost my body.

"Quería que su música elevara las situaciones cotidianas a algo muy cósmico y místico. La película tiene lugar en los suburbios, estamos muy cerca del pavimento, por lo que es realista y el propósito de la música es llevar estos espacios al nivel de un cuento. Dan lo hace muy bien con la mezcla de elementos naturalistas e instrumentos electrónicos" comentó Clapin a That Shelf.

https://open.spotify.com/album/3Dp7SEi0Sx65fByb5JpCoG

Arriba, abajo y una metáfora sobre la identidad

Para algunos podría sonar solo como una historia de amor. Chico conoce chica, se enamoran y fin de la historia. Pero lo que hace esta película tan interesante es cómo esa historia de amor lleva al protagonista inevitablemente hacia arriba, a lo más alto de la ciudad, donde tiene físicamente a París a sus pies, mirando el futuro. Mientras, su mano, incansable de encontrarle, se arrastra por los lugares más bajos del pavimento.

Antes de encontrar un propósito, el protagonista se encuentra en una línea recta, no tiene idea de su destino. La mano, con su impaciencia, lo empuja desde lo más bajo de sus propios recuerdos y pasado a encontrar un motivo, a través del amor, por el cual querer subir a superficie. "Cuando descubrimos a Naoufel, está atrapado; su vida está completamente sin ninguna dinámica. La mano es opuesta, porque quiere luchar y quiere luchar con el destino; quiere ir a otro lado. Naoufel va en línea, sin ninguna perspectiva del futuro, hasta el momento en que se encuentra con Gabrielle", explica el director en Screen Rant. Y su encuentro es el resultado de una insaciable búsqueda de identidad.

[caption id="attachment_114086" align="alignnone" width="1200"]

I lost my body.[/caption]

El resultado final

Esta manera de construir un espacio narrativo le ha entregado buenas críticas y calificaciones a I lost my body. De hecho, fue la primera película animada en ganar la Semana de la Crítica en Cannes y suena fuerte para la próxima temporada de premios.

Es por la manera en que los espectadores han notado que a veces, la animación es la única manera de contar una historia, y que, en muchos casos, los dibujos son una ventana del alma que no solo es vista por los niños. "La mano animada es realmente una pequeña parte de ti luchando con las cosas más grandes que te rodean", cuenta Clapin. Y no hay una manera más linda y a la vez espeluznante de enfrentarse a la vida real.

https://www.youtube.com/watch?v=O3mMFbrbYJM

I lost my body está disponible en Netflix y fue nominada a los Premios Oscar 2020 como Mejor película de animación.

Comenta