White Noise: la nueva cinta del director de Historia de un Matrimonio inaugurará el Festival de Venecia

Noah Baumbach vuelve a la carga con la adaptación de Ruido de Fondo (1985), de Don DeLillo, la historia de un académico y su numerosa familia. Será la primera vez que un filme de Netflix sea la película de apertura del evento.



Tres años después de obtener grandes críticas con Historia de un matrimonio, Noah Baumbach retorna al Festival de Venecia. Esta vez aterriza en Italia con White noise, que ejercerá como película de apertura de la edición 2022 del certamen, que se desarrollará entre el 31 de agosto y el 10 de septiembre.

El director de Frances Ha adapta Ruido de fondo (1985), de Don DeLillo, la historia de un profesor especializado en Hitler de una universidad de artes liberales de Estados Unidos y la numerosa familia que tiene junto a su cuarta esposa. Los protagónicos los asumen Adam Driver y Greta Gerwig, la esposa y colaboradora habitual del cineasta.

Una obra de arte original, ambiciosa y convincente que juega con mesura en múltiples registros: dramático, irónico, satírico”, señaló Antonio Barbera, director del encuentro. “El resultado es una película que examina nuestras obsesiones, dudas y miedos tal como fueron plasmados en la década de 1980, pero con referencias muy claras a la realidad contemporánea”, añadió.

Por su parte, Baumbach señaló: “Es realmente maravilloso regresar al Festival de Cine de Venecia, y un honor increíble tener White noise como la película de la noche de apertura”.

“Este es un lugar que ama tanto el cine, y es una emoción y un privilegio unirme a las increíbles películas y cineastas que se han estrenado aquí”, agregó.

White noise marcará la primera vez que un filme de Netflix inaugure el evento italiano. Se espera que la plataforma estrene la cinta durante este año.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.