Francisco Sagredo

Francisco Sagredo

El Deportivo

Buenas sensaciones

Photosport

Sexto partido de Reinaldo Rueda con Chile y la Selección mostró cosas interesantes y repitió falencias ante Corea del Sur.

En lo positivo se confirmó la solidez de Arias en el arco, la fortaleza defensiva, el buen juego aéreo en ambas áreas y esa capacidad incombustible de los referentes de siempre: Isla, Medel, Aránguiz y Vidal están a otro nivel y no hay recambio que los pueda discutir. Buen examen para Lichnovsky y Valdés, ambos aprobaron en Suwon.

En deuda la capacidad de finiquito, la elaboración ofensiva para los delanteros (Rubio casi no la tocó), el lateral izquierdo (¿hasta cuándo las chances para Albornoz?) y la actuación de Sagal, un indiscutido para Rueda que no termina de convencer.

En términos generales el saldo es positivo. Chile fue protagonista, tuvo las mejores chances y se paró bien ante un rival mundialista, que jugaba en casa y propuso mucha intensidad. El equipo no vuela como en los tiempos más felices, pero muestra una evidente mejoría comparado a la última etapa de Pizzi. Porque de eso no hay que olvidarse: esta misma generación extraordinaria es la que terminó jugando a nada con el hoy DT de Arabia Saudita. Con esa realidad se encontró el colombiano.

Capítulo aparte para Arturo Vidal. Frente a los coreanos fue el mejor del equipo a pesar de jugar en una posición distinta. Más adelantado e incluso ubicándose como piloto de ataque en algunos momentos, hay consenso en que el mejor Vidal es el que aparece desde atrás, rompiendo líneas como volante mixto. Pero el tipo es un crack y se las arregla para destacar donde sea. El tema es que si Rueda lo retrasa a su posición natural, ¿qué hace con Medel y Aránguiz? ¿Saca a alguno? No puede, son fijos. Quizás la respuesta venga por un cambio de esquema, renunciando al 4-2-3-1 para jugar con cuatro volantes y dos puntas por ejemplo. Ahí hay un tema que el técnico deberá dilucidar.

El terremoto en Japón impidió sumar otro ensayo, hubiera sido útil. Ahora habrá que esperar hasta octubre en la gira a Norteamérica para enfrentar a Perú y México. Será otra oportunidad para que Rueda siga confirmando certezas y buscando respuestas. Por ahora el saldo es positivo.

Seguir leyendo