Por fallas graves en la organización: Antofagasta deberá pagar casi $300 millones tras los destrozos de los hinchas de Colo Colo en el Calvo y Bascuñán

El resultado de la destrucción de los asientos del estadio Calvo y Bascuñán, de Antofagasta

El resultado de la destrucción de los asientos del estadio Calvo y Bascuñán, de Antofagasta (Foto: Agenciauno)

Luego de la denuncia realizada por Estadio Seguro, la Delegación Presidencial de la zona sancionó con 5.000 UTM al cuadro puma, por su rol de organizador del evento en el que los fanáticos albos dañaron el recinto deportivo del CDA, en una jornada marcada por la violencia.



Deportes Antofagasta deberá pagar una millonaria multa por los incidentes provocados por los hinchas de Colo Colo en el cierre de la temporada 2021, en un duelo en el que se le apunta por la mala organización del evento. El 4 de diciembre de ese año, el cuadro puma recibió al Cacique, que salió a enfrentar el partido a la espera de que Universidad Católica fuese derrotado en su visita a Everton, en Viña del Mar, para así optar a un partido de definición que le permitiera seguir soñando con el título. Aquello finalmente no ocurrió y los cruzados se quedaron con el tetracampeonato, mientras los albos, por su parte, fueron derrotados en un partido marcado por la violencia en las tribunas.

Los fanáticos del conjunto de Macul causaron destrozos al recinto deportivo en el que es local el CDA, por lo que Estadio Seguro decidió realizar una denuncia al respecto. Fue a raíz de esto que la Delegación Presidencial de Antofagasta determinó sancionar económicamente al equipo nortino, obligándolo a pagar una suma cercana a los 290 millones de pesos que se dividirán en cinco multas de 1.000 UTM, por su rol de organizador del evento.

Los incidentes comenzaron en el primer tiempo del encuentro. La escuadra local se imponía por la cuenta mínima cuando, en los 22′, el Cacique llegó al empate a través de Carlo Villanueva. Sin embargo, la conquista fue anulada por posición de adelanto, lo que generó el enojo por parte de la parcialidad alba. Un grupo de barristas ingresó al campo de juego, sorteando fácilmente al personal de seguridad presente.

Una vez finalizado el compromiso, con la UC ya como el monarca del certamen, los simpatizantes de Colo Colo destrozaron el estadio, rompiendo las butacas y lanzándolas a la cancha, además de dañar otras partes de la infraestructura del Calvo y Bascuñán. Estadio Seguro tomó nota de lo ocurrido y presentó una acusación formal.

El departamento perteneciente al Ministerio del Interior y Seguridad Pública denunció un sobreaforo en el recinto, la no disposición de un sistema de control de acceso e identidad pertinente, una cantidad insuficiente de personal de seguridad, un incumplimiento de labores por parte de los guardias y la ausencia de un jefe de seguridad.

Así terminó parte del estadio Calvo y Bascuñán tras el último partido del torneo 2021 que se disputó en ese recinto, entre Antofagasta y Colo Colo. FOTO: AGENCIA UNO

El público autorizado para el compromiso fue de 10.000 hinchas. Sin embargo, según afirmó Estadio seguro, ese día asistieron cerca de 13.000 fanáticos. Desde el CDA reclaman que, de acuerdo a sus registros, la cantidad precisa fue de 9.032. También alegan que el número de presentes pudo haber parecido más debido a los menores de seis años que llegaron al recinto. Además, responsabilizan principalmente a los fanáticos del Cacique por lo sucedido.

Esta penalización, en caso de concretarse finalmente, se sumará a la que le impuso el Tribunal de Disciplina de la ANFP, que sancionó con 50 UF al club puma, luego de que Colo Colo expusiera su perspectiva de los hechos.

El club puma aún puede apelar para revertir la sanción e intentar, al menos, rebajar la multa. Por ahora, sufre el bolsillo antofagastino.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.