Bonacic: "No clasificar a Tokio fue un fracaso"

Dusan Bonacic

El líder de los Guerreros Rojos sufre hasta las lágrimas por la oportunidad perdida.


El capitán chileno, Dusan Bonacic (24 años), como de costumbre fue quien más brilló por parte de Chile en el Preolímpico, pero se quedó igualmente con un pie abajo del vuelo a Tokio. "Fue un campeonato duro, desde el primer día. Nos pegó duro la derrota contra Venezuela, sobre todo en la moral y en el ánimo. Pero hay que quedarse con lo bueno, que demostramos que solo fue un mal día, que perdimos contra ellos y contra Perú y Colombia pudimos mostrar jerarquía, llevándonos los partidos", comenta.

La derrota ante Venezuela los mató muy temprano.

Quizás fue una apuesta jugar con Venezuela el primer día, por agarrarlos sin rodaje y nervios de debut, que como nosotros, ellos también lo sentían. Pero bueno, jugaron mejor. No se nos dieron las cosas, ellos fueron mejores ese día.

¿Cómo pasan las penas?

Es difícil. Creo que el vóleibol es uno de los únicos deportes donde juegas todos los partidos seguidos. Terminamos a las tres de la mañana, sin ganas de comer ni dormir, y al otro día tienes que salir a la cancha a ganar. No solo por la camiseta o por Chile, sino que por todo este Arena Monticello y la gente que nos siguió por todas partes. Es duro, pero así es esto.

El objetivo de clasificar a Tokio no se cumplió.

Obvio, fue un fracaso. No cumplimos el objetivo que nosotros mismos nos propusimos. Nadie nos amenazó diciendo que teníamos que ganar, nosotros mismos dijimos que queríamos clasificar y teníamos que ganarles a todos; y no lo hicimos.

¿Influyeron las bajas o sería excusa decirlo?

Sería excusa. Hablar de lo que hubiera sido, para mí es excusa. Hay que afrontar las cosas como son. Se nos lesionó un jugador importante (Sebastián Castillo), pero estoy seguro de que Jaime Bravo y Lucas Lavín después de este torneo van a ser otros jugadores, porque se la bancaron. Cometieron errores, como todos, pero se la bancaron. Con su corta carrera se pusieron la camiseta de Chile y le pusieron huevos.

¿Cómo fue ver que perdían la chance de clasificar a los JJ.OO. a horas de jugar ante Colombia?

Estábamos en el hotel. No vimos cada punto, solo cómo terminaba cada set. Cuando supimos que no teníamos chances de clasificar, la única motivación que nos quedó fue ganar por la camiseta, por Chile, para que Colombia no nos festejara en la cara. Sobre todo por la gente que nos vino a alentar todos los días y la que nos vio por la tele.

Con futuro

¿Son la generación dorada del vóleibol nacional?

Nosotros somos los mejores jugadores de Chile y vamos a seguir siendo los mejores jugadores de Chile. No voy a mencionar las cosas que hemos hecho, ni nada,porque esta selección sigue y no termina aquí. Eso sería hablar del pasado, hay que hablar del presente y de lo que viene.

Son un equipo joven para llegar a los Juegos subsiguientes.

Sí. De los que terminamos jugando, el más viejo tenía 25 años. Y bueno, antes de esos Juegos Olímpicos, hay un Mundial y los Panamericanos de Santiago. Hay muchas cosas por delante. Se nos fue esta chance, habrá que comérsela, digerirla, analizar y seguir. La vida sigue.

Comenta