Chilenos, lejos de la punta en el PGA latino de Buenos Aires

Gustavo Silva y Guillermo Pereira deberán luchar este sábado para entrar al grupo de los 20 mejores del Cañuelas Championship, que tenía seis punteros.


La paridad ha sido el sello que ha marcado las dos primeras rondas del Molino Cañuelas Championship, segundo evento de la temporada 2019 de PGA Tour Latinoamérica. Seis jugadores empatan en lo más alto del tablero de líderes con un total de siete bajo el par. Cinco de ellos concluyeron el viernes sus respectivas rondas, mientras que el colombiano Andrés Echavarría tuvo que suspender su presentación por falta de luz a las 18.45.

Los otros líderes eran los estadounidensee Patrick Flavin y Ryan Baca, el canadiense Wil Bateman y el local Clodomiro Carranza.

Entre los chilenos, el mejor es Gustavo Silva, quien marchaba 24º, con -4,. mientras que Guillermo Pereira estaba 42º, con -3. Cristóbal del Solar (+1) falló el corte, mientras que Horacio León se retiró durante la segunda jornada.

“Las salidas se retrasaron 40 minutos y es un campo en el que no se puede jugar rápido. Llegamos con la última luz del día y la verdad los greens estaban muy pisados. Preferí marcar la bola porque no veía nada. Me siento cómodo y aunque no todo es perfecto tengo un plan de juego. Estoy tratando de evitar los búnkers”, dijo Echavarría, quien viene de empatar el puesto 35 en el Buenaventura Classic.

Por su parte, Roebuck, quien fue el último jugador en ingresar al field el lunes a la noche, finalizó su ronda con águila para firmar un positivo 67. “Tuve un gran día sobre el green a pesar de que no sentí que le pegué bien a la bola”, dijo el inglés de 32 años, quien ya fue miembro del Tour en 2016. En ese año jugó 13 eventos y superó solo tres cortes.

Una de las grandes sorpresas de la semana la han dado los novatos Ryan Baca y Patrick Flavin (fue medallista del Torneo de Clasificación en Brasil). Los dos han demostrado que pueden ser protagonistas este año y en Cañuelas puede ser un primer paso para eso. “Debo haber metido más de 100 pies de putts, la verdad que no estuve muy preciso desde el tee pero luego me salvé y metí mucho”, dijo Baca, oriundo de Texas, Estados Unidos.

Carranza se presentó con un 6-bajo par 66 en parte gracias a un comienzo fantástico de cuatro birdies en los primeros seis hoyos. “Aproveché los par-5 y tengo la ventaja de haber jugado muchas veces este campo en el pasado”, señaló el ganador del Zurich Argentina Swing en 2018. El jugador de Córdoba ya sabe lo que es ganar en el Cañuelas Golf Club. En 2017 se impuso en la cita cumbre del Ángel Cabrera Tour.

Seguir leyendo