Historia de un Deicidio: la devoción de Vargas Llosa por García Márquez, 50 años después

Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa. © Archivo revista Caretas.

La obra, publicada hace cinco décadas, fue la tesis doctoral del escritor peruano en la Universidad Complutense de Madrid. Hasta ahora, se encontraba descontinuada, pero la editorial Alfaguara acaba de volver a ponerla en librerías. Fue escrita cinco años antes del quiebre total entre ambos.



En términos boxeriles, fue un gancho lo que finalmente terminó por cerrar cualquier compuerta de diálogo entre ambos, quienes hasta entonces habían cultivado una amistad casi comparable con una hermandad. Al menos así lo piensa el periodista catalán Xavi Aylén, quien en su libro Aquellos años del Boom, señala que el 12 de febrero de 1976, en la sala Canacine, ubicada en Ciudad de México, Mario Vargas Llosa propinó un certero puñetazo a Gabriel García Márquez, con el que le quebró la nariz y le dejó un ojo en tinta. Ello marcó el quiebre total entre ambos colosos.

Antes de eso, en 1971, el peruano había dado una muestra clara de admiración hacia el trabajo del colombiano. Le puso un nombre revelador: García Márquez. Historia de un deicidio, y se trataba nada menos que de su tesis doctoral por la Universidad Complutense de Madrid. En rigor, se trata de un extenso ensayo.

La obra, publicada hace 50 años, se encontraba descontinuada, pero la editorial Alfaguara acaba de volver a ponerla en librerías en una nueva edición.

“Un escritor no elige sus temas, los temas lo eligen a él”

En un voluminoso libro de 672 páginas, Vargas Llosa desarrolla su total admiración por el oriundo de Aracataca, sobre todo por su novela Cien años de soledad. “Obsesiva; recurrente, una intención central abraza la obra de García Márquez, una ambición única que sus ficciones van desarrollando a saltos y retrocesos, desde perspectivas diferentes y con métodos distintos. Este denominador común hace que sus cuentos y novelas puedan leerse como fragmentos de un vasto, disperso, pero al mismo tiempo riguroso proyecto creador, dentro del cual encuentra cada uno de ellos su plena significación. Esta voluntad unificadora es la de edificar una realidad cerrada, un mundo autónomo”, señala el autor de La ciudad y los perros.

“Cada novela es un deicidio secreto, un asesinato simbólico de la realidad”, dice Vargas Llosa, y agrega:Un escritor no elige sus temas, los temas lo eligen a él. García Márquez no decidió, mediante un movimiento libre de su conciencia, escribir ficciones a partir de sus recuerdos de Aracataca. Ocurrió lo contrario: sus experiencias de Aracataca lo eligieron a él como escritor. Un hombre no elige sus ‘demonios’: le ocurren ciertas cosas, algunas lo hieren tanto que lo llevan, locamente, a negar la realidad y a querer reemplazarla”.

“Esas ‘cosas’, que están en el origen de su vocación, serán también su estímulo, sus fuentes, la materia a partir de la cual esa vocación trabajará. No se trata de reducir el arranque y el alimento de la vocación a una experiencia única. Pero en el caso de García Márquez la naturaleza de su obra permite afirmar que aquella experiencia, sin negar la importancia de otras, constituye el impulso principal para su tarea de creador”, añade el peruano.

garcía márquez vargas llosa

Opiniones del mundo

Por supuesto, el ensayo ha despertado las opiniones de los críticos del mundo. “El retrato indirecto de un escritor brillante que tuvo la generosidad de leer a su contemporáneo como si fuera un clásico. Una rareza”, dice J. Rodríguez Marcos, de Babelia.

Por su lado, Javier García Recio, de La Opinión de Málaga, lo considera: El mejor ensayo sobre García Márquez. Todo un acontecimiento literario. [...] Un estudio tremendamente ambicioso y profundo que desgrana y desmenuza con enorme rigor los demonios, los sucesos, las historias a veces inverosímiles que fueron forjando la prosa del escritor colombiano hasta llegar a Cien años de soledad”.

Desde la Argentina, en Clarín destacan: “Se diría que Vargas Llosa sabe más sobre García Márquez que el propio García Márquez. Hacen pensar en un museo que se construyera para albergar una obra de arte y, a la postre, la arquitectura del edificio fuera tanto o más valiosa que la obra que guarda”.

El escritor español Javier Cercas, comentó para El País: “Sus libros contienen la más compleja, apasionada y persuasiva visión de la novela y del oficio de novelista de la que tengo noticia; también contienen el mejor estímulo que un novelista puede encontrar para escribir, un estímulo solo inferior al que contienen las propias novelas de Vargas Llosa”.

García Márquez. Historia de un deicidio, ya se encuentra disponible en nuestro país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.