El fútbol vs. los otros deportes, las dos caras de la vuelta a los entrenamientos

Algunos de los deportistas que este viernes se hicieron sus exámenes PCR.

Mientras el balompié experimenta un regreso protocolizado y bien ordenado, el resto de la actividad convive con dispar suerte y con reclamos de dirigentes y atletas.




El fútbol ya vive su segundo día desde que recibió la autorización para regresar a la actividad. Con protocolos bien establecidos, toma de exámenes y lineamientos generales. Una realidad muy opuesta a la del resto del deporte de alto rendimiento, donde incluso se cuentan algunos con aspiraciones olímpicas. Entre uno y otro, dos mundos muy opuestos de organización, recursos, dinero y preparación.

La vuelta a la alta competencia ha encontrado situaciones para casi todos los gustos. Desde deportistas que sienten que injustamente no fueron incluidos por sus federaciones en el listado de personas autorizadas a desplazarse para entrenar, hasta líos internos. También entrenadores que no podrán acompañar a ciertas disciplinas individuales, por privilegiar a sus dirigidos, porque el número de habilitados por las autoridades para todos los otros deportes asciende a 250, mientras que el fútbol por sí solo tiene más de 1.000.

“No nos sorprende que el fútbol tenga ventajas, porque siempre es así. Para cualquier gobierno, el fútbol siempre ha sido prioritario. No es nada nuevo. El número de 250 deportistas no sé de dónde sale. Es arbitrario, pero eso demuestra que el fútbol está mucho más organizado, porque es un deporte profesionalizado”, señala Juan Luis Carter, presidente de la Federación Atlética de Chile.

El timonel de esa disciplina dice que en su caso hay atletas que quedaron sin entrenadores, porque el número no dio. “Tuvimos que bajar también a algunos atletas y ceder en beneficio de lo que eso significa. No sé si el fútbol cedió a alguno”, se pregunta.

En ese sentido, Carter es crítico: “Acá se tomó un número de 250, pero no sabemos en qué se basaron”. Dice, además, no entender por qué unos sí y otros no y esgrime detalles como las características de cada práctica: “El fútbol es un deporte de roce, pero en el fondismo los atletas entrenan solos y están mucho mejor dadas las condiciones para la práctica. Entonces, no se entiende el criterio”, dice, y agrega: “Es un buen paso, sabemos que el número después va a ir aumentando, pero son las preguntas que hay que hacerse en estos casos”.

Y así como el atletismo se siente perjudicado como disciplina, hay otros que se sienten afectados como deportistas individuales. Uno de ellos es Oliver Elliot, nadador chileno que ya ha estado presente en dos Juegos Olímpicos y que busca meterse en los de Tokio, pero que no figura en la lista que la Federación Chilena de Deportes Acuáticos, donde reside la natación, hizo llegar al Mindep.

“Me sorprendió, porque en cuanto la ministra dijo que iba a haber un permiso especial para los deportistas de alto rendimiento, los clasificados a Tokio y los que podían clasificar, dije ‘listo’”. Sin embargo, esto no fue así.

Elliot, poseedor de tres récords nacionales en piscina larga, ve problemas en su federación. “Ellos saben que estoy a 20 centésimas de clasificar. El que está encargado de esta lista es una persona de la federación y esa persona no quiere que yo vaya a los Juegos Olímpicos; él está apostando 100% por otros deportistas que están igual que yo, a 50 centésimas, a un segundo”.

“Mi entrenador me dijo que estuviera tranquilo, él tuvo una reunión con el head coach de la federación y ahí se explicó que fue por un tema de ranking de los Juegos Panamericanos, que no lo vieron por temas de tiempos. Pero debieron verlo por cuáles estaban cerca de hacer la marca. Tienen que haber otras cosas por detrás. Creo que simplemente no me quisieron considerar porque no quieren que vaya a los Juegos Olímpicos, es así”, dice Elliot, quien se resigna: “Si no me tocó ahora, me tocará en la lista de un par de semana más”. Cuenta, además, que está moviendo por su cuenta permisos con la Seremi de Deportes de Valparaíso, que es donde vive. “Por mientras, entreno en casa”.

