Quiebras de empresas saltan 13,5% en abril y se completan dos meses con alzas de dos dígitos

En el cuarto mes del año, 143 firmas iniciaron el proceso de liquidación. Entre enero y abril de 2021, el alza es de 4% en comparación al mismo período del año pasado. Desde el gobierno sostienen que es muy pronto para afirmar que se puede estar ante un cambio de tendencia alcista.


El recrudecimiento de la crisis sanitaria obligó al gobierno a decretar nuevas cuarentenas estrictas a medianos de marzo y durante prácticamente todo abril. Esto sumado a las restricciones que se mantuvieron en el verano fue el gatillante que llevó a que las empresas tuvieran que realizar la solicitud de quiebra, ya que no lograron sortear estas nuevas cuarentenas. Esa es la visión que plantean los expertos a la hora de analizar las cifras de quiebras de empresas en abril.

De acuerdo a la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, en abril hubo 143 procesos, lo que se traduce en un alza anual de 13,5% en comparación a abril de 2020. En marzo, el aumento fue de 10,3%, por lo que se completan dos meses de alza de dos dígitos. Ahora, si se comparan los primeros cuatro meses del año frente al mismo periodo del año pasado, se registra un aumento de 4%.

Ante este escenario, el gobierno pone paños fríos. El ministro de Economía, Lucas Palacios, explica que “si analizamos los datos, vemos que la cantidad de procedimientos ha crecido a tasas incluso menores que en periodos anteriores. Como ejemplo, entre enero y abril de 2021 se registraron 583 liquidaciones de empresas en lugar de las 563 registradas en igual periodo de 2020; es decir un 4% de aumento. En cambio, si comparamos el periodo enero – abril de 2019 respecto al mismo periodo de 2020, el alza fue sobre de 11%”.

Por esta razón, el secretario de Estado asevera que es muy pronto para afirmar que se puede estar ante un cambio de tendencia alcista. “Consideramos que dos meses aún es un período muy acotado para estimar cambios de tendencia. Se requiere analizar un periodo más largo que incluya los próximos meses para poder hacer referencia a la situación de las empresas”.

La explicación de los expertos

Entre los expertos hay un consenso en que las nuevas cuarentenas fueron el “golpe de gracia” para que las empresas, principalmente ligadas al turismo, alojamiento y transporte, tuvieran que cerrar sus cortinas dada la emergencia económica por la que atrasaban.

A ello se suma el hecho que los créditos Fogape con garantía estatal que habían comenzado mediados del año pasado se terminaron, lo que afectó la liquidez de esas empresas.

Tomás Flores, economista de Libertad y Desarrollo, sostuvo que “es probable que el retorno de las cuarentenas haya sido el golpe final para empresas, principalmente del rubro turismo, que finalmente después de cerca de un año sin ingreso no pudieron resistir más”.

Esa misma visión entrega Pablo Cifuentes, socio de CBC Abogados, quien señala que lo que parecen reflejar las cifras es que las empresas pospusieron la decisión de someterse a una liquidación en febrero confiando en mejorar su situación durante aquel mes, sin embargo, eso no se produjo, y por ello, ahora estamos viendo los procedimientos de liquidación”.

Mario Espinosa, director Legal de Grupo Defensa subraya que “aquellas empresas que optaron por los créditos Fogape y líneas de crédito, ya entraron en mora, pues debían comenzar a pagarse a fines del año pasado y no existen los flujos para ello”.

Perspectivas

Para los próximos meses, los expertos tienen distintas visiones. Unos esperan que se mantengan la tendencia alcista, puesto que existe un rezago de las empresas que no pudieron pasar esta etapa de nuevos confinamientos, mientras que otros anticipan que deberían disminuir en línea con la apertura de la economía.

En el primer grupo se encuentra Espinosa: “Seguiremos la tendencia al alza. Recuperaremos las tasas de crecimiento que tenían los procedimientos concursales en periodos prepandemia y volveremos a los niveles de morosidad que teníamos, pues todas las bajas que tuvimos durante el 2020 e inicios del 2021 a nivel de morosidad y de procedimientos concursales se debieron a situaciones contingentes y no estructurales, como lo fueron las ayudas estatales y los retiros del 10% de los Fondos de Pensiones”.

En esa misma dirección se sitúa Cifuentes, quien espera que “si las restricciones al funcionamiento del comercio continúan, y no se establecen apoyos económicos suficientes a favor de los rubros más afectados, lo natural y más esperable es que las cifras de insolvencia continúen registrando alzas en relación al 2020”.

En la otra posición se encuentra Flores. El economista argumenta que en la medida que las cuarentenas comiencen a quedar atrás, gracias a la vacunación masiva, es posible que la destrucción de empresas se aminore. “Las transferencias fiscales y los retiros de los fondos previsionales han reducido los indicadores de mora y sin duda también la necesidad de iniciar un proceso de quiebra personal”, acota.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.