El Club Social frena los planes de ByN

ESTADIO MONUMENTAL

El CSyD reacciona tras la petición de la concesionaria de aumentar su mandato en Colo Colo: "No estamos de acuerdo con extender el contrato de concesión".


El nuevo Monumental vive días de definiciones, fundamentales para la concreción de un proyecto de remodelación avaluado entre 40 y 60 millones de dólares. En la reunión de directorio del pasado 25 de septiembre, en la mesa se pidió estirar la concesión de Blanco y Negro con el argumento de garantizarles estabilidad a los posibles inversionistas que aporten financiamiento bajo el sistema de naming rights o denominación de marca. Algunas voces sugieren estirar la concesión en al menos 13 años, que se sumarían a los 17 restantes para que expire el contrato.

En la cita de la semana pasada se le solicitó al Club Social y Deportivo que presentara una respuesta formal a esta idea en el próximo encuentro, fijado para el 30 de octubre. Sin embargo, antes de ese plazo ya han salido voces anunciando el tenor de la contestación. Marcelo Barticciotto, asesor externo de la Comisión Estadio, el guardián de los hinchas, saltó nada más conocer el plan a través de La Tercera. "La concesión no se toca. Fue lo primero que se habló con Aníbal. Es una condición".

Edmundo Valladares, presidente del CSyD, que ayer se mostró huidizo con el asunto, ayer ya reconoció las intenciones de ByN: "Algunos directores me dijeron que necesitaban oficializar la postura institucional, ante lo que respondí que no teníamos ningún problema al respecto".

Y se alía con Barticciotto. La respuesta será negativa: "Lo dijimos desde la primera reunión informativa relativa a este tema, junto a socios y socias; no estamos de acuerdo con extender el contrato de concesión. Además, entendemos que ello es innecesario, ya que el propio contrato contempla un mecanismo de renovación automática por otro período, en el que cambiaría la distribución de la propiedad accionaria, dependiendo de si a la fecha la sociedad anónima ha pagado la deuda fiscal, quedando un 51% o un 99% por ciento de esta en poder del Club Social y Deportivo Colo-Colo, dependiendo del caso".

ByN, que había anunciado viajes a Argentina y Uruguay para aprender de las experiencias de remodelación de estadios, suspendió la expedición hasta tener una postura clara frente al tema. Según miembros del directorio, si la extensión de la concesión no se aprueba, la reforma del Monumental corre peligro.

Valladares espera que el financiamiento de la mejora del estadio no sea una simple excusa de ByN para extender la concesión: "Confiamos en que no sea así. Hemos puesto toda nuestra voluntad y disposición para conseguir el mejor modelo de negocios posible, un modelo propio para Colo Colo, que respete nuestra identidad y que garantice mejores instalaciones para el fútbol, las ramas deportivas y los socios y socias de este club, quienes entendemos son el capital más valioso y trascendente de la institución".

Por ahora, el timonel admite que el Club Social no ha definido una alternativa a la propuesta. "Eso tendremos que analizarlo internamente y discutirlo. Pero lo primero que necesitamos es terminar de definir el modelo de negocios que permita concretar el proyecto, cuáles son sus reales necesidades de financiamiento, qué pasará con nuestro centro de entrenamiento, etcétera. Hay muchas cuestiones relevantes que dilucidar antes de hablar de alternativas a la extensión de la concesión", cierra.

Los planes de Mosa y ByN se tambalean. El Club Social tiene claro que no va a transar. El futuro del nuevo Monumental queda en el aire.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.