El Halcón caza su primera estrella: Defensa y Justicia conquista la Sudamericana

FOTO: REUTERS.

El equipo que dirige Hernán Crespo goleó por 0-3 a Lanús en el Mario Alberto Kempes y se adjudicó el torneo internacional, sin registrar derrotas. Adonis Frías, Braian Romero y Washington Camacho, los autores de los goles.




Defensa y Justicia se consagró campeón de la Copa Sudamericana 2020. El Halcón, verdugo de Coquimbo Unido en las semifinales del torneo, goleó por 0-3 a Lanús y conquistó invicto el primer título de su historia a lo grande. Antes, solo había conseguido, a nivel argentino, la Primera D, en 1982, la Primera C, en 1985 y la Primera B, en 1997.

Los dirigidos por Hernán Crespo se apropiaron de las acciones desde el inicio. Con transiciones veloces y una gran presión sobre el oponente, dominaron el cotejo y se instalaron en terreno contrario. Y pese a que las situaciones de gol no les abundaron, sí asumieron el protagonismo del encuentro ante un Granate que se vio desconectado y que poco pudo hacer ante el sólido juego de su adversario.

El Halcón estaba mejor en el Mario Alberto Kempes y así lo reflejó en el marcador. Con una conquista que comenzó con una obra de arte. Un soberbio taco de Francisco Pizzini que encontró a Braian Romero y, de paso, dejó expuesta a la defensa rival. El ariete envió un busca pie al área que un exigido Walter Bou transformó en una asistencia notable. Adonis Frías aprovechó lo que era prácticamente un penal en movimiento y, con un latigazo, puso el 0-1.

La tónica se mantuvo en el complemento. Defensa y Justicia siguió manejando el cotejo, ante un Lanús que cada vez se nublaba más y exhibía groseros errores en las salidas. Fue así como, precisamente, cayó el segundo tanto de la jornada. Una desconcentración en el fondo de Alexis Pérez que terminó como el mejor de los regalos para el goleador del torneo. Romero quedó mano a mano con el meta Lautaro Morales y lo venció con un picotón de primera clase.

El conjunto del Gran Buenos Aires se dedicó a administrar los minutos restantes, dándose el lujo de rotarle la pelota a un rival que nunca consiguió meterse en el encuentro. El primer título de su historia estaba ahí y cualquier equivocación podía levantar la esperanza a un Granate que seguía perdido, sin respuesta alguna.

Washington Camacho cerró la goleada y dio inicio a los festejos para el mejor equipo de la Sudamericana 2020. Una escuadra que no registró ni una sola derrota en el certamen y que no decayó en el encuentro definitivo. Ante un equipo que no era sencillo, por cierto, porque ya había ganado la competencia en 2013. Pero nada pudo arrebatarle la estrella al Halcón, que nunca paró de cazar la gloria.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.