Desde la Fechida retrucan a Elliot y señalan que “los nominados en esta primera etapa son los que tenían en su preparación los preolímpicos para clasificar”.

Pero también hay deportes que, aunque se quedaron afuera, advierten sobre las dificultades que tendrán para cuando les toque regresar.

“Preocupa quién va a pagar los costos de la vuelta, porque hay que tener una persona al ingreso tomando la temperatura, de la limpieza de vestuarios, de pista, sanitización, del alcohol gel; si es que se va a sumir a través de Mindep o del Minsal, pero es difícil para clubes o selecciones estar en un protocolo de pandemia ideal, siendo que la realidad dista mucha veces de ello”, reseña Rodrigo Quintanilla, head coach del hockey patín.

También están los deportistas que recibieron la autorización, pero aún con ciertas dudas: “En nuestro caso estamos bien. Nos autorizaron los deportistas y entrenadores necesarios. Nos hicimos un PCR hace como diez días, pero nos haremos otro. Espero que lo gestionen para antes del lunes, porque necesitamos empezar ya. De hecho, se nos había dicho que el jueves (ayer) empezábamos, pero ahora nos dijeron que el lunes. La idea es no seguir aplazando eso, porque en mi caso, compito en 42 días en Rusia y necesito volver a remar lo antes posible. Cada día cuenta. Siento que tiene que ser ya. Si se aprobó, tiene que agilizarse el proceso para que podamos entrenar lo antes posible, no que pasen los días, al menos, para los que están clasificados a los Juegos Olímpicos”, dice María José Mailliard, canoísta chilena clasificada a los Juegos de Tokio.

En el tenis, por ejemplo, ocurrió que no figuraban los entrenadores de Gonzalo Lama y Bastián Malla, pero luego decidieron incorporarlos porque Tomás Barrios y su técnico, presentes en el listado original de autorizados, están en Chillán y en ese lugar no hay cuarentena.

“La prioridad (para el retorno) la tienen los atletas con opciones de ir a los Juegos Olímpicos. En el caso nuestro, nos permitieron a los jugadores que tienen la posibilidad de jugar challengers para sumar puntos hasta junio del 2021, que es la fecha del cierre del ranking”, reseña Sergio Elías, presidente de la Federación de Tenis.

Consultado por la disparidad de situaciones entre el fútbol y el resto de los deportes, desde el Comité Olímpico optan por la diplomacia: “Creo que no corresponde hacer una comparación. La autoridad ha otorgado un número importante de permisos dentro de un proceso gradual: estoy seguro que si la situación en nuestro país sigue mejorando y nuestros deportistas y entrenadores son responsables con su regreso a los entrenamientos, ese número puede ir aumentando”, señala Miguel Ángel Mujica, timonel del Coch.

El mandamás del Comité Olímpico explica que la mañana de este viernes comenzó la toma de muestras de algunos de sus deportistas en un sector especialmente habilitado en una clínica privada con la que tienen convenio.

De todas formas, el dirigente dice entender a quienes vieron frustradas sus aspiraciones de regresar a entrenar como antes. “Este es un primer paso, una primera etapa en el regreso paulatino a los entrenamientos. Es comprensible que todos los deportistas y todos los entrenadores quieren volver”. Sobre el reclamo de la Federación de Atletismo, Mujica dice que ésta “no ha hecho ningún comentario al respecto a nosotros ni al equipo técnico del Plan Olímpico”.

En tanto, desde el Ministerio del Deporte son tajantes: “Comprendemos que todos nuestros deportistas deseen volver lo más pronto posible a sus entrenamientos, es por eso que llevamos trabajando durante cuatro meses para dar este primer paso; el retorno a los entrenamientos, en zonas de restricción de desplazamiento, de un grupo reducido de deportistas, entrenadores y head coaches de alto rendimiento”.

Agregan que “los criterios de selección se establecieron desde el Plan Olímpico, privilegiando en esta etapa a clasificados a Juegos Olímpicos y Paralímpicos, a quienes estén en vías de clasificación a este evento, y a quienes tengan preolímpicos, mundiales y panamericanos confirmados en los próximos meses”.

“Esperamos, según el comportamiento de la pandemia, ir dando nuevos pasos e incorporar más beneficiarios a este permiso especial”, cierran desde la cartera.

Comenta