Qué les espera a Johnny Depp y Amber Heard en Hollywood tras el bullado veredicto

Enfrentados durante las última seis semanas en un juicio por difamación, ambos actores han alegado el impacto que ha tenido en sus carreras los dichos y acciones del otro. El intérprete no regresará a la saga Piratas del Caribe, aunque a futuro el arrastre de su fanaticada podría volver a situarlo como una estrella apetecida por los grandes estudios, sobre todo tras lo sucedido con el veredicto que lo favoreció. Heard, en tanto, tiene en carpeta el estreno de la secuela de Aquaman, pero por ahora no maneja nuevos proyectos en el horizonte. Deberá recuperarse de un golpe duro.



“Creo que Hollywood es un lugar extraño”. No será el primero ni el último en decirlo, pero la frase le sirve el veterano agente Darryl Marshak para explicar un punto sobre la industria en la que lleva décadas desempeñándose y donde ha trabajado junto a nombres como Leonardo DiCaprio, Hilary Swank y Lisa Kudrow.

“Cuando aireas tu ropa sucia frente a la máquina, los ejecutivos, todas las personas que hacen que las piezas se muevan, retroceden ante una llama caliente”, señaló a CNN, consultado por las implicancias del juicio que ha paralizado a la industria norteamericana durante las últimas semanas: el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp con su exesposa, la también actriz Amber Heard, cuyo fallo estableció que esta última había difamado a su expareja, por lo que deberá pagarle US$ 15 millones.

A lo largo del proceso, entre el cúmulo de pruebas y testimonios de una y otra parte, también se expusieron piezas del engranaje de Hollywood, ese gigante raro del que habla Marshak. Uno de los puntos de la defensa de Depp es que su carrera se habría arruinado tras la publicación de un artículo de The Washington Post en diciembre de 2018 en que Heard relataba en primera persona que era una “figura pública que representa el abuso doméstico”, una alusión indirecta a lo que había denunciado dos años antes: el intérprete la habría golpeado durante su matrimonio, entre 2015 y 2016.

Foto: REUTERS/Evelyn Hockstein

El equipo del actor aseguró que el texto del periódico lo habría hecho perder US$ 22,5 millones, el sueldo que habría recibido por filmar una sexta entrega de la exitosa saga Piratas del Caribe. Sin embargo, dicha película nunca se hizo oficial. De hecho, en octubre de 2018 una nota del tabloide británico Daily Mail consignaba que Depp estaba fuera de la franquicia de Disney.

A su vez, un representante de la compañía de Mickey Mouse testificó durante el juicio que nunca existió un acuerdo para que volviera a encarnar a Jack Sparrow y que la empresa no tenía documentos que aludieran al artículo de Heard.

Actualmente, según precisó el productor Jerry Bruckheimer, se trabaja en dos nuevos filmes de Piratas del Caribe, uno de ellos protagonizado por Margot Robbie. Fue algo más críptico sobre que el actor de El joven manos de tijera vuelva a encarnar al personaje al que dio vida por última vez en Piratas del caribe: La venganza de Salazar (2017). “No en este momento. El futuro aún está por decidirse”, dijo al periódico británico The Times.

Darryl Marshak es de los que cree que Depp a futuro podría regresar a las primeras filas de la industria. “Hollywood también es indulgente y, a medida que pase el tiempo, esto dejará de ventilarse y Johnny podrá regresar con fluidez al negocio. Creo que resurgirá nuevamente”, aseguró a CNN, añadiendo que “Hollywood es un lugar voluble”.

Otra fuente consultada por CNN, un director que prefirió mantener su identidad bajo anonimato, pronosticó que es complejo que Depp se alíe nuevamente con los grandes estudios, augurándole un futuro en el cine de corte independiente, donde recientemente ha lanzado Waiting for the Barbarians (2019), del colombiano Ciro Guerra, y Minamata (2020), en la que también se desempeñó como productor. Las compañías más emblemáticas de Hollywood, sostiene el realizador, “estarían más preocupados por la reacción del público que las empresas independientes más pequeñas”.

También existe otra arista a afrontar: el juicio ha vuelto a exponer el errático comportamiento del actor en los rodajes. Tracey Jacobs, su agente durante 30 años –hasta 2016, cuando la despidió–, testificó que siempre llegaba tarde y no totalmente preparado a las jornadas de grabaciones, lo que progresivamente habría atentado en contra de su posición de estrellato en el negocio. Ella recordó que en un momento le habría dicho: “Tienes que dejar de hacer esto. Te está dañando”. Pero desoyó cualquier recomendación.

Los siguientes pasos de Amber Heard

La actriz tiene un gran estreno en carpeta: la segunda parte de Aquaman, agendada para 2023, en la que vuelve a interpretar al interés romántico del superhéroe encarnado por Jason Momoa. Un papel que, según afirmó durante el juicio, estuvo a punto de perder debido a la ofensiva de Depp para desacreditar sus dichos y por el que tuvo que “luchar realmente duro”.

Foto: Steve Helber/Pool via REUTERS/File Photo

Walter Hamada, el jefe de DC Films, entregó una versión distinta al ser citado en la instancia, planteando que el estudio meditó su continuidad debido a su supuesta falta de química con Momoa, un problema que, según expresó, no es inusual en la industria y que se puede resolver con trabajo en la sala de edición recurriendo a la “magia cinematográfica”. Además, respondiendo a las quejas de la actriz sobre una supuesta reducción de su peso en la trama en medio del escándalo, dijo que “el tamaño del papel que tiene en el filme se determinó en el desarrollo inicial del guión”.

La versión de la actriz también apunta a cómo las supuestas acciones de Depp impactaron en su carrera tras el debut de la primera parte de esa película, en 2018, cuando la superproducción recaudó US$1,148 miles de millones en taquilla mundial.

Jessica Kovacevic, su agente, señaló que su trayectoria podría haber seguido un camino similar al de Ana de Armas, pero que eso no ocurrió a causa de lo que habría montado su exesposo.

También acusó que perdió un rol en un filme original de Amazon Studios, reconociendo cuán complejo es respaldar la razón detrás de aquello. “Nadie puede decir en voz alta: ‘Le quitaremos esto debido a la mala prensa’”, comentó Kovacevic. “Pero no hay otra razón”.

El estreno de Aquaman and the lost kingdom está agendado para el 17 de marzo de 2023 y por ahora se ignora cuán activamente participará en la campaña de promoción de la película.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.