El aperitivo entre Audax y Palestino estuvo lleno de buenos deseos

Agenciauno

Entrenadores y capitanes de ambos equipos de colonia valoran la disputa del tradicional trofeo y la posibilidad de optar a jugar la Libertadores.


La presentación de la final de la Copa Chile se transformó en una mezcla de sensaciones y motivaciones. Tanto en Palestino como en Audax Italiano valoraron la oportunidad que tienen enfrente: sumar un nuevo trofeo y, sobre todo, aspirar a jugar la Copa Libertadores. Las divergencias comenzarán a partir del sábado. Hoy, en Quilín, pareció que todos estuvieron de acuerdo. Al menos en el discurso.

“No viví el primer semestre con el equipo, pero sí sentí la convicción de pelear la Copa Chile. Cuenta para ti, para el club y para jugar un torneo internacional. Yo quiero jugar un torneo internacional con un club chileno y qué mejor que hacerlo en el que me formó. Jugar la Copa Libertadores sin duda es importante. Siempre lo declaré. Cada vez que venía lo dije. Nunca antes tuve conversaciones con Palestino. Acá estamos. Qué mejor que hacerlo con Palestino. Nos tenemos un cariño mutuo. Sería ideal”, se ilusiona Luis Jiménez.

En tanto, Matías Campos alude a la reacción que han tenido los floridanos desde que asumió Juan José Ribera como entrenador. “Nosotros tuvimos un primer semestre muy irregular. Parar para el Mundial nos sirvió mucho. Tuvimos una intertemporada, de cuyos frutos estamos disfrutando. Esperamos con mucha ilusión. A principios de año, no estaba pensado. En el segundo semestre, sí teníamos objetivos. No queda más que disfrutar lo que hemos logrado. Es una ilusión grande, para mí y mis compañeros. Por supuesto se nos viene a la cabeza. Fue parte del plantel que disputó torneos internacionales, con Villanueva y Rieloff. Ellos tuvieron muy buenas actuaciones, pero no pudieron conseguir nada. Nosotros, sobre todo los de casa, lo soñamos”, afirma el carrilero.

Ivo Basay se refiere a la dificultad que representa enfrentar a Audax en la cancha sintética de La Florida. “No es un argumento que nos va a afectar”, asevera el Hueso. “Somos profesionales, no habrá ninguna dificultad”, añade Jiménez. En sentido contrario, Campos se refiere a lo que implica jugar en esta época del año en La Cisterna. “La primera dificultad la propone siempre el rival más que el estadio. Será un día con calor, una buena cancha. Es el estadio que ha estado por siempre en Palestino. Me parece bien que jueguen ahí. Para mí es más tema Palestino como equipo”, enfatiza.

Ambos técnicos refuerzan la importancia del duelo. “Disputar un torneo internacional es parte de los objetivos que tiene cualquier técnico. No sé cuántos jugadores profesionales tienen la oportunidad en su carrera de disputar una final. Se tiene que enfrentar como se merece”, sostiene Basay. “Sería un orgullo ganar. Somos un cuerpo técnico de poca experiencia. Ivo tiene mucha más experiencia. Sería un honor poder disputar una copa. Nos tocó dirigir contra Botafogo la vuelta de la Copa. Empatamos 1-1 en Brasil. Hicimos un buen trabajo”, dice Ribera.

 

 

 

Seguir leyendo