El capitán del Aston Villa rompe la cuarentena y choca por manejar en pantuflas

Jack Grealish, quien horas antes había grabado un mensaje para instar a los hinchas a cumplir el confinamiento, protagoniza el accidente después e asistir a una fiesta.




Inglaterra también está siendo golpeada por el coronavirus. En el país británico también rigen las restricciones al desplazamiento y la competencias deportivas están suspendidas. La Premier League es una de ellas. Incluso sus principales figuras han realizado llamados a respetar el confinamiento. Jack Grealish, capitán del Aston Villa había sido una de ellas. Ahora, es el protagonista del escándalo de la jornada, por haber violado la cuarentena para asistir a una fiesta y haber estrellado su vehículo por una circunstancia bastante peculiar: conducía en pantuflas.

“Sólo quiero hacer un vídeo rápido para decir lo profundamente avergonzado que estoy de lo sucedido el fin de semana. Sé que es un momento difícil para todos estar encerrados durante tanto tiempo. Recibí una llamada de un amigo que me pidiera que fuera con él y accedí estúpidamente. No quiero que nadie cometa el mismo error que yo. Espero que todos acepten mis disculpas y que en un futuro cercano podamos disfrutar nuevamente juntos”, se excusó Grealish a través de las redes sociales.

Sin embargo, ese arrepentimiento no le eximirá de potenciales sanciones. El club anunció una investigación. “Estamos profundamente decepcionados porque uno de nuestros jugadores ignorara los consejos del Gobierno sobre quedarse en casa mientras dure la crisis del coronavirus. Nuestro capitán entiende que su decisión fue incorrecta e innecesaria. Por tanto, será multado y todo lo que se recaude será donado a The University Hospitals Charity en Birmingham”, comunicó formalmente.

Comenta