Fuenzalida: "El partido ante Colo Colo no nos afectará nada… el año recién comienza"

José Pedro Fuenzalida

Foto: Agencia Uno.

El capitán de Universidad Católica da vuelta la página de Copa Chile y se ilusiona con una buena temporada, donde pelearán el tricampeonato y la Copa Libertadores.


Ya son nueve años los que lleva José Pedro Fuenzalida defendiendo los colores de Universidad Católica, interrumpidos por ocho temporadas que se distribuyen entre Colo Colo, Boca Juniors y O'Higgins. En su carrera, al Chapa le ha llovido el éxito, pero este año, con Ariel Holan en la banca, lo arrancó con el pie izquierdo.

Al mediodía del domingo arribaron los cruzados a Santiago. Se hubiesen quedado en Temuco hasta la final de este miércoles si hubiesen vencido a los albos, pero el destino no los quiso en la sureña ciudad. Los de Macul también volvieron, casi a la misma hora; pero ni hablar de compartir vuelo. El orgullo del bicampeón del fútbol chileno, a pesar de estar dañado, se antepone.

Los más jóvenes del plantel precordillerano abandonan el aeropuerto cabizbajos. Son sus primeros clásicos y las derrotas borran cualquier rastro de sonrisa. Los más experimentados lo asumen con firmeza y dan vuelta la página. De ese grupo es Fuenzalida, que camina con su tranquilidad característica mientras conversa con un par de compañeros. No de fútbol; de la vida. La tristeza quedó superada antes del regreso a la capital.

"Perder cualquier partido duele, más allá del rival. Duele porque era una semifinal y porque teníamos el partido a favor nuestro", lamenta de todas formas el lateral de los cruzados, que conversó con La Tercera tras su llegada a la capital.

Pero pese a la caída, y la opción desvanecida de alzar un nuevo trofeo, el bicampeón de América con Chile prefiere sacar cuentas alegres: "Creo que el partido, en general, fue muy positivo para nosotros, más allá del resultado. Creo que merecimos más, pero bueno, quedo conforme con lo que hemos trabajado y cómo llevamos a cabo el partido. Tenemos hartas ganas de seguir mejorando para iniciar el Torneo Nacional y todo lo que venga", dice.

La Copa Chile era una prioridad en el camarín cruzado, cuenta el ex Boca para explicar el dolor que menciona, descartando que este aumente al ser un clásico rival quien los eliminó del certamen. "Perder cualquier partido duele, más allá del rival. Duele porque era una semifinal y porque teníamos el partido a favor nuestro", considera.

Borrón y cuenta nueva

Olvidado el encuentro ante los dirigidos por su ex técnico, Mario Salas, a quien abrazó antes del pitazo inicial en el Estadio Germán Becker, el Chapa da vuelta la página y ya piensa en la opción del primer tricampeonato con el club de sus amores. "El partido ante Colo Colo no nos afectará nada. Duele porque es una semifinal de Copa Chile, pero el año recién comienza. Tenemos muchas ganas de mejorar, enfocados en lo que viene", explica el capitán del cuadro de la franja.

Tras la partida de Gustavo Quinteros al Xolos de Tijuana, el club fichó a Ariel Holan con el fin de seguir con los éxitos en el fútbol nacional, además de meterse en la disputa de la Copa Libertadores, donde los equipos chilenos han sido deficientes en los últimos años. Al menos para el capitán, el DT ha aprobado en sus primeros meses en San Carlos de Apoquindo. "Su trabajo me ha parecido muy bueno, hemos trabajado mucho. Ayer se vio un equipo que está bien trabajado a pesar de que llevábamos solo tres semanas de entrenamiento. Estamos muy ilusionados por lo que pueda venir", manifiesta Fuenzalida.

A sus 34 años, Chapadios, como lo llaman los más fanáticos, ha demostrado casi todo. Por volver a la Roja, por ejemplo, de cara a la Copa América y las Clasificatorias, ya ni se inquieta: "Siempre lo he dicho, lo primero es el club, demostrar un buen rendimiento acá, y si eso me lleva a estar en la Selección, bienvenido sea", confiesa.

De estar la opción de una nominación por Reinaldo Rueda, se complicaría al desempeñarse en la posición donde jugó su primer partido del año, de lateral derecho. Allí la Selección tiene competencia, no así en el extremo del ataque, donde siempre es candidato. Por el momento, dice ser materia dispuesta para el nuevo cuerpo técnico de la UC. "Vamos a ver, ayer me tocó jugar de lateral. Uno se debe adecuar al equipo y al técnico, él es el que toma la decisión de dónde uno tiene que jugar. Más allá de lo que me guste, me importa jugar donde el técnico sienta que yo soy un aporte, y obviamente donde yo también sepa que soy un aporte", sentencia.

El Chapa se despide para abordar el bus hacia San Carlos de Apoquindo y descansar durante la tarde de un día domingo. Esta semana ya comienzan los entrenamientos con la mira en el Torneo Nacional, donde los actuales campeones debutarán ante el recién ascendido Santiago Wanderers, este domingo, en Valparaíso. Ahí, el lateral (o puntero) volverá a liderar a los cruzados en una nueva temporada. Los desafíos: lograr el tricampeonato y luchar por meter en su vitrina, por primera vez, una copa internacional.

Comenta